eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

viernes, 4 de mayo de 2012

La Habitación Roja - Fue eléctrico (2012). Entrevista a Jorge Martí.

EL GRUPO

La Habitación Roja es un grupo de Pop Rock indie español, originario de la localidad valenciana de L'Eliana. Formado en 1995 por Jorge Martí y Jose Marco, a los cuales se uniría pronto Pau Roca, el bajo fue ocupado hasta el 2001 por Juanjo Espinosa, año en el que Marc Greenwood lo sustituye, conformándose ya la formación definitiva del grupo. Empezaron a darse a conocer en la escena musical valenciana al quedar ganadores del concurso Circuit Rock.


EL DISCO

El octavo disco de La Habitación Roja, Fue eléctrico (2012), guarda la frescura de sus primeros discos y sigue llegando dentro, te emociona, ...
Fue eléctrico (2012) es un disco lleno de pop que tiene cierto aire nostálgico y evocador, con un sonido que suena la música que se hacía en los años 80 y primeros de los 90.


La Habitación Roja - Fue eléctrico (2012)


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de La Habitación Roja?
Porque era y es un nombre sugerente, con mucho significado para mí y con múltiples connotaciones artísticas. La primera vez que salí de casa, a vivir en otra ciudad como estudiante, fue cuando tenía 20 años. Digamos que fue el principio de mi vida adulta y el destino Barcelona. Allí viví en un piso de la calle Notariat, cerca de Las Ramblas y en el salón del mismo era rojo. Un rojo intenso y apasionado, como la ciudad, las oportunidades y la vida que se abrían ante mis ojos. Además en esa época en la que despertamos a la vida adulta nuestras habitaciones son como nuestros templos. Las decoramos dejando nuestra impronta y nuestra personalidad, en ellas pasan las cosas más íntimas y maravillosas, en ellas nos refugiamos y a ellas volvemos en busca de consuelo y luz. Yo quería que LHR fuese de alguna manera todo eso: un lugar especial al que volver siempre.

¿Cómo consigue La Habitación Roja, no solo guardar la frescura de sus primeros discos, si no ser capaces de seguir sorprendiendo en cada nuevo disco que saca, y hacerlo mejor y diferente que el anterior, como acaba de pasar con este Fue eléctrico (2012)?.
Pues intentamos ser fieles a lo que nos gusta, a lo que sentimos, conscientes de que luego vamos a tener que defenderlo sobre un escenario o en un montón de entrevistas, pero lo más importante es dejarse llevar por lo que te sale de manera natural y a cada canción darle una producción que consiga sublimar su esencia. El resto supongo que lo hacen las melodías y las historias de carácter personal que hacen que cualquiera pueda sentirse identificado con ellas. Es importante la ilusión que nos provocan las canciones, porque ésta es la que hace que mantengamos la frescura y las ganas de seguir buscando la mejor canción de nuestra carrera. Mantener la ilusión aporta ciertas dosis de inocencia que son necesarias para afrontar cada nuevo proyecto. A pesar de llevar ya unos años en esto nos sentimos con más ganas si cabe, y eso es algo muy bonito y que se transmite sin duda.


Siempre habéis tenido cierta influencia y tendencia (cosa que no habéis ocultado), hacia el pop rock de los 80 y de los 90, con la inclusión de temas de esta época en vuestros álbumes de versiones, y ahora este nuevo disco, que tiene cierto aire nostálgico y evocador a la música de esa época, hasta incluso el título suena ochenteno, ¿Qué podéis decirnos al respecto?
LHR siempre ha tenido un pie en las fuentes, en los clásicos, desde los 60 hasta la música con la crecimos y desarrollamos nuestro gusto musical y nuestra sensibilidad, que ha sido básicamente música de esas dos décadas que mencionas. Nos sigue gustando la música que descubrimos en nuestra adolescencia, grupos como The Smiths, The Cure o REM, que hacían pop atemporal y que independientemente del tipo de producción siguen siendo canciones con plena vigencia y que gustan por igual a jóvenes y viejos. El otro pie siempre lo hemos tenido en la música contemporánea. Hemos escuchado la música del momento y esa, una veces nos influencia más y otras menos, pero siempre intentamos estar al día de lo que va saliendo y hay cosas que aplicamos a nuestra música. De todas formas siempre vamos a ser un grupo de canciones con querencia por las buenas melodías. Ése es sin duda el nexo de unión entre los cinco componentes de LHR.

Los títulos de vuestros discos no suelen dejar indiferentes, ¿por qué habéis elegido Fue eléctrico (2012) para este nuevo disco?
Queríamos que apareciera la palabra “eléctrico” en el título, o que al menos el diseño hiciera referencia a la electricidad. Algo excitante, intenso, especial e incluso arriesgado es lo que ha sido el dedicarse a la música y salir adelante. Tanto la preparación del disco como la grabación también fueron así. Después alguien sugirió en un mail, a modo de broma, lo de “Fue Eléctrico”, que salía en un episodio de “Muchachada Nui”. Un episodio que habíamos visionado cientos de veces en la anterior gira. La broma interna se convirtió en una seria alternativa para nuestro sello, pues no tenían ni idea de las connotaciones de dicho título, así que empezamos a pensar seriamente que sería un buen título.


En vuestro último disco Fue eléctrico (2012) encontramos canciones pop rock trasparentes y melódicas, tristes y melancólicas añorantes de tiempos mejores, donde las composiciones están muy trabajadas, y, como siempre, también las letras, llenas de frases directas, sin metáfora, en situaciones cercanas en las que todos nos podemos identificar.¿Quién compone en la banda? ¿Cómo trabajáis?
Bueno, algunas metáforas sí que hay (bastantes diría yo). Hay muchas canciones con doble sentido y están hechas así a propósito. Son historias cercanas y personales, historias que podríamos denominar pequeñas, pero que a su vez tienen un transfondo más universal y amplio. El método de trabajo habitual es seguir el instinto y la pista de una buena melodía o una letra que consiga transmitir un determinado estado de ánimo. Normalmente yo escribo el armazón de las canciones. Presento al grupo una serie de melodías y letras, unos acordes y una estructura primaria, que luego entre todos vamos trabajando y desarrollando. Vamos buscando los arreglos adecuados, los ritmos, las introducciones y puentes, y hacemos una estructura que consiga vestir adecuadamente, según la ocasión, a cada melodía y a cada letra. Uno se imagina la canción en su cabeza desde el principio, con todos los ingredientes, y básicamente de lo que se trata todo el proceso es de que el resultado final se parezca a esa idea primigenia que uno tenía en su cabeza.

¿Qué expectativas habéis puesto y qué respuesta esperáis de vuestro nuevo disco Fue eléctrico (2012)?
Pues nuestras expectativas son más bien ambiciosamente modestas. Sabedores de la difícil situación actual, nuestros deseos pasan por poder seguir haciendo discos y disfrutando del respaldo del público que tenemos y si es posible seguir reclutando adeptos a la causa como hemos ido haciendo año tras año. Poder sacar otro disco, poder hacer otra gira, poder volver a México y a Latinoamérica. Esas son las cosas que nos motivan. La respuesta ha sido muy buena. El disco ha estado en la lista de los más vendidos en España durante cinco semanas, más que ningún otro que hayamos sacado. Ha sido top 16, que no es cualquier cosa y la gira está funcionando muy bien en un entorno económico más hostil que nunca. Nuestras sensaciones son muy buenas y el grupo está sonando mejor que nunca.


Cantáis todos los temas en español, en un panorama musical donde parece que cada vez se impone más el inglés, ¿os habéis planteado esta posibilidad alguna vez?
No, no nos lo hemos planteado y no creemos que sea algo que vaya a suceder. Tal vez hacer un disco en valenciano sea algo que sí que contemplemos como posibilidad, pero lo del inglés, a pesar de que creo que lo haríamos con bastante acierto, no es algo que entre en nuestros planes ahora mismo.

¿Cuáles son los planes de La Habitación Roja para 2012?. Suponemos que girar el disco por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos?. ¿Eventos importantes? ¿Algo que podáis adelantarnos?
Tenemos por delante la gira de presentación más larga que hayamos hecho nunca. Luego haremos todos los festivales y conciertos que nos salgan en verano y a continuación completaremos las ciudades que nos hayamos dejado por hacer e incluso repetiremos en algunas. Queremos ir a México antes de que acabe el año y editar el disco allí, como hicimos con algunos de los anteriores. Tenemos varios vídeos en fase de preparación y tal vez grabemos algunas de las canciones que se han ido quedando en el tintero. Y nos quedan por delante las presentaciones en Valencia, Madrid y Barcelona, que son las ciudades más grandes de España.


¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy?. ¿Cuál es el futuro del músico?
Ya lo ha cambiado. Es un hecho indiscutible. El negocio tal y como era es ya casi algo residual. Creo que se seguirán editando discos para una minoría, como pasará con los libros e incluso con los periódicos, pero el negocio ya ha cambiado.El futuro del músico es seguir haciendo la música y las canciones que le gustan, tocarlas en directo e intentar salir delante, que no es poco. Creo que es primordial que se llegue a un punto de equilibrio justo y equitativo para que los artistas puedan rentabilizar la demanda que su trabajo pueda generar. Hacer canciones y grabarlas sigue costando tiempo y dinero y me parece justo que ese trabajo sea retribuido. Plataformas como Spotify son el futuro, aunque a los artistas no nos llega ni un duro de ellas. Es algo que hay que mejorar. Yo no quiero que nadie me mantenga, pero si alguien quiere mi trabajo me parece justo ser yo el que decida si ese trabajo es gratis o no.

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Hay mucha oferta y la misma demanda. No va más gente a los conciertos. Puedes preguntar a cualquier promotor o a cualquier agencia. Hay más conciertos porque la gente se tiene que buscar la vida, pero en la mayoría de conciertos se pierde dinero. Tal vez no en la de un minoría de afortunados, pero sí en la mayoría de los casos. Afortunadamente nosotros no nos podemos quejar, pero asistimos sin duda a una época muy difícil y complicada. Está pasando como con la economía. Hay una minoría a la que le va bien y que llena, toca mucho y hace mucho dinero, una clase media (en la que creo que se encuentra LHR) que sufre y va desapareciendo y una clase más, digamos modesta o con menos recursos, que se va a ver confinada al más absoluto underground económico.

La Habitación Roja - Siberia (2013)


MISCELÁNEA

¿Podríais decirnos…

...un libro?: 
Kafka en la orilla (2002) de Murakami.

...una película?: 
La ventana indiscreta (1954) de Hitchcock.

...una canción?: 
Paint The Moon (2004) de The Czars.

...un álbum?: 
The Queen is dead (1989) de The Smiths.

...un grupo o solista?:
Mi grupo favorito en la actualidad es The National.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo y enhorabuena por vuestro disco.

1 comentario:

  1. Anónimo pa'ti4 de mayo de 2012, 14:21

    LHR son la caña, Fue Eléctrico el copón y tendríamos que estar ahora mismo en un concierto con unos botellines

    ResponderEliminar