eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

lunes, 23 de junio de 2014

Bandarra Street Orkestra, concepto colectivo basado en Brass Band, Percusión Brasileña, Humor y Bandarrismo por bandera. Entrevista Pau Bandarra

LA BANDA

La Bandarra Street Orkestra es como una bofetada callejera al aburrimiento y, para sus músicos, una forma de crear y evolucionar un concepto colectivo basado en Brass Band, Percusión Brasileña, Humor y Bandarrismo por bandera. Con estos ingredientes saldrán en cada actuación al asalto del miedo, la duda y el desencanto social.

Entre otras muchas alegrías, el viaje iniciático bandarra recibe el premio Port Aventura, como mejor espectáculo para todos los públicos, por el trabajo realizado en el encargo de clausura de la Fira de Música al Carrer de Vila-seca 2009. Más tarde, en 2012, con 300 actuaciones a sus espaldas por Catalunya, Aragón, València y Andorra, y habiendo desarrollado una fórmula que bien podríamos llamar como Txaranga & Batucada, se da por concluido este espectáculo y se apuesta y trabaja por un cambio, potenciando la calidad musical y definiendo las líneas de interacción con el público, en un fresco repertorio de ritmos, arreglos imposibles, gags, humor y trabajo escénico, que recoge lo mejor de lo vivido por estos veinte músicos y el fruto de lo compartido juntos.


La "Bandarrâstrofe Sonora Original (2012- ...)" ha rodado más lejos que nunca, con varias visitas a Euskadi (Noches Blancas de Bilbao, Musikale, encuentro de Músicos Callejeros de Vizcaya, Shopping Eguna...), viajando por vez primera a Francia, y actuando también por toda Catalunya y Aragón en 70 actuaciones de un espectáculo más que rodado, gracias también a la experiencia de trabajar, durante esta misma temporada, en la programación Halloween 2012 del parque temático Port Aventura, realizando 4 actuaciones cada fin de semana, en la que se ha perfeccionado la fórmula de la "Bandarrâstrofe". Ponerse delante de un público numeroso y de forma estática (escenario), ha hecho potenciar la parte más teatral y comunicativa del grupo.

2013 fue su mejor año, ganando el "Concurso Nacional de Charangas de Escucha, Teruel" y el prestigioso festival de música de calle "Internationales Strassenmusikfestival de Ludwigsburg", en Alemania.

Sus aventuras continúan este 2014 con decenas de actuaciones nacionales y algunas internacionales, y aunque son tiempos duros para la cultura, siguen creando, trabajando, aprendiendo y tocando, lo cual anima a pensar que, en estos tiempos de malas noticias a telediario, la Bandarra seguirá repartiendo sonrisas allá donde se requiera su fórmula mágica, soñando en nuevos viajes que enriquezcan el grupo humano y su espectáculo; dinámico, polivalente y en evolución constante, gracias a la versatilidad de su formación musical.


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Bandarra Street Orkestra? 
De alguna forma, y perdona la redundancia, somos eso: una orquestra de calle, con un ideario y un estilo muy bandarras.

Para el bautizo buscamos tres conceptos que nos definieran, partiendo de las siglas BSO (por lo de banda sonora original), y estas palabras fueron: “bandarra” ( “persona desvergonzada que va de fiesta en fiesta y de lío en lío”, “street” (porque tocamos en el mejor de los escenarios) y “orkestra” (porque somos una fusión entre una brass band y una batucada, lo cual nos da un campo muy amplio de posibilidades, en cuanto a repertorio se refiere).

Y lo de la “K” no es gratuito. Desde los inicios, ha habido una actitud “punk”, en cuanto a provocación y agitación social. Entendidas como el hecho de remover consciencias, con unas infantiles e incontrolables ganas de teñir de colores los aburridos grises del cemento.

No teneís escrúpulos a la hora de hacer música en la calle: Rock, Soul, Funk, Pop, Jazz,... Realmente es una curiosa mezcla de estilos, pero en la que puede encontrarse guiños a muchos otros ¿Qué ha motivado este sonido en Bandarra Street Orkestra? ¿Cuáles son o han sido vuestras influencias más directas a la hora de hacer música?
La mitad de los músicos que iniciaron el proyecto venían de una banda de música clásica de Montblanc (Tarragona), y la otra mitad veníamos de un grupo de batucada de Valls (Tarragona). Esa fue la primera mezcla, y los inicios del grupo fueron netamente charangueros, con un espectáculo llamado “Jaleo, Patilla y Freestyle”, que así mismo se definía…


Con el tiempo, y cierta maduración individual y colectiva, poco a poco se subieron al carro músicos profesionales que, junto a la inquietud de la banda iniciática, desarrollaron un segundo espectáculo al que llamamos “Bandarrâstrofe”, más próximo al brass band, con arreglos originales, adaptaciones, algún tema propio, y, sobretodo, con una propuesta escénica cargada de interacción con el público, toques de humor, teatro e improvisación musical. Esta suma es el espectáculo que llevamos presentando y evolucionando desde 2012, y que llevaremos al Femuka 2014.

En cuanto a influencias, venimos de Catalunya, dónde hay un proyecto al que admiramos desde el día que empezamos a caminar, y con el que hemos tenido la suerte de compartir carretera y calle: la Always Drinking Marching Band; un colectivo de músicos que han dado un giro escénico, a las propuestas de música de calle estatales. Para nosotros también hay otro grupo de música de calle muy importante, por lo que hemos compartido y vivido juntos: Brincadeira, un proyecto basado en la percusión y la expresión corporal, con un desarrollo coreográfico impresionante.


¿Cómo consensuáis los temas a tocar? ¿Hay alguien que los elige? ¿Tenéis temas propios en vuestro repertorio?
Solemos mezclar homenajes a nuestros referentes de música de calle internacionales (sobretodo de New Orleans, como la Soul Rebels, la Youngblood… pero también nacionales, y no solo de calle, como Malarians), arreglos imposibles de cualquier estilo (desde Celia Cruz hasta Def con Dos …), temas de bandas sonoras (que son un habitual en nuestro repertorio), una especial atención a arreglos y homenajes póstumos y nuestro primer tema propio: el Drum&Brass; que nos llena de alegría, pues era algo que siempre habíamos tenido en mente y nunca nos atrevimos a probar.

Algunos de los sopladores son los responsables de hacer y criticar las diferentes propuestas de arreglo y papeles que todos podemos presentar, con mayor o menor gracia y éxito, en los ensayos. Incluso algún osado percusionista se ha lanzado a escribir, como un servidor, responsable de los arreglos más punks, tan presentes en los inicios de la banda. No se entendería la Bandarra sin su sección de percusión; una mezcla afrolatina, muy cercana al sambareggae, la batucada y la comparsa cubana. Nosotros somos los responsables de los mayores sudores y dolores de cabeza… perdón: de cadera!!!


Bandarra Street Orkestra es una banda formada hace mucho tiempo, por gente que lleváis mucho tiempo en esto de la música, pero ya habéis hecho unos cuantos conciertos y giras por Europa, ¿qué es lo que ofrecéis en vivo que anime al público a acudir a vuestros conciertos? 
Llevamos desde 2006 dando guerra, y hemos actuado oficialmente como bandarras en más de 400 bolos! Hemos rodado primero por Cataluña, luego por Valencia, Aragón, Andorra, Euskadi… Y el año pasado descargamos nuestra fórmula en Francia y Alemania. Actualmente también tenemos un espectáculo de forma regular, con distintos eventos públicos y privados, en el parque de atracciones Port Aventura.

Entre los asistentes a nuestras actuaciones, se mezclan curiosos y sorprendidos con gente que ya nos conoce y busca, evidentemente más por nuestras tierras. Y nos siguen porque tenemos un show muy dinámico, en el que por la propia naturaleza de la música de calle, donde el hecho de no estar en un escenario cerrado, de compartir literalmente el espacio con transeúntes y mobiliario urbano, y también la propia improvisación musical y escénica de los músicos que llevamos, siempre ofrece algo nuevo o algún giro inesperado.

¿Qué proyectos tiene Bandarra Street Orkestra para el 2014? Suponemos que seguir dando conciertos, pero ¿hay algo más que nos podáis contar? ¿Nuevas giras por Europa?  ¿Grabar un disco quizás?
Este año ya tenemos una agenda repleta de actuaciones, con especial dedicación en España (Bilbao –Noche Blanca-, Teruel –Festival Poborina Folk-, Segovia –Femuka-…), volveremos a Francia, -Festival Bandafolies-, y no paramos por Cataluña, con mención especial para nuestras actuaciones en Port Aventura.

Rodar por Europa (y más allá) es un objetivo en sí mismo, no solo por lo que representa a nivel de publicidad o proyección, sino porque hace evolucionar nuestro proyecto y sus componentes, que siempre se han alimentado de retos y momentos de máxima presión. El año pasado, sin ir más lejos, nuestra visita a tierras alemanas, y el premio a mejor banda en el Strassenmusikfestival, han sido uno de los momentos más increíbles que hemos pasado.

Actualmente estamos a punto de sacar nuestro tercer trabajo discográfico, y del que estamos más orgullosos. Se llamará “Bandarrâstrofe”, como el espectáculo, y creo que va a sorprender a mucha gente, por su cuidada producción y sonido directo y claro.


Siendo un grupo de mucha interacción con el público que acude a veros en vuestros conciertos, seguro que tenéis miles de anécdotas, ¿podéis contarnos alguna?
Me viene a la cabeza una del Musikale: Encuentro de músicos callejeros de Vizcaya cuando en un gag en el que hago como que dirijo a la bandarra, un chiquillo de guardería, un bebito que daba sus primeros pasos, se puso a imitarme. La banda, uno a uno cambió de referente y se puso a seguir los movimientos del niño, hasta que la magia se apoderó de la plaza, y todo el mundo se dio cuenta de ese instante entrañable. Alguno de los músicos incluso se puso a grabar, pues la interacción duró un buen rato, y la verdad que fue increíble.

Estos momentos, solo pueden pasar con la música en la calle. Por eso es el mejor de los escenarios, porque se funden los artistas con los espectadores, en un cóctel imprevisible con miles de posibilidades…

¿El mundo digital va a acabar con el mundo tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
No creo que el mundo digital acabe con nada… En mi caso, por ejemplo, las redes sociales son una herramienta brutal de trabajo, promoción, gestión y desarrollo. La libre circulación de contenidos por la red más que un problema creo que es una realidad a la que debemos adaptarnos. Donde deberíamos incidir es en la educación del consumidor. Creo que durante mucho tiempo hemos estado engañados en ese sentido, y me parece que iniciativas como el “micromecenaje” o la “taquilla inversa”, demuestran que la gente valora y mucho la cultura. Pagar una entrada (por pequeña que sea) para un concierto en directo, debería ser algo habitual, y cuando oigo a veces alguien que pregunta sobre un concierto: “¿pero es gratis?” ahí sí que me derrumbo…

Creo también en la música de calle, libre y con sentido común, con unos horarios establecidos por consenso, pero sin restricciones, castings, ni represiones policiales. Para nosotros, los artistas de calle, lo más jodido son las leyes callejeras del llamado “civismo”, o para los empresarios de los locales, las regulaciones restrictivas en los bares que quieren programar música en directo. Ahí sí que creo que deberíamos recapacitar todos, un poco, para saber qué valor otorgamos a la cultura de nuestro pueblo, la que se hace, y la que se consume.

¿Sobre el 21% del IVA cultural qué hago? ¿Te comento algo o mejor me callo?  te hablaría de la comparativa con fútbol, claro, pero aún me montarían una manifestación en contra mía (por eso sí que se moverían) así que eso, que mejor me callo.

¿Sobre las nuevas tecnologías? Pues será que las juventudes del mundo evolucionan… Hasta Sócrates ya hablaba de juventudes alocadas y la deriva del mundo, en sus tiempos. ¡Quiero decir que habrá que ponerse al día! Pero no creo que un buen libro, el sonido del vinilo, una obra de arte, un concierto en directo o los cuentos de hadas a la lumbre del fuego puedan sustituirse por un ordenador, una tablet o un pendrive, la verdad.

Aunque, en ese sentido, tal vez sí que los que rodean al músico (representantes, discográficas…) deberán reinventarse, puesto que actualmente el público tiene mucho más donde elegir y los formatos de adquisición han cambiado, respecto a lo que fue la difusión comercial del mundo de la música de antaño.


¿Consideráis, viendo la gran oferta de conciertos en cualquier agenda de fin de semana que hay por toda la geografía española, que hay una nueva era dorada de los directos?
Sin duda, como te dije anteriormente, el músico de ahora se ve obligado a hacer más directos y probar muchos más formatos de bolos y eventos, porque la vía antigua de recibir royalties de las ventas de discos, es una opción en la que, cuanto menos, es difícil sobrevivir.

También creo que puede ser un momento dulce en cuanto a creación y descubrimiento. La proliferación de proyectos y el acercamiento global, nos acerca a artistas y backgrounds sonoros que despiertan nuestros sentidos, pero también los de los espectadores y consumidores de música. Los melómanos tienen más que nunca dónde elegir, y si huimos del circuito comercial, repetitivo y banal, hay un montón de propuestas donde elegir.

Spotify y demás difusores de música en masa, a pesar de ser también robots de control mediático, nos acercan a un sinfín de proyectos que, en otro tiempo, costaría haber imaginado de poder descubrir, al menos, con solo unos cuantos clics de tu mano.

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Nuestro mejor momento fue el junio del año 2013. En él, recibimos el primer premio del público en el “Internationales Strassenmusikfestival” de Ludwigsburg, después de pasar cuatro días increíbles en esas tierras de gente agradecida y cálida, tocando en la calle y pasando la gorra sin más problemas que la lluvia y el idioma.

Durante el mismo junio, volvimos de nuevo para actuar en el Musikhalle en un concierto memorable, y al cabo de 15 días, ganábamos el II Concurso de Charangas de Escucha (Teruel), recibiendo el testigo de los Artistas de Gremio, otros cracks de cuidado a los que admiramos y mandamos un saludote.

Ese mes de junio de 2013 fue, sin duda alguna, nuestro momento más dulce, aunque esperamos que muy pronto sea repuesto, por otro igual de mágico.


¿Tenéis alguna opinión de la situación actual de España, de Europa y del mundo en general que queráis compartir con nosotros?
Creo que no puedo hablar en nombre del grupo, puesto que somos un colectivo de más de veinte artistas, con opiniones e ideas bien distintas. Así pues, hablaré con respeto y bajo mis humildes opiniones, porque eso sí, tengo la convicción de que el artista debe mojarse.

Nosotros vivimos en un rinconcito de la península, ahí en el nordeste, llamado Cataluña, en donde está hirviendo un debate político, como todo el mundo sabe. Muchas veces lo que vemos por televisión y lo que nos dicen los periódicos, así como lo que la gente cuelga en las redes sociales, debe compararse y contrastarse, para tener una visión amplia de los temas, y en ese sentido, creo que deberíamos hacer todos un poco de autocrítica.

Con todo mi escepticismo hacia cualquier panacea que pretenda salvarnos a base de charloteo y falsas promesas, muchos estamos preocupados por qué tipo de país queremos, más que no bajo qué bandera… Imagino que a todos nos gustaría vivir en uno en el que quien mandara no malversara fondos públicos, por ejemplo, lo hiciera el gobierno catalán, polaco, español, andorrano o afgano.

Para los que vivimos y trabajamos a pie de calle, el auge de nuestra generación, con sangre nueva, en muchos estamentos, círculos y campos profesionales, que represente un poco más el sentimiento de la gente que nos rodea, es un soplo de aire fresco, en medio de noticias de corrupción y guantes de seda. Estoy convencido que dentro de todos nosotros hay algo que nos une, tengamos la convicción que tengamos.

Una de esas cosas debe ser el arte, y en nuestro caso, concretamente: la música. El arte es de las pocas cosas que hemos creado los humanos de forma libre y sin intereses oscuros y extraños. Así que, como reza un graffity del Niño de las Pinturas en una pared de Granada: “ARTE PARA TOD@S COLEGA!”


BANDARRA STREET ORKESTRA
BANDARRÂSTROFE


MISCELÁNEA

 ¿Podríais decirnos…

...un libro?: 
El Libro De Los Abrazos de Eduardo Galeano.

...una película?:
El Club De Los Poetas Muertos

...una canción?:
Sweet Dreams (Are Made Off This) de Eurythmics.

...un álbum?:
Unlock Your Mind de Soul Rebels Brass Band.

...un grupo o solista?:
Youngblood Brass Band.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada