eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

miércoles, 25 de junio de 2014

Dinero - DNR (2014). Entrevista a Sean Marholm

EL DISCO

El rock es un género vulnerable, especialmente en estos tiempos donde las ondas y tendencias parecen ahora dominadas por otras cosas. DINERO trabaja con riffs contundentes y melodías de hechizo, cristalinas y mugrientas dentro de un mismo acorde, guitarras de crescendos volcánicos y líneas de bajo obsesivamente contagiosas, poco importa que les bauticemos como hard metal, death, punk pop, o power trio, aquí lo único que importa es que el rock en su más genuino y literal sentido camine sin necesidad de volver la vista atrás.

Todo eso es DINERO. Nada más y nada menos.
Con una carrera metódica, silenciosa en dar pasos en falso, DINERO están preparados para el asalto final. Sean Marholm (Guitarra), Ruben Giménez (Bajo) y Ekain Elorza (Batería) forman Dinero en Junio de 2007.
Siguiendo las bases de trío potente y compacto, adornan su propuesta con melodías pegadizas e intensas, adquiriendo especial relevancia los coros y juegos de voces.

DINERO
DNR (2014)

Tras aquella mítica maqueta Calculadora EP (2007)   “Dinero” (2009, Tricornio Producciones), después de 3 años de escenarios y miles de kilómetros de furgoneta, en 2012 DINERO publicaría “Año Perro” (2012 Tricornio Producciones), su trabajo de confirmación, la un álbum enérgico, mágico y eléctrico, con el que Dinero, definitivamente alcanza la mayoría de edad y conquista en paralelo a crítica y público.

En 2013 DINERO toma una decisión artística y vital al mismo tiempo, una apuesta que les devuelve la ilusión y las ganas de comerse el mundo, decidiendo afrontar la composición y creación de su nuevo trabajo con “cojones y corazón”, haciendo “lo que nos da la gana sin importarnos nada ni nadie”. El grupo se convierte en patrón de su carrera, “rescatamos todas las ideas que se merecían una oportunidad y construimos otras tantas nuevas que consiguieran reflejar la rabia y la garra de nuestros directos”.
DINERO afronta la grabación de su nuevo disco DNR “grabando las canciones en directo en un estudio de ensueño (MECCA), tocando y tocando cada canción hasta que quedara real, orgánica, auténtica y sin posteriores ediciones”. Sobre esos cimientos “grabamos arreglos de la forma más visceral posible, mezclando el disco a lo bruto, sin masterizar”.

El grupo trabaja con Amanda Tijeras en un diseño que refleja las infinitas horas de local, los kilómetros de carretera, el montaje y desmontaje de cada concierto. Por primera vez en toda su carrera DINERO proclama: “estamos completamente orgullosos del disco en todos los aspectos, con sus virtudes y defectos porque es la VERDAD”.
Sean ha crecido como guitarrista, permutando la claridad con la distorsión en beneficio del momento de cada una de las canciones. Ekain se ha convertido en un batería explosivo, un músico incendiario que imprime el coraje (y la pausa si es necesaria) que los temas reclaman. Por su parte Rubén sujeta unas líneas de bajo cadentes y  subyugantes, caminos que ineludiblemente desembocan en eufóricos estribillos globales.
Sean empuja con su voz cada una de las piezas casi como si de ejercicios atléticos se tratara, puede susurrar o romperse la voz en un mismo segundo en una suerte de funambulismo vocal.
El álbum suena como un trueno, un convoy repleto de canciones redondas aptas para todos los públicos, un ejercicio potente pero también sabiamente domesticado. Dinero da un nuevo paso al frente con “DNR”, la prueba definitiva de que nos encontramos ante la banda de rock and roll más en forma del momento. Hora de subir el volumen.


LA ENTREVISTA

Nos sigue gustando el sonido de Dinero, en este nuevo álbum DNR (2014), en el que se le da continuidad a vuestro anteriores trabajos Año Perro (2012) y Dinero (2009). En este nuevo trabajo, probáis con nuevos sonidos, nuevas mezclas, pero siempre con el rock crudo e intenso  de todos los discos de la banda… ¿Qué consideráis que ha evolucionado en vuestra música en este nuevo trabajo?
Ya desde los primeros momentos de composición en el local de ensayo, durante la gira de Año Perro, nos dimos cuenta de que estábamos sacando a relucir el lado más oscuro, más cañero de la banda, y lo dejamos fluir. Sentimos que era lo que necesitábamos en ese momento. Algo que nuestro público podía intuir por la energía de los directos, pero que nunca había quedado reflejado en un disco.


¿Cuál es la base de la inspiración de Dinero para hacer vuestras canciones?
La inspiración siempre viene de una conjunción entre las influencias musicales de otras bandas (en este caso, las más antiguas o “noventeras”) y nuestra propia personalidad a la hora de hacer canciones. Musicalmente, la rabia es la gran protagonista. Teníamos ganas de dar un puñetazo  en la mesa. Y, bueno, respecto a las letras, hay de todo, pero hemos llevado la temática y la profundidad un paso más allá.

Creo que es obvio, pero ¿por qué has decidido titular DNR a este nuevo trabajo? ¿Alguna anécdota que podáis contar durante la grabación del disco?
DNR simboliza la versión más eléctrica, más potente y más real de Dinero: nuestro directo. Lo que para nosotros es un paso musical lógico podía ser más brusco para nuestro público, y DNR es una forma de rebautizar a la banda involuntariamente. El disco se grabó, por primera vez para nosotros, en directo, con todos juntos tocando en la misma (y enorme)  sala de los estudios Mecca, en Oiartzun. Es la primera vez que hemos quedado 100% satisfechos, con sus virtudes y sus defectos. Hemos eliminado totalmente cualquier tipo de “Photoshop musical”, tan de moda hoy en día. Así hemos conseguido captar nuestra personalidad como músicos, a través de esas pequeñas imperfecciones, que en realidad no lo son. Como decía nuestro amigo Mikel Eceiza, que nos grabó en Mecca: “¡Está tocao!”


¿Qué expectativas habéis puesto en este álbum? ¿Está respondiendo el público con ventas y sobre todo, con asistencia a conciertos como pensabais?
El sector musical no es un sector de expectativas. Somos una banda que conoce el “paso a paso” mejor que muchos, que poco a poco ha ido ganando su sitio con esfuerzo y sacrificio. Sólo esperábamos que la gente entendiera nuestro lado más agresivo, pero estábamos casi seguros de que iba a ser así. Siempre nos han dicho que nuestros discos no hacían justicia a nuestro directo, y DNR sí lo hace. El apoyo de Warner en la salida del disco ha sido enorme, y seguimos tocando sin parar, que hoy en día es más de lo que se puede pedir. Acostumbrados a tener cada vez más público, la tendencia continúa, quizás un poco más lenta por la situación económica actual, pero estamos encantados.

¿Cuáles son los planes de Dinero para lo que queda de 2014? Suponemos que girar por salas y festivales, ¿pero algo que podáis adelantarnos?
Estamos super ilusionados con la incorporación de nuestro nuevo bajista Alejandro Ovejero. Tras la delicada situación en la que nos dejó el abandono de Rubi Giménez, nos pusimos un poco nerviosos. Pero en la primera canción que probamos con Ove en el local de ensayo ya nos dimos cuenta de que estaba pasando algo grande. La banda suena como un cañón, ahora más que nunca, y estamos ansiosos por mostrarlo a la gente. El próximo videoclip (que saldrá próximamente) será muy especial. Una canción de DNR grabada de nuevo en directo en estudio con Ove, el nuevo bajista, reflejando sonora y visualmente lo engrasada que está la banda. Efectivamente, tenemos festivales y salas hasta fin de año. Quizás la única exclusiva es que ya estamos sembrando las semillas del siguiente disco, pero todavía queda muuuucho para eso.


¿Cómo es un día normal para un miembro de Dinero?
Como el de cualquier persona trabajadora, para alguno incluso el doble. Tener una banda funcionando a este nivel supone dedicar muchas horas a ensayos, composición (nunca para) y a trabajar intensivamente los fines de semana. El tiempo libre lo empleamos en complementar esta fuente de ingresos con otras cosas, para que la máquina siga funcionando. Casi siempre relacionado con la música, de una u otra forma.

¿Queréis compartir con nosotros alguna opinión sobre la actual situación de España, y de Europa en general?
Es complicado hablar por los tres, y pensamos que es delicado relacionar música con política, ya que son temas muy personales. ¿Estamos “indignados”? Sí, lo estamos. Estamos hasta los cojones, para qué engañarnos. La industria musical lleva años decayendo, muchos más que la crisis económica. Pero nos parece egoísta ceñirnos a quejarnos de los problemas de nuestro gremio, sobre todo cuando la sociedad en general pasa por problemas infinitamente más graves e importantes. En canciones como Purasangres o Parásito, se puede intuir más claramente como nos sentimos al respecto.

DINERO
Duelo de Titanes (2014)


MISCELÁNEA

Hace ya más de un año que os hicimos estas mismas preguntas. Vamos a ver qué ha cambiado en vuestros gustos.
Seguramente la entrevista anterior la hizo Ekain, así que algo cambiará =)

¿Podríais decirnos…

...un libro?: 
La historia del tiempo, de Stephen Hawking.

...una película?: 
Gattaca.

...una canción?: 
The Show Must Go On (Queen)

...un álbum?: 
Ok Computer (Radiohead)

...un grupo o solista?: 
Mastodon.

...una afición?: 
La cerveza.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo y enhorabuena por vuestro disco.
Gracias a vosotros. 
Un abrazo, Sean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada