eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

jueves, 11 de junio de 2015

Electric Nana - To Life! (2015). Entrevista a Mónica Vázquez

LA ENTREVISTA
Texto de Virginia Díaz (180 Grados / Radio 3)

Imaginemos que, en este momento, comenzamos un viaje, el de To Life!, el primer disco de Electric Nana. Lo aconsejable, antes de partir, es bajar la ventanilla y sentir el aire y la frescura de todos los paisajes que van apareciendo y pensar que, así, se puede llegar al fin del mundo. Hay doce paradas y, en cada una de ellas, se desprende emoción, pasión, delicadeza y, sobre todo, magia. Una vez que arranca el motor, la sensación es de no querer parar, de seguir investigando y de experimentar la misma aventura una y otra vez. Iniciamos un adictivo recorrido por carretera.

ELECTRIC NANA
To Life! (2015)

Y lo primero que crea adicción son los estribillos, esos que se contagian a la primera e invitan a cantar, a bailar y a dejarse llevar sin que te des cuenta. Mucho cuidado con los de tres canciones en concreto: ‘Brand New Hat’ -recordando a las calles del Nueva Orleans de los años 20-  ‘The One I Want’ -que se desliza y se escapa de las manos- y, sobre todo, ‘Won’t Stop’ -escogido como single presentación del disco y con un sorprendente video realizado por Mauri D. Galiano-. Y lo segundo, las melodías. Por momentos, lo invaden todo y lo rodean de color y de luz. Hay constantes destellos que tienen la misión de aproximarse a una suerte de felicidad sonora. Si eso existe, se titula: ‘Red Lipsticks’, ‘Little Something’ y ‘Hopeless’ - funky, ochentera y casi disco-.
Las vistas son muy diversas: hay folk -protagonista en ‘Forever Hold Me’ y en ‘Scattered’-,  hay pop y electrónica por todas partes y hay un guiño roquero, que nos sitúa directamente en una playera puesta de sol y nos prepara para la fiesta de después -‘Someone Forever’-. Y de pronto, el trayecto sugiere montones de fuentes inspiradoras y una gran carga ecléctica pero con una sólida conexión: ella. Su manera de transmitir energía positiva, su voz y su forma de cantar. Electric Nana se expresa libre, sin ataduras y con un amplio registro capaz de abarcar todo lo que se proponga. A veces, llega del otro lado del Atlántico como si impartiese una clase de claqué (‘Little Something’) y, a veces, da la sensación de que, por momentos, se desnuda y remite a aquello de ‘menos es más’ (‘Faster’).

Producido por Fernando Montesinos, que ha ayudado a que las canciones cojan cuerpo y desprendan detalles en cada nota, este tour termina proponiendo la adquisición de dos souvernirs: ‘Bone’ y ‘Do You Wanna Dance With Me’, para meterlos en el bolsillo y guardarlos para siempre.

To Life! no tiene equivalente aquí, nadie de nuestro país ha propuesto semejante peripecia y se merece que la prestemos mucha atención y la tratemos con sumo cuidado. Es una experiencia acogedora, cálida, optimista y sumamente alegre. Y no decae en ningún momento porque To Life! es… Electric Nana.


LA ENTREVISTA

¿Por qué Mónica Vázquez elige el nombre de Electric Nana para este proyecto musical? 
Fue una serie de acontecimientos la verdad. Me llamaba la atención poder ponerle nombre a esa parte de mí, y que mi trabajo creciera con independencia de mi persona. No quería limitar mi trabajo conmigo misma, vamos. Podría haber sido cualquier otra cosa, pero una cadena de gracietas y chistes personales me llevaron a Electric Nana, y tampoco me lo pensé mucho más.

Tu música parece beber de muchos estilos, pero podemos encontrar principalmente del Folk Rock, el Country, American Rock y por supuesto del Pop, aunque se pueden entrever otros estilos como el Jazz, Funk, Rock clásico, etc.   ¿Qué ha motivado este sonido en Electric Nana? ¿Cuáles son o han sido tus influencias más directas a la hora de hacer música?
Este disco ha sido increíble para mí, porque en ningún momento se planteó la pregunta de “qué es Electric Nana” o “a qué suena Electric Nana”. Este disco y este proyecto suena… a mí, a todo lo que me gusta y a todo lo que he escuchado a lo largo de mi vida filtrado por la persona que era cuando compuse esas canciones y la que fui cuando entré en el estudio por primera vez para empezar a trabajar.

Creo que lo que más me gusta de lo que estoy haciendo es que no estoy poniéndome ningún límite, no estoy coartando mi creatividad en ningún aspecto y me estoy dejando llevar por la música, sin complejos, sin prejuicios y sin expectativas. Simplemente, estoy haciendo música. Y eso es una absoluta maravilla.


 Tu primer trabajo es este LP titulado To Life! (2015) que contiene canciones de sonido intenso y directo, dinámico y optimista,  y algún tema más evocador y melódico y con un toque nostálgico,… ¿Qué puedes decirnos al respecto? ¿Qué te motiva a la hora de hacer tus canciones?
Este primer disco es el compendio de las experiencias que me han hecho quien soy hoy. Por supuesto hay un montón de cosas que faltan, y de licencias artísticas que me he tomado, pero cuando lo escucho ahora terminado no puedo evitar sonrojarme con algunas cosas, emocionarme con otras y reirme mucho por haberlo escrito, y haber tenido el valor, desparpajo o poco sentido común de haberlo puesto en un disco.
Cualquier cosa motiva la inspiración. En mi caso, cuanto más feliz estoy mejores canciones hago. He hecho canciones tristes cuando estaba triste… pero sinceramente, no me gustan tanto.

¿Por qué habéis titulado To Life! a este primer trabajo? ¿Puedes contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
Se titula “To Life!” porque este disco es un brindis a todo lo que me ha pasado, a todo lo que me ha llevado a componer, grabar y editar mi primer disco. Es un guiño a quién fui.
Anécdotas hay muchas. Podéis ver un poco más de cómo fue la grabación en la serie de vídeos que hice llamada “Diario de un disco”, para mi canal de youtube (www.youtube.com/ElectricNana).


Se nota mucho cariño y mucho esfuerzo invertido en este álbum ¿Cuáles son tus expectativas para ese primer trabajo? ¿Dónde pretendes llegar con él? Si yo quisiera una copia de tu música ¿cómo podría hacerme con ella? 
El momento en el que vi que realmente podría hacer mi primer disco por fin, decidí que lo haría con todo el cariño del mundo, pero sin ninguna expectativa. No pretendo llegar a ningún sitio con este disco al que la vida no me tenga que llevar. Me encantaría poder hacer música toda la vida, dedicarme a escribir canciones, cantar, tocar, viajar, conocer gente… Me encantaría poder seguir aportando mi granito de arena feliz y optimista al mundo, así que pondré toda mi ilusión y todo mi esfuerzo en ello, pero no espero nada concreto.

Si quisieras una copia de mi música podrías encontrarla en iTunes, El Corte Inglés, la Fnac…

¿Cuáles son los planes de Electric Nana para lo queda de 2015 y primeros de 2016? Suponemos que girar por salas y festivales, ¿pero algo que puedas adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Los planes ahora y siempre serán tocar, tocar y seguir tocando. En principio tenemos un concierto el 27 de junio en la sala Contraclub de Madrid, y otro el 2 de octubre en la sala El Sol. Pero bueno, en la música como en el amor: todo puede pasar. Así que espero con mucha ilusión y no descarto que surjan más conciertos. Os iré informando por las redes sociales.

 

¿Crees que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
No sé si la palabra correcta es “acabar”, pero sí es verdad que va a empujar al mundo del arte, no sólo al de la música, a reinventarse. Internet es una nueva forma de entender el mundo, de comunicarnos, expandirnos, aprender, crecer… Hay que aprender a comunicarse, crear y compartir la música de manera que aprovechemos todo el léxico que genera internet, en vez de bombardear a ciegas el nuevo tejido social y cultural que se está generando.
Sinceramente, no lo sé. Ahora estamos en ese momento en el que el músico tiene que ser artista, twitero, instagramer, bloguero, youtuber, viner y dios sabe qué más. Y por supuesto hacer música, ensayar, componer, ir a eventos, dar conciertos, grabar vídeoclips… en fin. Es un poco locura. Pero creo que llegará el momento en el que se entienda al artista como núcleo creativo de un montón de diferentes disciplinas, y a su alrededor surjan y florezcan otras personas, de manera que habrá un enjambre de artistas interrelacionados que se ayuden a brillar los unos a los otros. No sé si tiene mucho sentido, pero en mi cabeza este mundo enmarañado podría ser muy enriquecedor. Y divertido.

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Hay muchos directos, pero también están cerrando salas de conciertos. No creo que estemos viviendo una nueva era dorada, aún, pero a lo mejor sí que está terminando la mala racha de la música en directo.


¿Cuál ha sido tu mejor momento/recuerdo en la música?
Todos mis recuerdos son buenos. Y últimamente no dejo de vivir cosas increíbles. Creo que mi momento favorito es siempre cuando voy a salir al escenario y cuando conozco a alguien a quien admiro entre bastidores. Y por supuesto ese momento, sobrecogedor y siempre sorprendente, en el que un desconocido se te acerca, emocionado, a darte las gracias y un abrazo por haber compuesto una canción. La idea de que algo que has hecho tú en tu casa haya tocado el corazón y la vida de otras personas… No lo sé. Es demasiado flipante como para ponerlo por escrito.

¿Cómo es un día normal en la vida de Electric Nana?
Hace mucho que no tengo días normales, la verdad. Esto de no tener rutina hace que todos los días sean diferentes… y a veces la echo de menos. Pero todos los días incluyen hacer un poco de yoga, tocar la guitarra, trabajar componiendo o corrigiendo cosas que he hecho en días anteriores, emails, entrevistas, redes sociales, grabar y editar vídeo… Depende del día. A veces este no poder aburrirse, aburre.

¿Tienes alguna opinión de la actual situación económica y social de España y del mundo en general, que quieras compartir con nosotros?
Tengo un montón de opiniones, pero eso no significa que merezcan la pena ser compartidas. Creo que, por norma general, hablamos más de lo que deberíamos; ponemos en el mundo un montón de opiniones que no hemos pensado, contrastado y machacado lo suficiente. Así que, como buena periodista que en realidad soy, elijo seguir pensando en la intimidad de mi cabeza para que cuando de mi opinión sobre un tema en concreto, tenga sentido lo que diga y diga siempre lo que siento.

ELECTRIC NANA
Won't stop (2015)


MISCELÁNEA


¿Podrías recomendarnos…

...un libro?:
Cualquiera de Isabel Allende, por ejemplo.

...una película?: 
Una noche en la ópera, de los hermanos Marx.

...una canción?: 
Everybody’s talking, de Harry Nilson.

...un álbum?: 
Babel, de Mumford and Sons.

...un grupo o solista?: 
NEEDTOBREATHE (se escribe así en mayúsculas) (risas)

...una afición?: 
Leer. Y escuchar. Escuchar es una gran afición.

Muchísimas gracias por tu tiempo y enhorabuena por tu disco.
Muchísimas gracias a vosotros por el vuestro J
Me alegro mucho de que os haya gustado el disco. Os mando un besazo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada