eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

lunes, 23 de julio de 2012

Luz Casal - Un ramo de rosas (2012). Entrevista a Luz en Radio Segovia (19 de Junio 2012)

LA ARTISTA
por Alberto Gómez Almendres 

Parafraseamos a Pablo Guerrero si decimos que la voz de Luz Casal es, cuando quiere, áspera o arenosa, o limpia como un hilo de oro, como una pequeña lluvia que cabe en el cuenco de una mano. Una voz que nació en una recóndita aldea gallega y que comenzó a sonar en Avilés, allá por los años 70, cuando su dueña, una niña extraviada en un mundo de adultos, amenizaba las fiestas de los pueblos colindantes canturreando canciones populares.





La niña creció al tiempo que lo hacían sus anhelos, de modo que la geografía asturiana pronto le vino pequeña y su osada perseverancia la llevó a Madrid, donde grabó dos sencillos que le abrieron las puertas de la industria discográfica. En 1982 publicó su primer álbum, homónimo y sostenido por el rock, un género hasta entonces vedado para las mujeres. Canciones como No aguanto más o Ciudad sin ley, de sonidos eléctricos, revelaban un repertorio capaz de detonar estereotipos en un panorama musical ávido de figuras carismáticas. Junto a Leño Miguel Ríos se lanzó a la carretera en una de las giras más célebres de la década de los 80, El Rock de una Noche de Verano, que supuso un importante empuje para su proyección pública y le permitió, ya en 1984, publicar su segundo disco, de nombre Los ojos del gato.


Entre los temas que lo componían figuraban Detrás de tu mirada o Tengo bastante, y los títulos de crédito comprendían algunos nombres significativos en la trayectoria de Luz, como los de Carmen Santonja, Santiago Auserón o John Parsons


Luz III, editado en 1985, trajo el éxito popular gracias a Rufino, aquel personaje cargado de ironía que hizo bailar a todo el país. Hechizado o Una décima de segundo reforzaban el carácter ecléctico de Luz, que por entonces ya había desarrollado una poderosa capacidad para convertir el inicial desconcierto de su audiencia en enérgica admiración. La publicación de Quiéreme aunque te duela, en 1987, cerraba un capítulo en la carrera de la cantante gallega, que cambiaría de sello discográfico y no volvería a contar con la colaboración de Carlos Narea, responsable de la producción de sus cuatro primeros discos.




El siguiente álbum, tutelado por Paco Trinidad y lanzado en 1989, regresaba a la numeración romana en el título -Luz V- y la consolidó como la solista nacional con mayor repercusión. No me importa nada, Loca y Te dejé marchar acapararon las listas de éxito y entraron de inmediato a formar parte de la banda sonora de las vidas de millones de españoles. Era el momento de traspasar fronteras. Fue entonces cuando aceptó la propuesta de Pedro Almodóvar de cantar dos temas para su película Tacones lejanos. Se trataba de un bolero de Agustín Lara, Piensa en mí, y de una canción popularizada por Mina, Un año de amor. La
apuesta no pudo salir mejor; el filme fue aclamado internacionalmente, con especial influencia en Francia, donde Luz encontró un gozoso segundo mercado que ha ido ampliándose con el transcurso de los años y las giras.

América del Sur también abrazó con entusiasmo el proyecto musical de la española, que a comienzos de los 90 participó en un histórico festival organizado por Amnistía Internacional en Chile en el que cantaron, entre otros, Sinead O’Connor, Jackson Browne o Peter Gabriel

En 1991 se editó A contraluz, un disco decisivo que ponía de relieve la esencia rockera de Luz y que, además de los temas incluidos en Tacones lejanos, contenía canciones como Es por ti, Un pedazo de cielo, Tal para cual o Es mejor que te vayas. El reconocimiento de crítica y público alcanzó cotas tan elevadas que Luz, ocupada en asimilar todo aquello, necesitó cuatro años para presentar un nuevo trabajo.




En efecto, en 1995 saldría a la venta Como la flor prometida, un álbum en el que Luz, junto a autores como Antonio Vega, Pablo Sycet o Carlos Goñi, participaba en la mayoría de los títulos. Entre mis recuerdos, escrita como consuelo tras la muerte de su padre, se tornaría en otro éxito masivo. También lo hicieron Lo eres todo, Besaré el suelo y Vengo del norte

Diferentes vicisitudes personales y una extremada exigencia en lo musical provocaron una nueva ausencia discográfica, esta vez de cinco años. Un recopilatorio que resultó multiplatino en ventas logró calmar la expectación. Un mar de confianza, su siguiente disco, aterrizó en el año 2000 bajo un horizonte musical y discográfico confuso que había cambiado sustancialmente desde Como la flor prometida. Esa crónica de la amistad que es Mi confianza abría el nuevo álbum de una Luz más serena, que había corroborado su éxito en Francia abarrotando el mítico teatro Olympia de París.

En 2002 se editó Con otra mirada, del que se extrajeron tres singles: Ni tú ni yo, Dame un beso y A veces un cielo. Por entonces los esfuerzos de Luz ya tenían como objetivo consolidar su carrera internacional, extendida más allá de las fronteras galas, en países como Grecia o Bélgica. Sencilla alegría, publicado en 2004, supuso su décimo disco de estudio. Un nuevo día brillará obtuvo una excelente acogida y Luz alcanzó niveles altísimos en la composición, como demuestran Mi memoria es agua o Para un cínico. Continuó su fructífera relación con el cine y, tras ganar junto a Pablo Guerrero el Goya a la mejor canción por el tema que compusieron para la película El bosque animado, Alejandro Amenábar incluyó su versión de Negra sombra, el hermoso poema de Rosalía de Castro, en la oscarizada Mar adentro..




Un cáncer de mama la retiró de los escenarios en 2007. Lejos de ceder al desaliento, entre sesiones de quimioterapia, fraguó Vida tóxica, un disco complejo y poético que respondía con rotundidad a las preguntas sobre su estado físico y anímico. Volvió a la carretera con varios conciertos benéficos y una amplia gira que conectaría con su siguiente trabajo, La pasión, un viaje por la música popular hispanoamericana del siglo pasado. Publicado en 2009 por el prestigioso sello Blue Note y producido por Renaud Letang, el álbum vendió más de 300.000 copias en todo el mundo y le valió numerosos reconocimientos. Fue distinguida con la Medalla de las Artes y las Letras de Francia en un acto en el que el ministro galo de Cultura, Frédéric Mitterrand, la definió «como una embajadora excepcional de la cultura española en el mundo entero». Le Monde la describió como «la Marianne Faithfull ibérica» y Le Figaro fue aun más contundente al otorgarle el título de «la gran diva del rock en español».

En mayo de 2010, Luz hizo público que el cáncer volvía a truncar sus planes. De nuevo tocaba sortear el abismo que abre la enfermedad, y así lo hizo. Estoica, regresó en febrero de 2011 para ofrecer un concierto en el Madrid Arena a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer y del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama. Las recaudaciones de sus actuaciones benéficas superan ya los 200.000 euros. 


EL DISCO

Ahora, en plena forma física y creativa, cuando acaba de actuar por primera vez en Canadá y Bahrein, cuando a su presencia en países como Grecia, Portugal, Turquía, Bélgica, Mónaco, Túnez, México o Chile se le suman la apertura de nuevos mercados como los de Austria, Alemania, Suiza, Holanda, Argentina o Colombia, Luz celebra sus tres décadas de trayectoria musical con un recopilatorio. 

Luz Casal - Un ramo de rosas (2012)

Pero no la crean: ni conmemora tres décadas de carrera ni se trata de un recopilatorio. Porque no sería correcta ninguna afirmación que obviase que la música es a Luz lo que el mar a los ríos, un destino asegurado. Y tampoco se trata de un recopilatorio al uso, tanto dista su nuevo álbum de ser un ejercicio de nostalgia; es un brindis por el pasado que no olvida su correspondiente guiño al futuro, representado con la inclusión de un tema original, el mismo que da nombre al disco. Un ramo de rosas es lo que nos ofrece LuzSepámoslas abrazar.


LA ENTREVISTA

El pasado 19 de Julio de 2012, con motivo del concierto que Luz Casal va a ofrecer en  el Patio Central de la Real Fábrica de Cristales de La Granja de Segovia el 27 de Julio de 2012 en el Festival Noches Mágicas de la Granja 2012, tuvimos la oportunidad y el placer de entrevistar a Luz en Radio Segovia
A las preguntas, nuestro compañero Antonio García Rivilla.

Esta es la entrevista completa:
Entrevista a Luz Casal (Radio Segovia, 19-07-2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada