eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

martes, 26 de noviembre de 2013

Crónica del concierto de The Sweet Vandals (Madrid, 16 de Noviembre 2013)

LA CRÓNICA
por Patts & Roll

Sí hablamos de música negra en nuestro país, probablemente uno de los mayores referentes sea una banda madrileña que nació hace ya 8 años, los Sweet Vandals. Desde que en el 2007 sacaron su álbum debut con la discográfica alemana Unique, se han posicionado en primera fila dentro del panorama musical funk-soul europeo. Con años de giras por Alemania y Francia,  directos en la BBC inglesa o en el mítico Rockpalast de la WDR alemana, los Sweet Vandals son ya una banda más que consolidada. Este mismo año después de tres álbumes con Unique se han atrevido a dar el salto con su propia discográfica, Sweet Récords, produciendo su último álbum titulado After All y en encargándose ellos mismos de su distribución. Algo que siempre ha caracterizado a este grupo ha sido su sonido clásico, que nos recuerda a la Motown y a los grandes grupos de funk de los 60 y 70 como el mismísimo James Brown. En sus estudios de Funkameba, con la ayuda de un magnetofón y muy pocas pistas se alejan del sonido digital, logrando captar ese sonido analógico y nostálgico que ya se ha convertido en su sello personal. 


El pasado 16 de Noviembre con motivo del aniversario del la sala El Intruso, tuvimos la suerte de ver al quinteto madrileño en directo. Al entrar en la sala, abarrotada hasta los topes, ya se intuye un aroma añejo que nos transporta muchas décadas atrás. Luces rojas sobre el escenario iluminando un órgano Hammond en el lateral. Tras un rato de espera, suben al escenario Javier "Skunk" Gómez, Santi "Sweetfingers" Martín, José Herranz y el último fichaje de la banda, Gabriel Casanova en el Hammond. Suena la intro de I got you man, tema que les lanzó, a la fama en 2005, pero la cantante Maika Edjole aún no está, los músicos continúan tocando y entonces, en primera fila entre el público y con un vestido rojo de lunares, aparece la soul sister madrileña. Se sube al escenario y nos da la bienvenida. Feel Alive, es el tema elegido para inaugurar la noche, la voz cálida de Maika inunda la sala y parece imposible apartar los ojos de ella.


"La siguiente canción, está dedicada a todas las ciudades bonitas, y sobretodo a la nuestra, que es bonita hasta con basura", se refiere a Cool Town, tema de su último álbum. A medida que avanza el concierto el público está cada vez más entregado, Move it On con su ritmo frenético da paso al tema instrumental The Tiger, "ahora tenéis que empezar a participar", nos anima Maika, "¡El tigre quiere palmas, y esta es la canción del tigre!". Después del huracán viene la calma, y después del derroche de groove de los últimos temas viene Waves and Wings, una preciosa balada soul que nos recuerda irremediablemente a Chess Records y a aquellos maravillosos temas con los que  Etta James nos cautivó.

Temas de su primer álbum y de Lovelite (2009) que no podrían faltar como Thank You for You o una genial versión del éxito de James Brown en 1965  Papa's Got a Brand New Bag, dan paso a  Better Than I Am, con la que consiguen que todo el mundo en la sala cantase a coro el riff que da nombre al tema, una frase que según Maika se sacaron de la manga para esos días tontos que todos tenemos.

No podían faltar los agradecimientos y un breve cumpleaños feliz a El Intruso, vamos acercándonos al final del concierto. Tras Ain't No Use, los Sweet Vandals se despiden y bajan del escenario. Pero el público quiere más, aplausos no cesan, y tras una pequeña pausa los madrileños vuelven para poner punto y final a una noche más que memorable.

After All, uno de los temas más souleros y cálidos de su último álbum no podía faltar. En este punto no hay ni una sola persona en toda la sala que no esté bailando, dando palmas o cantando, el ritmo se vuelve cada vez más frenético durante Come On Now, y Maika no para de bailar como poseída por la música. Pero todo lo bueno llega a su fin, y no podría haber un final mejor que el que nos ofrecieron.

Los Sweet Vandals demostraron que saben cómo transmitir su pasión por la música, consiguieron que nos contagiásemos de su groove y nos hicieron viajar muchas décadas atrás, a los locales de New Orleans y Memphis, logrando una magnífica recreación del deep-funk de los setenta. Su sonido crudo, sucio y a la vez original y con mucha frescura les convierte sin lugar a dudas en un grupo a tener muy en cuenta para todos los amantes de la música negra.


LA CRÓNICA GRÁFICA
por Javier Sanz (www.JaviWJ.com)

Estas son algunas de las imágenes que dejó el concierto de Sweet Vandals en la sala El Intruso de Madrid, el pasado 16 de Noviembre de 2013.























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada