eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

miércoles, 3 de octubre de 2012

Nacho Goberna - Un bosque de té verde (2010). Entrevista a Nacho Goberna


EL ARTISTA

La Dama se Esconde fue un dúo musical de España formado por Nacho F. Goberna e Ignacio Valencia. Procedentes de San Sebastián, los orígenes de La Dama se Esconde están en Agrimensor K, uno de los grupos más destacados de entre los que aparecieron a principios de los años 80 en el País Vasco. Perteneciente a la onda siniestra, estaba formado por Nacho F. Goberna, Ignacio Valencia y el batería José Manuel Gandasegui. Grabaron dos discos editados por DRO, Principio y fin (1982) y ¿Juegas al escondite? (1983).

Una vez disuelto Agrimensor K, Goberna y Valencia formaron La Dama se Esconde y se marcharon a Madrid. Sus primeros dos temas, Un avestruz y El cielo azul, fueron incluidos en el disco colectivo La única alternativa, con el que DRO/GASA pretendía dar a conocer grupos noveles. La crítica calificó estos temas como lo más destacable del disco.

En 1985, La Dama se Esconde grabó con DRO/GASA Avestruces, un mini-LP producido por Paco Trinidad. Un año después editaron Armarios y camas, producido por el propio Nacho Goberna. Las letras de sus canciones, con descripciones de paisajes lejanos, reflejan aún la oscuridad de sus primeras composiciones. Músicos como Suso Saiz o Javier Paxariño colaboraron en estos trabajos, en los que combinaban bases electrónicas con guitarras acústicas.

Tras dejar GASA en 1986, pasaron a la multinacional Warner, con la que editarían sus restantes discos. Se dieron a conocer al gran público y pasaron a un estilo más comercial, con mayor presencia de guitarras eléctricas en sus canciones. Obtuvieron sus mayores éxitos con La tierra de los sueños, Coge el viento, álbum en el que probaron con ritmos de baile, y Lejos del puerto.
Sus dos últimos trabajos, De colores, tu color y Hoy, no tuvieron la repercusión de los anteriores. En 1995 grabaron el que sería su último tema, A años luz, que se editó en un recopilatorio en 1999.

Nacho Goberna, voz, guitarras y compositor de todas las canciones de La Dama se Esconde, editó dos discos en solitario, Transparente (2002) y Un bosque de té verde (2010) que se han considerado por muchos la continuación natural de la trayectoria de La Dama, canciones que profundizan en ese marcado carácter intimista que Nacho inició con La Dama.

En 2011 y conmemorando los 25 años desde la edición del disco Armarios y camas (1986) se editan bajo suscripción dos nuevos álbumes inéditos de La Dama Se Esconde integrados por canciones jamás antes publicadas.


EL DISCO

Si hubiera que poner imágenes a Un bosque de té verde (2010), el trabajo con el que Nacho Goberna volvía al panorama discográfico, ocho años después de Transparente (2002), su primer disco en solitario, tendríamos que inventar paisajes cercanos al sueño y al deseo, adentrarnos sin prisa en esos lugares del sentimiento que están allí donde la realidad no es capaz de ofrecer respuestas.

Nacho Goberna - Un bosque de té verde (2010)
 
Para hallar las imágenes que ilustren el recorrido de alto contenido emocional que es Un bosque de té verde tendremos que olvidar lo conocido, cerrar los ojos y arribar a la islas de la infancia, a los cofres que guardan las pruebas del amor verdadero, a las fuerzas de la naturaleza capaces de nombrar lo innombrable. Cercanas siempre las lúdicas composiciones de La Dama Se Esconde, el viaje que ahora se propone comparte la creencia de que, lejos de lo concreto, existen paraísos y princesas de cuento de hadas, pero va más allá, rozando sutilmente esos territorios que podemos llamar del alma.  Un bosque de té verde se inicia con el recuerdo de un cofre del tesoro y desemboca en una ventana abierta al mañana. Una ventana desde la que observar al que es capaz de lanzarse a correr campo a través sin miedo a abrazar esa esperanza que nada quiere saber ya de vértigos y carencias.

Quien quiera recuperar al artífice de La tierra de los sueños va a volver a encontrárselo, más íntimo, más introspectivo, más luminoso que nunca, atravesando las frondosidades de un bosque idóneo para perderse después de atravesar sembrados de estrellas e imponentes madrugadas.  “Un cuento”, “Los primeros días”, “Jardín interior”, “Alamedas”, “Dentro de un porqué”, “Por sentir”, “Son las tres de este día”, “Anocheciendo” y “Mañana” son canciones que tienen en común su capacidad de sugerencia. Entre todas dan cuenta de una historia de palabras abiertas, de argumentos cómplices; cada una de ellas es capaz de conducirnos hacia rutas insospechadas… Y, al final, si confrontamos, a la manera de un juego de espejos, los destinos de llegada, comprobaremos, que no todos hemos acabado en el mismo sitio.

Un bosque de té verde, sí, está lleno de sorpresas, las que vayamos descubriendo cada uno de nosotros y otra mayúscula que nos ofrece su autor, “Memoria de unos ojos grises”, una pieza instrumental que demuestra que es posible llamar a las puertas del corazón sin previo aviso y tocar cada una de las teclas de los sentidos. Tenemos ante nosotros 42 minutos de una mezcla mágica hecha de letras que arrancan de tan adentro como las raíces de los árboles robustos y que se pronuncian con elementos acústicos, eléctricos, electrónicos, orquestales… Sólo nos queda perdernos en ella, en Un bosque de té verde, respirando con la mirada absorta en esas ramas altas que se pierden en el cielo.


LA ENTREVISTA

 ¿Cómo se siente una artista como Nacho Goberna después de más de 30 años formando parte del selecto grupo de iconos del pop rock español, debido a tu éxito en La Dama se Esconde, y por supuesto con tu trabajo como Nacho Goberna? ¿Consideras que ya has logrado todo lo que querías en el mundo de la música?
Por un lado, en términos estrictamente temporales, me siento lejos de aquel comienzo en Donostia,  cuando tenía 16 años.  Tres décadas son tres décadas, pero por otro lado, en código emocional, me siento muy cerca de aquel entonces. Al fin y al cabo, el Nacho de aquellos días y el actual piensan y sienten de manera similar. Me reconozco en aquel muchacho introvertido que fui como, no tengo duda, aquel muchacho se reconocería en mi ahora.

Nunca tuve pretensiones cuando me enfrenté al acto de hacer canciones. No las tuve entonces, y no las tengo ahora. Lo único que he tratado de hacer es expresarme, sacar de dentro hacia fuera y, a ser posible, legitimamente, poder vivir de lo que hago. El resto es aledaño, coyuntural, pero no la esencia, y por tanto, debe ser tratado con distancia. No creo que nunca se pueda llegar a sentir que se ha alcanzado la meta, las metas mutan, sería un error. Como nunca debes, así lo creo yo, darte por vencido, las derrotas también se transforman.

Nacho, en solitario ha tenido una tendencia hacia la música con tintes derrotistas, temas oscuros e incluso tristes, música más underground. Tus discos son de los que cuanto más se escuchan, más se saborean. Además el peso del tiempo, no les suele hacer efecto, ¿cómo consigues que sea así?
Puedo aceptar que mis canciones en solitario, tanto las de “Transparente” como las de “Un Bosque de Té Verde”, puedan en ocasiones tocar a la tristeza, de hecho es coherente con mi pensar, la tristeza es un estado de ánimo fructífero, un estado que te permite sentir, y decir, cosas que posiblemente cuando estás en modo alegría permanecen escondidas por los fuegos de artificio de la excitación, pero que no se vean no significa que no existan, y además sacarlas es sano, las limpia, las convierte.

Lo que comentas de derrotistas es otro tema, no,  todo lo contrario. Si en algunas de mis canciones no está la luz de manera explícita, sí que está, o por lo menos para mí así es, mi personal mapa a través del cual llegar a ella.


El estilo que ha hecho es difícil de clasificar, pero es básicamente Rock que has fusionado con todos lo estilos, desde el Folk pasando por el Pop, y hasta la Electrónica, pero ¿cuáles consideras que son tus influencias musicales más directas?
En primera persona, como autor, me resulta complicado determinar, focalizar, en que estilo de música me ha podido  influenciar más. Lo que tú dices es cierto, creo en la mezcla, en la alquimia. Siempre me ha gustado coger cosas de diferentes paisajes sonoros y tratarlas de conjugar de manera diferente. En esa cohabitación de referencias, por supuesto, como señalabas, esta el Pop, pero también la electrónica o la música más acústica. Cuando comencé en esto sí hubo una serie de bandas que me marcaron, como The Smiths, The Cure, Japan, y especialmente Joy Division. Si tuviera que decir un nombre de referencia para mi desarrollo como autor ese sería sin duda alguna Joy Division. Gracias, sobre todo a ellos, a sus canciones y lo que me transmitían, decidí colgarme una guitarra al hombro, por primera vez en 1981, y en paralelo, comenzar a caminar, torpemente no lo dudo, en mi, en aquellos momentos incipiente faceta compositiva.

Tu última disco Un bosque de Té verde (2010) es un paso más en tu evolución artística. Siempre explorando los sentimientos más internos dentro de ti mismo, ¿Es tu disco  más intimista? ¿El más maduro que has hecho hasta la fecha?, incluso, ¿puede que el mejor de tu carrera en solitario?
Para mí “Un Bosque de Té Verde” es todo menos un disco más en mi evolución artística, y en esta reflexión incluyo todos los que compuse con La Dama Se Esconde. Junto con “Armarios y Camas” forma parte de mis raíces más profundas. Desde luego en Un Bosque traté de explorar sentimientos, probablemente, como nunca antes lo había realizado, quizás por que nunca antes podría haberlo hecho. Sentí vértigo, pero también una satisfacción enorme que jamás había sentido. Darme cuenta que no tenía que temer nada fue hermoso. Sí, para mí es el mejor disco que he compuesto hasta ahora, en mi vida, el perfecto compañero para mi otra gran referencia personal, aquel vinilo que grabé en 1986 y que decidí llamar “armarios y camas”

¿Qué te ha motivado a titular el disco Un bosque de Té verde?
El título de “Un Bosque de Té Verde”, como  probablemente pasa con todos los títulos de todos los álbumes que he grabado, nació en parte por la casualidad, consumí toneladas de Té Verde durante la grabación del disco, y parte porque tenía claro que debía encontrar una denominación para los adentros emocionales que no existiera, desconocida, y que fuera cercana, sencilla, acogedora. No fue hasta el final, cuando ya tenía el disco prácticamente terminado, que llegué a él. Un título que evocara, y denominara, los intensos territorios interiores en los cuales me moví y viví durante los 12 meses que me llevó la composición del disco. Eso es lo que quise, busqué, y bajo mi punto de vista, encontré. Ah, y verde porque es el color de la esperanza.


¿Puedes contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
¿Además de lo del Té, por supuesto sin azúcar? :), no sé, recuerdo el pánico del principio cuando no tenía ni una sola canción, envuelto en las tan humanas dudas, sobre si sería capaz, o no, de llevar el barco, o mejor dicho “El Bosque” a puerto. a su particular “amanecer”. Un miedo que me duró hasta que, por fin, seis meses después, sobrepasé la meridiana del álbum, una vez terminé con la quinta canción del álbum.

Siempre has cantado en castellano, ¿te has planteado la posibilidad de cantar en inglés?
No. El Castellano es mi lengua natal. Cuando siento dolor lo expreso en Castellano, cuando digo “Te quiero” lo hago en Castellano, mis lágrimas y sonrisas hablan ese idioma. Hacerlo en Inglés, podría sonar muy “Estupendo”, de moda, e incluso, posiblemente,  me sería más fácil, la métrica del Castellano es mucho más complicada para el POP que el inglés,  pero resultaría antinatural, forzado, en suma, no sería verdad.

¿Qué respuesta has tenido del público ante Un bosque de Té verde? ¿Qué haces para su promoción? Si yo quisiera una copia física, ¿qué tendría que hacer para conseguirla?
Mi percepción es que mis seguidores y la gran mayoría de la prensa especializada que ha podido acceder a este Bosque de Té Verde, algo difícil cuando uno está fuera del sistema tradicional de medios e industria, y que lo han recibido sin prejuicios o ideas preconcebidas, han captado perfectamente lo que es, supone y significa.

Mi promoción soy yo. Autogestión de principio a fin, y mi web: unbosquedeteverde.com / nachogoberna.com.

El disco físico, y más cosas, la recién estrenada edición limitada, en DVD, del álbum (Octubre 2012), y más, tres discos inéditos de LA DAMA SE ESCONDE jamás antes publicados, mi libro “La tierra de los sueños - Las letras (1982-2010)”, todo este material se puede adquirir directamente, sin ruidos ni interferencias, sin industria revoloteando alrededor, a su autor, yo.

¿Cuáles son los planes de Nacho Goberna para lo que queda de 2012 y primeros de 2013?. Suponemos que girar el disco por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Seguir desarrollando mi Bosque de Té Verde en la web, seguir profundizando en la relación directa con mis seguidores, seguir intentando articular una labor creativa, a la que amo profundamente, que sea sostenible.


Esta pregunta se la he hecho a muchos músicos, pero hacérosla en ti cobra un carisma especial, ya que venimos de la época del vinilo. ¿Crees que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
Complicado futuro. El mundo digital lo ha cambiado todo y la música no ha sido una excepción, por el contrario, dada su naturaleza, fácilmente digitalizable, y también abusivamente gestionada durante años por la industria musical tradicional, ha sido una precursora en enfrentarse, y torpemente demasiado a menudo, todo sea dicho, a los retos, ventajas y también distorsiones y  paradojas de Internet. Soy un ferviente defensor de las nuevas tecnologías y la red de redes, como también lo soy de la labor compositiva. El nuevo paisaje digital, tanto quienes crean las plataformas como quienes hacen uso de ellas, deben ser conscientes que si la labor de un músico no es sostenible económicamente dicha labor devendrá, tarde o temprano, en inviable. El ejercicio de la labor creativa como Hobby puede ser una opción para algunos, pero no se puede convertir en una obligación para todos, ¿Abogados por hobby? ¿arquitectos por hobby? ¿funcionarios, médicos o ministros por hobby? ¿agricultores o directivos de empresas por hobby?. No creo que nadie que ame la música desee un panorama esquelético donde solo quepan los grandes éxitos, que por volumen pueden sostenerse, o donde solo quienes tengan rentas altas puedan dedicar su tiempo a componer.  Mi planteamiento, que aplico en la web y en todo lo demás que a creación se refiere, es la autogestión radical, directa, en pos de una relación simbiótica entre quién compone, yo, y quien disfruta de lo compuesto, mis seguidores. Una construcción pequeña en la que todos los protagonistas, yo y mis seguidores, no hay nadie más, redimensionemos nuestras expectativas a un tamaño mas humano. En esa arquitectura, basada en el compromiso mutuo, cientos de seguidores pueden ser suficientes para permitir la sostenibilidad de una labor creativa, algo que miles en la estructura tradicional de distribución musical, con el chorreo de intermediarios y plusvalías asociadas que hay en medio, no permiten.

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
No lo creo, o al menos no es esa mi sensación, especialmente para las propuestas minoritarias, diferentes, heterodoxas.

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Los recuerdos son como un buen baño caliente lleno de espuma, está muy bien. El presente es como un chapuzón en el mar, algo maravilloso. Me quedo con el presente. Del pasado lo viví ya todo. El futuro aún no tengo el gusto de conocerlo. Sí, me quedo con el ahora.

Nacho Goberna - Jardín interior (2010)


 MISCELÁNEA

¿Podríais decirnos…

...un libro?:
Imposible, como mínimo dos: America (1927) de Kafka y Walden (1854) de Thoreau.

...una película?:
No será menos aquí. Dos: La noche del cazador (1955) de Charles Laughton y Ciudadano Kane (1941) de Orson Welles.

...una canción?:
Manteniendo la tradición, dos: Love will tear us apart (1980) de Joy Division y The end of the world (1987) de R.E.M.

...un álbum?:
 Además de Closer (1980) de Joy Division, cualquier disco que recoja las obras de Piano de Eric Satie.

...un grupo o solista?:
¿Sin contar a Joy Division te refieres? ¿Exceptuando a R.E.M., The Smiths o The Cure tal vez?, podría nombrar a Nick Drake, Elliot Smith...

Muchísimas gracias por tu tiempo y un verdadero honor hablar contigo.
Gracias a ti, Josetxu. Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada