eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

lunes, 11 de julio de 2011

Crónica del BBK Live 2011 (Bilbao, del 7 al 9 de Julio 2011)

No todo es rock en los festivales. Ni creo que deba serlo.
Un festival es un homenaje a la música pero también a la farándula, al buen rollo, al espectáculo, al sentimiento común de ser uno solo gritando las letras de las canciones junto con 30.000 voces más.
No pude ver a todas las bandas, y lamenté de veras perderme algunas, pero ya tendré otra ocación para ellos.
Entrada principal al BBK Live 2011
Quizás algunos grupos no estén (aún) a la altura de los cabeza de cartel del BBK Live de este año, pero contribuyeron a que esta edición fuera grande, no con respecto a las ediciones anteriores de este festival, sino a todos en general.
Cartel del BBK Live 2011


DÍA 1 - Jueves, 7 de Julio de 2011

Los Beady Eye tocaron bien, saben hacerlo, y Liam estaba contento, se le notaba, dentro de su peculiar estilo de "yo nunca estoy contento". Es una leyenda y lo sabe, y la gente le trató como tal. Pero las nuevas canciones no son Oasis. Probablemente ya nunca lo sean, pero ¿esas obras maestras que hicieron se perderán  para siempre de los directos?. Su sonido fue bueno y la interpretación también, pero faltó algo.
Liam Gallagher mostrando su felicidad sobre el escenario principal del BBK Live

 
Debbie Harry lo intentó, pero no tiene ni cuerpo ni voz, pero el público le agradecimos el esfuerzo. Y sobre todo valoramos la oportunidad de agradecerle la herencia que ha dejado, el estilo, el desparpajo que tantas has imitado. En cualquier caso, Blondie, sonaron bien, incluso sorprendieron, su guitarra solista,  Tommy Kessler , es bueno, muy bueno, y se lució (el nombre lo he buscado en al wiki). En cualquier caso, oir Heart of Glass en directo, un clásico como ese, me emocionó.
Blondie

 
Luego llegaron los Coldplay. Nunca he sido muy fan de Coldplay, pero el concierto que dieron fue impresionante, espectacular..., cuatro amigos en el escenario disfrutando de lo que hacían, con una complicidad y una pasión en la interpretación tan grande que contagió rápidamente al público... Sentí eso que se siente, cuando la música te emociona y piensas "que suerte tengo de estar aquí", "cómo me gusta la música" y "por culpa de gente como esta, me enloquece la música", las versiones de sus canciones más clásicas, en directo, fueron mejoradas de una forma que nunca se conseguirá en un estudio. Un Chris Martin absolutamente entregado, que los casi 30.000 que estábamos allí, no olvidáramos nunca ese día. Solo quiero añadir que Viva la Vida, creo que fue el peor tema del directo, y eso que es mi tema favorito de la banda.
Coldplay

Chris Martin apasionado

 
Mi gran decepción fueron Crystal Castles, que era una de las bandas que más me apetecía ver. No se si fueron problemas de sonido o incapacidad en directo de mostrar las melodías oscuras y perturbadoras de sus discos, pero el concierto se redujo a un espectáculo pobre en todos los sentidos, y con un sonido de graves y base rítmica constante, en la que nunca dio la sensación de que hubieran cambiado de tema, y un juego de luces, que impresionó solo en su último tema, en un apoteósico final, que no arregló el conjunto del concierto.
Crystal Castles


DÍA 2 - Viernes, 8 de Julio de 2011
Noisettes, cuyos discos tengo trillados, me parecieron divertidos y bailongos sin más, bueno.., para pasar el rato.  El desparpajo y excentricidad de su guapísma cantante Shingai Shoniwa, hizo que no fuera un desastre, por que el grupo tiene canciones para hacer más de lo que hicieron. Les faltó algo, quizás creérselo ellos mismo, quizá fuera la hora, era de día, no se.... otra vez será, supongo.
Noisettes
The Mars Volta, ya sabía que me gustarían. Musicazos espectaculares pasándoselo bien haciendo free rock-jazz-swing-pop-funk, resumiendo: haciendo MÚSICA. No música de los 40 principales, ni del mainstream, pero demostrando que hay otras músicas más allá de los superventas, y de la que se puede disfrutar en directo. Poca gente, estaba allí con ellos, pero a ellos les dio igual, y a los que les escuchábamos también. Era un lujo poder tenerlos ahí y los sabíamos. ¡Sublimes!
The Mars Volta

Más de lo mismo con TV on the Radio. Grandes músicos para un gran concierto de música. No se pueden comparar con The Mars Volta, pero si fueron más bailables, y ya empezaba a apetecer contonearse un poco. Por allí anduvo Shoniwa, presumiendo de vestido amarillo, y sabiéndose observada, no paró de lucirse con bailecitos y movimientos sexys. Notable alto para ellos.
TV on the Radio

Shingai Shoniwa (con vestido amarillo) bailando a los TV on the Radio

Llegó el momento del pop español. Vetusta Morla se presentaron como la gran banda española del momento, y salvo por dos momentos puntuales al principio del concierto y al final del mismo, a mi me dejaron indiferente, bajo una sesión multitudinaria de karaoque.
Vetusta Morla

Sinceramente, no les conocía y Mamba Beat me sorprendieron y mucho. Un ritmo frenético, rock electrónico de alta calidad y excelente interpretación, puesta en escena muy digna, lástima del escenario pequeño donde actuaron bajo 30 o 40 personas.
Mamba Beat

Tenía mucha ilusión por ver a Kasabian, pero al margen de escuchar sus canciones en vivos, y ver que no son nada malos y que tienen buenas maneras sobre el escenario, pero no me sorprendieron. No digo que no, ni todo lo contrario. Simplemente llegaron tocaron y ya está.
Kasabian
Cuando compré las entradas, en el cartel estaba Amy Winehouse. Yo ya la vi haciendo el ridículo en el Rock in Río de Madrid de hace 4 años, y aunque me encanta su música, no tenía esperanzas de que hiciera un buen concierto. No me sorprendió, ni me enfadó que suspendiera su actuación aquí.
Es más, cuando me enteré que los Suede le sustituían, solo puede dar gracias a los dioses.
Suede no defraudó: Elegantes sobre el escenario, potentes, convincentes, entregados, abrumadores, enseñando a los que habían comprado la entrada por Amy que había tiempo para el lamento de que esa señora no hubiera venido. Brett Anderson se salió: Interpretó cada tema como si le fuera la vida con ello. Ya me podía ir a casa y no ver más del BBK Live, ya había merecido la pena con lo que había gozado hasta ahora.
Suede
Pero no. Quedaba lo mejor. El tercer día.
Kaisier Chiefs, tuvieron (el honor y)  la mala suerte de tocar después de unos grandísimos Suede. Hicieron su concierto y yo se lo agradecí. Y el público también. Ricky Wilson sabía que lo tenía difícil, tras ver lo que había pasado en el escenario con Suede, y se entregó, lo intentó. Y fue un buen concierto de rock. Contundente, intenso..., algunos temas sonaron mejor que en sus propios discos. Con Ruby el público se volcó de una manera rabiosa... Había ganas de fiesta y se notaba. Fue digno de verse y estar allí. El público fue mejor que la banda.
Kaiser Chiefs

DIA 3 -  Sábado, 9 de Julio de 2011
  
Les Savy Fav, mejor dicho Tim Harrington, se metió al público en el bolsillo. Sus disparata actuación, sus payasadas y sus cambios de vestimentas o mejor dicho sus "desnudentas", y cutre-disfraces y su interacción con el público de manera directa, hizo que nadie se diera cuenta, que detrás había una banda de rock sucio, y que por cierto, tocaban muy bien, y que me pareció mejor de lo que están valorados. En cualquier caso, el festival entraba en su recta final y la gente se lo pasaba de miedo.
Tim Harrington de Les Savy Fav
Otra de las grandes decepciones del festival, fueron mis queridos (¿o añorados?) M Clan. Ese día, lo reconocieron en directo, tocaba la banda que mayor influencia tuvo en la banda... en sus orígenes. Ahora, los que fueron llamados los Black Crows españoles, no se parecen en nada a los Cuervos Negros. No es que fuera mal concierto, es que, como dice Jocker, ya no arriesgan nada, es como siempre, nada nuevo, y sinceramente creo que Tarque y Ruiperez ya no representan la grandísima banda que fueron con Campillo y los demás originales de la banda. Buenos músicos en el escenario interpretando canciones, y ahí se quedó la cosa.
M Clan
Una de las bandas por las que había comprado la entrada fueron Thirty Seconds to Mars. Y no me defraudaron. Sonido eléctrico y épico, rock moderno del siglo XXI, con un Jared Leto teatral, entregado al espectáculo, conocedor de su imponente atractivo físico y poderosa personalidad, se metió al público en el bolsillo, correteando de aquí para allá, mezclándose con la gente, hasta las zonas más insospechadas, saltando, dando giros sobre si mismo, con una indumentaria que en cualquier otro sería ridícula, y demostrando que además de todo eso, sabe cantar, que tiene una voz impresionante. Su hermano Shannon, un espectáculo a la batería. Si... También me gustaron mucho.

Jared Leto de Thirty Seconds to Mars
Jack Johnson, fue Jack Johnson. Repartió buenas vibraciones y buen rollo. Y todos quisimos que fuera nuestro mejor amigo. Sonreía y el público aplaudía. Sus músicos, excelentes y virtuosos, hicieron piña en el escenario y aquello fue una reunión de amigos: ellos arriba y nosotros abajo. parecía que habíamos para pasar un buen rato. Y así fue. Gracias por el relax, Jack.
Jack el "sonrisas dulces"
Y llegaron ellos... Señores.... ¡The Black Crowes!.
Una de las bandas que más me han gustado en toda mi vida estaban delante de mi. Pintas desaliñadas, barbas y melenas de naúfragos, ropa vaquera desgastada, delgadez extrema..., parecían una banda sacada de una fotografía del mítico Woodstock... y tocaron. ¡Y vaya si tocaron!. Lección magistral de rock and rollrock sureño del que son maestros, se colaba en tus venas y en tus pulmones, estabas respirando rock and roll. Los pelos se me pusieron como escarpias, y creo que me saltó alguna lágrima de la emoción tan fuerte que estaba sintiendo. Simplemente, soberbio. Alguien a mi lado, me dijo: "A mi estos viejos no me gustan", y solo le dije, "Escucha la música y espera.". Al final reconoció, que había sido lo mejor del festival.
Por allí estaba también el bueno de Jack, viendo a estos grandes.
Por esto, y por lo que había sentido en estos tres días, recordé por qué la música es mi pasión.
The Black Crowes

Y luego tocaron los The Chemical Brothers, que salieron al escenario empujándose entre ellos mismos, y el festival se convirtió en una discoteca gigante. La espectacular lámpara de araña móvil de luces que sacaron fue increíble. Sonido electrónico de una potencia y calidad brutal, imágenes y juegos de luces con una sincronización perfecta, espectáculo de modernidad asombroso. La lluvia los visitó y eso pareció acabar con todo la novedad, por que el sonido se volvió monótono, y pasó de ser sorprendente a aburrido. Quizás fue demasiado tiempo.
A oscuras, pero son ellos: The Chemical Brothers

La lámpara que iluminó a los Chemical Brothers
En resumen, creo que el espectáculo y la música que se escuchó en estos tres días, fue de un alto nivel de calidad en general, con cosas buenas, y cosas muy buenas. Hubo genio y figura, hubo teatro, hubo fuegos artificiales, luces de colores, pasión, buen rollo, vetaranía, juventud.. un homenaje a la vida, a la música...
Entradas del BBK Live 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada