eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

martes, 5 de marzo de 2013

Black Horde - Dwyer (2013). Entrevista a David Cantalejo 'Faisán'

EL GRUPO

Black Horde es un “power-trío-de-cuatro” dedicado a facturar Hard Rock moderno con mala uva y sabor a carretera, que ve la luz a en Gijón ­a finales del 2005. Partiendo como base del Rock americano, su tendencia natural es pasarlo por la túrmix junto con la música de los 90’s que mamaron en su juventud (Punk, Heavy, …).

Sin ningún tipo de premeditación, alejándose de cualquier etiqueta y con la libertad musical como única norma, llegan a ser difícilmente clasifi­cables… lo que hace que hayan sido capaces de plantar cara tanto en círculos de Rock clásico, como alternativos o HC/Punk. Los pilares de la Horda son el guitarrista y cantante Pablo Tamargo “Tamar” (Pantano, Los Izquierdos) y David Cantalejo “Faisán”, bajista que anteriormente formó parte de bandas como Kactus Jack o Los más Turbados.
Con el reciente ­fichaje del joven Adrián Redondo (The Attack of the Brain Eaters) a la batería, la Horda adquiere aún más energía y virulencia en su directo, renovando más si aún cabe los patrones musicales de la banda. Empeñados en dar más guerra que nunca, en 2011 han alistado como miembro ­fijo a Gabriel García, hiperactivo artista independiente que da rienda suelta a su talento para dotar de calidad visual al grupo (imagen, publicidad, merchandising, desarrollo web…).

En sus primeros años de andadura se llevan varios concursos. Fruto de uno de ellos es la salida de su primer disco Cold Blood (Santo Grial, 2009) y de un vídeo del tema Alligator Skin, que llega a emitirse durante un par de meses en el canal nacional de televisión Sol Música. Las críticas hacia este trabajo en diversos medios han sido unánimemente positivas, incluyendo nominaciones al mejor disco del año y a la mejor canción rock (Alligator Skin) en los Premios Anuales de la Música Asturiana
2009 (AMAS).
Así suscitan el interés de artistas de otras escenas, y algunos de sus temas se incluyen en obras de teatro o en cortometrajes. Alligator Skin aparece como tema principal en el cortometraje de terror “Estación de Carretera” (con la ex pornostar Celia Blanco como protagonista), que ha circulado por festivales de cine de medio mundo, alguno tan importante como el de Sitges.

En el mes de Abril del 2011 autoeditan un nuevo trabajo, Boogeydriverman (2011) con 5 temas nuevos, contando a la producción con Juan Martínez y Oscar Ybarra (Marlango, ex de Los Coronas…). El sonido del grupo se actualiza un poco más, y aunque mantienen una línea personal, se pueden intuir como trasfondo intenciones cercanas a bandas como Queens of the Stone Age o Danko Jones, siguiendo la vía de la reinterpretación de los sonidos clásicos (Rock, Blues…).


EL DISCO

Black Horde editan su tercer disco, Dwyer (2013), un  disco con 6 canciones de altísima calidad, muy intensas de sonido directo y contundente que imponen su fuerza desde el principio con el tema que abre el disco, Afterschool

Black Horde - Dwyer (2013)


Dwyer (2013) es sobre todo un disco de Rock, Hard Rock si me apuras, donde cada vez que lo escuchas, puedes detectar guiños a estilos diferentes, desde el Heavy, al Punk, pasando por Rock sureño de los ZZ Tops, el American Rock setentero e incluso el Rock más melódico de los 90, y los 00, como ellos indican de los canadienses Danko Jones o The Black Keys, incluso algún toque psicodélico. En cualquier caso, este tercer trabajo de Black Horde, suena menos áspero y más melódico que sus discos anteriores. Sin duda, un paso más en la escasa, pero brillante discografía de los asturianos.


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Black Horde?
La Horda Negra fue un batallón prusiano que plantó cara a Napoleón, ataviados con monóculo, elegantes ropajes… aunque lo cierto es que Black Horde sonaba mejor que los otros que barajamos (Black Torbe, Flan Podre, Track Once, Gran Morge…)

El estilo de música que interpretáis es básicamente Hard Rock de cierta inspiración en los sonidos de los 60 y 70, pero actualizado al siglo, pero ¿cuáles son vuestras influencias de verdad para hacer este estilo de música?
Cuando viajamos en la furgo, suena desde Compay Segundo a NoFx… Realmente, nos da por escuchar casi de todo, y aunque cada uno tiene su tendencia, se puede decir que el Rock y la comedia es la base común. Ahora bien, el rock de la Horda tiene un sonido actual… no podemos despojarnos de cuajo del heavy, del punk, del hardcore… que mamamos durante años. No sé, por poner alguna referencia de ahora, podría decirse que estamos cerca de bandas como Danko Jones… 


Vuestro disco Dwyer (2013) es un EP de 6 canciones con una producción exquisita, donde continúa el mismo estilo de vuestro último disco, aunque, en mi opinión, existe una ligera evolución en el sonido que lo hace quizás, menos áspero que en trabajos anteriores, con un cierto aire más sesentero.  ¿Qué podéis decirnos al respecto?
Que ni tenemos patillas, ni pantalones de campana… Nada más lejos de nuestra intención que meter el pie en los 60. No sé, lo temas tienen más melodía, y quizás por eso pueda haberte sonado más cercano al pop que al hard rock setentero.

¿Por qué habéis titulado Dwyer? ¿Podéis contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
En esta época del crowfunding, que nos parece una especie de aguinaldo execrable, la Horda, como amantes de la cultura clásica que somos, hemos retornado a la figura del mecenas. Dwyer es un amigo de la horda que ha aportado desinteresadamente más de la mitad de la panoja que costó la grabación. Sin él, probablemente este cd no habría sido grabado… al menos ahora.
¿Anécdotas? La Horda es una sucesión de anécdotas… Quien se acerce al concert, escuchará más de una, que somos unos graciosillos entre tema y tema.


Vuestras canciones tienen una calidad extraordinaria y un sonido muy personal. Se nota el esfuerzo y el cariño con el que ha sido concebido. ¿Cómo habéis conseguido ese sonido tan característico? ¿Os  habéis planteado cantar en español?
Gracias, oh… El sonido característico creo que se basa precisamente en lo poco característicos que somos. No estamos mentalmente encorsetados con ningún planteamiento concreto, ni musical, ni estético. No pretendemos hacer canciones rock, ni jevis, ni punkis… Claro, sin ningún marco de referencia, podrían salir majaradas a lo Primus, pero inconscientemente lo que vamos pariendo va tomando siempre la misma “forma amorfa” del sonido Horda. Dios, acabo de leer lo escrito, y soy el Punset del rock…

¿Cuáles son vuestras expectativas en vuestro disco Dwyer? ¿Qué vais a hacer para su promoción? Si yo quisiera una copia del disco, ¿cómo podría conseguirla? ¿Cuándo estará a la venta al público?
Las expectativas son las de siempre… que el disco nos siga abriendo puertas para tocar en nuevos sitios, conocer gente, beber gratis, recibir felicitaciones después de los concerts…
Dwyer se va a editar con un sello asturiano especializado en punk/hc, que se llama KTC Domestic. Tiene sus canales de distribución, qe se pueden encontrar en internet… y luego, pues en los concerts se suelen vender unos cuantos cd’s, coincidiendo con el calentón del momento y la incipiente borrachera de los asistentes. Estará a la venta en Abril.


¿Cuáles son los planes de Black Horde para 2013? Suponemos que primero editar el disco y luego girarlo por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Realmente, jamás hay un plan maestro detrás de la Horda. Lo único que te puedo asegurar es que vamos a hacer más kilómetros que Labordeta, para tocar en cuantos más sitios, mejor.

¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
El mundo digital no acaba con las cosas… las cambia. Pero vamos, no hablo ya de la música, sino de la banca, la cirugía, la compra/venta de fruta… igual se libra sólo el Mus (aunque recuerdo con gracia aquel fenomenal PC Mus). Con respecto a la música, es un hecho que jamás hubo consumo tal de la misma… no hay un neno por la calle que no lleve su mp3, o tenga un disco duro de 5 teras en su casa petao de canciones. La idea es que al dejar de ganarse tanto dinero con la venta de música, se va a acabar con ella?  Rotundamente, no.


Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Esto enlaza con lo anterior. Hay mucha avidez musical… precisamente por la difusión desmedida. Todos quieren escuchar y tocar música… lo que no quiere nadie es pagar por ello. Pero hay una oferta enorme de bandas que quieren tocar, y de gente que quiere ir a concerts. Aunque quiero insistir en la idea de pagar… no sé por qué tanto escándalo porque la gente comparta la música digitalizada. El verdadero drama es que no se quiera pagar 5€ por asistir a un concert (cuando uno gasta el doble por tragarse un bodrio al cine), o que las salas paguen lo mismo a las bandas que hace 20 años, cuando las cervezas que venden no las cobran al precio de los 90…

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Sulen estar ligados a lo extramusical… a gente con la que hemos estado de timba tras los concerts, que nos ha acogido en sus casas sin conocernos de nada, con peña entrañable de otras bandas…


¿Tenéis alguna opinión de la situación actual de España y del resto del mundo que queráis compartir con nosotros?
Nos asquea la deriva del capitalismo y sus consecuencias, en general… Pero aunque somos gente en lo personal bastante comprometida con unas ideas, entendemos que la Horda no es el medio adecuado para meternos en esos charcos. Aquí nos ponemos el disfraz de tarados, y nos dedicamos a dejar el pelo a lo Gadafi a los que se acerquen a vernos en directo.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo y enhorabuena por vuestro disco.
Thanks, Josechu.

Black Horde - Alligator skin (2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada