eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

martes, 26 de enero de 2016

Travellin’ Brothers - One Day In Norway (2016). Entrevista a Travellin’ Brothers


Después de la gira Magnolia Route, de 2 años ininterrumpidos, 120 conciertos en 11 países, proclamarse ganadores del European Blues Challenge en Bruselas, finalistas en el International Blues Challenge en Memphis, agotar entradas en casi la totalidad de sus conciertos, recibir el apoyo del público, programadores y la crítica, para Travellin’ Brothers, era el momento de hacer un disco especial y a la altura de una de las bandas que han generado más expectación en el panorama del blues europeo en los últimos años.

TRAVELLIN' BROTHERS
One Day In Norway (2016)

Así pues, deciden registrar su disco en Noruega, en Juke Joint Studio, un estudio analógico y con la mesa de grabación que estuvo en Stax Studios de Memphis en su época dorada, con la que grabaron artistas de la talla de Albert King, Aretha Franklin, Little Milton y un largo etc. Con un ingeniero como Njål Frode, experto en este tipo de grabaciones analógicas, a una toma, todos tocando en directo, y captando acústicas y atmósferas irrepetibles.

Los Travellin' Brothers, nos presentan un disco en sexteto, con un sonido crudo y añejo, pero a la vez muy actual, con composiciones que siguen su línea ya iniciada años atrás, en la que toman el blues como punto de partida para adentrarse sin complejos en los terrenos del gospel, el swing, el jazz, el country o el más auténtico sonido de Nueva Orleans, y regalarnos una obra maestra de la música de raíz americana.

One Day In Norway, es un nombre especial para un disco muy especial y resume a la perfección el espíritu de la grabación y lo que hay registrado en él, 24 horas de un intenso viaje relámpago a Noruega, 24 frenéticas horas para viajar, dar un concierto en el festival de Notodden, dormir más bien poco y acometer 8 horas de sesión mágica en Juke Joint Studio de Notodden.


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Travellin’ Brothers para este proyecto musical?
Teníamos claro que queríamos un proyecto familiar, de amigos, en el que las relaciones humanas estuvieran por encima de todo, llevamos años en esto, y tenemos claro que la convivencia es fundamental, y sin ella no hay proyecto serio que funcione.
La banda la fundamos 2 hermanos y un primo y los otros 3 son amigos de toda la vida, del barrio, y queríamos que ya en el nombre quedara patente nuestra seña de identidad más clara, por eso lo de Brothers.

Lo de Travellin’ es consecuencia de buscar palabras que encajaran bien con brothers y tuvieran una buena sonoridad, viajar con la música era otra de las cosas que queríamos hacer con esta banda y al final parece que el nombre nos ha venido como anillo al dedo.

No cabe duda que la música que haces tiene una gran influencia del Blues, el Soul y del Jazz, pero se pueden apreciar guiños al Gospel, al Swing, al Country, … Una mezcla de estilos que define el magnífico sonido de la banda, pero ¿qué ha motivado este sonido en Travellin’ Brothers? ¿Cuáles son o han sido vuestras influencias reales y más directas a la hora de hacer música?
En la banda somos seis miembros y los gustos son muy coincidentes pero cada uno al final tiene su recorrido su trayectoria y venimos de lugares musicales diferentes, para nosotros esto es algo bueno y tratamos de beneficiarnos de ello y que sirva para sumar, creo que es muy enriquecedor aprender unos de otros, es una manera de crecer y evolucionar.
De todas maneras es algo que viene de lejos, siempre hemos dicho, desde nuestra creación que no somos una banda de blues clásica, tampoco somos puristas.
Partimos del blues y caminamos hacia toda la música de raíz americana, ya en nuestro tercer disco Red Hot & Blue es algo que se empieza a ver con claridad, en los siguientes hemos ido profundizando en ello y ya en Magnolia Route que es el anterior a este, se hace evidente este viaje a través de la música de raíz, que ha día de hoy es marca de la casa.


Vuestro último trabajo es One Day In Norway, un álbum que contiene canciones de todos los estilos anteriormente mencionados,… elegantes trallazos,  intensas y vibrantes, con cierto aura de nostalgia por la música de tiempos pasado … ¿Qué os inspira a la hora de hacer vuestras canciones?
Sobre todo nos inspira la propia música, todo aquello que escuchamos y descubrimos día a día.
Nuestras vivencias que por suerte son muchas también nos ayudan mucho, tenemos la suerte de viajar a muchos países, muchos festivales importantes en los que vemos en acción muchos músicos buenísimos que no son fáciles de ver por aquí y aprendemos de todos y cada uno de ellos.
Llevamos unos años invitando a artistas americanos y Europeos con los que giramos y nos toca prepararnos muchos repertorios a la medida de estos artistas, esto hace que trabajemos mucho, y descubramos y aprendamos de cómo ven y entienden estos pedazo de artistas la música, somos como esponjas y nos empapamos de todo aquello que nos rodea.
Nuestros viajes a Usa, han tenido mucho que ver en este disco, la gira que hicimos a principios de 2015 en New Orleans, en Memphis y Clarcksdale, lugares míticos para nosotros, nos ha marcado mucho y han sido una gran influencia en la composición de este último disco.

¿Por qué lo habéis titulado One Day In Norway y no de otra manera? ¿Podéis contarnos alguna anécdota durante la grabación de este disco?
La grabación ha sido algo muy pensado, estábamos en un momento de forma increíble, quizá en el punto álgido de nuestra trayectoria, y queríamos grabarlo en directo a una toma y en analógico y plasmar en la grabación ese momento dulce.
Por lo que el título del disco queríamos que hiciera hincapié en este punto, y pensamos algunos títulos en este sentido, pero eran muy evidentes y muy típicos con referencias como sessions o Traks, etc… Nos pareció que “One day in Norway” refleja claramente el espíritu de la grabación manteniendo un punto de originalidad. Noruega tiene una gran escena blues, es un lugar que admiramos por su gran cultura hacia la música negra y es nuestro pequeño homenaje a un país que cuida la cultura.
Mas que una anécdota como tal, es el viaje en sí, la grabación relámpago, fueron 24 horas frenéticas, en las que viajamos a Oslo en avión, furgoneta a Notodden, llegar a un estudio desconocido, con una barrera idiomática evidente, probar sonido, y un montón de cosas previas, y grabar en tiempo record haciendo una sesión mágica, con la que estamos encantados. Una vez de terminar la grabación, nos fuimos a probar sonido y a tocar en el festival de blues de Notodden, uno de los festivales más potentes de Europa, con un desgaste importante a la espalda, pero con gran ilusión y felicidad.
Una vez acabado el concierto, vuelta hacia casa sin dormir, sin descansar, pero con nuestro disco debajo del brazo, y con una gran sensación del trabajo bien hecho.


¿Qué expectativas habéis puesto en One Day In Norway? ¿Dónde queréis llegar con él?
Como siempre, las expectativas son las máximas, sobre todo y aunque parezca complicado, es superar el disco anterior y su gira correspondiente, que han sido antológicas y va ha ser complicado superarlo, pero a lo largo de nuestra trayectoria siempre ha sido así, y nos hemos superado a cada paso que hemos dado.
Creemos que hemos grabado un gran disco, estamos encantados con el resultado y creemos que va a gustar mucho y nos gustaría llegar cada vez a un público más amplio, en ello estamos y para eso vamos a trabajar.

¿Cuáles son los planes de Travellin’ Brothers para este año 2016? Suponemos que girar por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Efectivamente la intención es presentar “One day in Norway” en todos los sitios que podamos, mejorar en todos los aspectos que podamos, estamos preparando el nuevo repertorio, incluyendo los nuevos temas y queremos que este a la altura de la expectación que hemos creado estos  últimos años en toda Europa.
Os podemos adelantar que el disco no ha salido todavía y la agenda está repleta, hemos anunciado un avance de fechas pero hay muchas más, incluso muchas ya para 2017, vamos a viajar mucho y a nuevos países, de momento hay conciertos confirmados en más de 14 países,  por lo cual estamos encantados.

¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
No lo se la verdad, es complicado, yo creo que no.
El mundo digital para nosotros es un vehículo que utilizamos para hacer llegar nuestra música a más gente de la que podríamos hacerlo sin esta era digital, mediante las redes, los programas de escucha digital etc…
Creo que a ese nivel es beneficioso, pero como todo tiene sus cosas malas, es cuestión de saber utilizarlo.
Por otro lado, estamos por ejemplo ante un nuevo revival del vinilo que es el icono de lo vintage, hasta Alejandro Sanz ha sacado vinilo, por Dios, estamos salvados (risas)

 

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
La verdad que si, es cierto que los directos están de moda, hay una gran oferta, a veces demasiada en mi opinión, no estoy seguro que exista público para tanto evento, pero bueno, todo el mundo tiene derecho a programar cuando y donde quiera y que el publico decida.
Para los grupos noveles es la manera de foguearse y darse a conocer, y los grupos grandes y establecidos también se ven obligados a tocar, con el descenso de ventas en disco, el directo se convierte en la única fuente de dinero para esta gente….puede ser el por que de tanta oferta, pero nosotros no estamos aquí para juzgar a nadie, ni analizar situaciones globales, nosotros somos una banda de directo desde nuestra creación, nos va muy bien y no estamos para quejarnos…

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Es muy difícil elegir uno, somos una banda con 12 años de carrera, mas de 800 conciertos, decenas de países, cientos de grandes festivales, y algunos logros importantes, por lo que sería complicado…. la primera canción de cosecha propia, cuando hemos conseguido grabar nuestro primer disco, fue un momento muy grande, mas tarde el primer festival, la primera salida al extranjero, el primer premio, y así sucesivamente, cada momento ha sido mágico, girar en Estados unidos y ver que funciona….no se es difícil elegir.
Creo que me quedaría con dos cosas, por un lado el camino recorrido hasta llegar aquí, que ha sido muy divertido, hemos disfrutado mucho, también con momentos duros y complicados pero ha sido muy gratificante.
La segunda es la ilusión que mantenemos a día de hoy por lo que hacemos, que es la misma o más que el primer día, que al final es el motor que mueve todo lo relacionado con la banda.

¿Cómo es un día normal en la vida de un miembro de Travellin’ Brothers?
Como te decía somos una familia, con cosas comunes y otras muy diferentes, y el día a día de cada uno tiene sus particularidades.
Es muy diferente un día de concierto o gira, que un día sin actividad musical.
Los seis tenemos familia, tenemos otro trabajo a parte de la banda, y en el día a día tratamos de atender estas facetas de nuestra vida lo mejor posible para que cuando estamos tocando, lo podamos hacer disfrutando al máximo, sabiendo que los deberes han quedado hechos.
Por lo demás somos gente muy normal, muy de los nuestros, de los colegas, las familias, es lo que hemos elegido y nos gusta hacerlo así.
En cuanto a un día de bolo o de gira, supongo que como el resto de bandas, no creo que tengamos ninguna particularidad, tratamos de hacerlo todo todos juntos, ser lo más profesionales posible, y llevarnos lo mejor posible, al final para 2 horas de concierto, son 22 de convivencia cada día, y esto para nosotros, como te decía es muy importante.

¿Tenéis alguna opinión de la actual situación económica y social de España, Europa y del mundo en general, que queráis compartir con nosotros?
La verdad es que como todo hijo de vecino, nos tocan de cerca muchas situaciones complicadas, bien por amigos familia, etc…
Son momentos complicados y hay que pelear y tirar para adelante, ayudar en lo que se pueda a la gente que te rodea, y cada uno poner su granito de arena para que esto cambie.
Lo que ocurre con los refugiados, los desahucios, el paro, que existan niños que coman solo una vez al día, la verdad es que nos pone muy de mala ostia…
A nivel cultural, mejor ni comentar, es penoso el tema de la cultura en este país…
Parecía que esto iba a cambiar pero el partido más votado las pasadas elecciones ha sido el mismo que ha causado todo esto, así que empiezo a pensar que quizá tengamos lo que nos merecemos y que no existe solución, pero bueno, la esperanza es lo último que se pierde, hay que seguir….

MISCELÁNEA

¿Podríais recomendarnos…

...un libro?:  Soul y Rythm & Blues, no hace falta irse muy lejos para encontrar grandes libros sobre música, con calidad y bien documentado, os lo recomendamos, escrito por nuestro buen amigo Manuel López Poy.

...una película?:  Granujas a todo Ritmo, creo que es un homenaje a toda la música de raíz americana en un momento necesario y en el que estas leyendas estaban un poco abandonadas y las devuelve al primer plano, además te ríes bastante.

...una canción?:  The Best Is yet to come, como no puedo quedarme con una, digo esta que es el single de nuestro nuevo disco, un góspel alegre, lleno de esperanza, que en estos días que vivimos hace mas falta que nunca.

...un álbum?: Live at the Regal de B.B. King, ¡¡creo que es imprescindible!! Hay mas pero…

...un grupo o solista?:  Por decirte uno común a todos Ray Charles, pero sería injusto, ¡¡nos encantan muchísimos!!

...una afición?:  La música, toda y en todas sus facetas…viajar, Y el Athletic (no el fútbol, solo el Athletic)

…cordero o cochinillo? (es que somos de Segovia J): Nos gustan ambos, somos de buen comer, pero si hay que elegir, nos quedamos con el cordero.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo y enhorabuena por vuestro disco.
Muchas gracias a vosotros por vuestro interés…. Hasta la próxima ¡¡un abrazo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada