eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

sábado, 2 de noviembre de 2013

Moravia - Entre sueño y realidad (2013). Entrevista a Juan Manuel Moratinos

EL DISCO

El retorno al mundo discográfico del vocalista y compositor madrileño, Juan Manuel Moratinos “Moravia”, muchos años después de la publicación de su primer álbum, “Matices”. "Entre sueño y realidad" (2013) es el título de su nuevo disco, en cuya producción han intervenido músicos de renombre, como José María Guzmán  (Solera, Cánovas-Rodrigo-Adolfo y Guzmán, Cadillac…), Juan R. Cánovas (Cánovas-Rodrigo-Adolfo y Guzmán) o Gema Tortuero (Lady Cherry, cantante de The Ladies).


MORAVIA
Entre sueño y realidad (2013)

El diseño gráfico es obra del gran Tony Luz (ex de Los Pekenikes, entre otros).
Todos los temas del álbum (14 cortes y 56 minutos de audición) están compuestos por el propio Moravia, a excepción de una adaptación autorizada exclusiva del clásico de Simon & Garfunkel "The 59th street bridge song (feelin' groovy)", con el título “Estoy vivo” (con Guzmán en los coros y la voz solista de Cánovas al final).

Moravia toca todas las guitarras del disco (colaboraciones aparte), además de dirigir los arreglos, la programación y la producción del álbum. Desde el pop irónico de "Ser tan feliz" a la balada rock de
"Rosaventero", pasando por los ritmos afrolatinos ("Oh, Rosa", "Así, viajando", el instrumental "Espíritu de Selaginella"), el rhythm & blues de "Blues de los Galácticos" o el más pausado de "Bailarina (gira, gira, gira)", o los textos reflexivos de música de autor (“Hojas pardas del mes de abril”, "Náusica", "Así, viajando”, "Final de trayecto"), "Entre sueño y realidad" ofrece un amplio abanico de estilos unidos por el sello personal de este versátil artista de fina vena compositiva.


LA ENTREVISTA

¿Por qué Juan Manuel Moratinos elige Moravia como nombre artístico?
Varias razones: por un lado, superar mi anterior etapa, tan alejada por mi largo paréntesis; formar un grupo bajo cuyo nombre pueda enmarcar mis próximos proyectos... y también (no voy a negarlo) desligarme a nivel artístico de erróneas vinculaciones de parentesco con cierto político homónimo contemporáneo.

El estilo de música que interpretas en tus proyectos en solitario, están a caballo entre la música de autor, la música Pop y el Rock, pero siempre intimista y preciosista,… ¿Cuáles son o han sido tus influencias más directas para llegar a este estilo de música que haces?

Sin duda mis raíces están en el pop y el rock de los años 60 y 70, que es la música que me fascinó en mi infancia y primera adolescencia; si bien, aprender a tocar la guitarra de la mano del requinto del Trío Siboney y mi subsiguiente integración en el grupo Sarmiento me embarcaron de pronto en la música latinoamericana en sus más diversos estilos: un brusco viraje que sin embargo me ha enriquecido mucho al final. El preciosismo tiene mucho que ver con mi ánimo de crear mi sello personal a la hora de asimilar todas estas tendencias sin caer en la dispersión, lo que no es nada fácil. Y eso lleva tiempo.   


Tu último disco Entre sueño y realidad (2013) autoproducido, cuenta con la colaboración de grandes e históricos del pop rock español, como son José María Guzmán, Juan R. Cánovas, Gema Tortuero e incluso el diseño gráfico de Tony Luz, ¿qué puedes decirnos al respecto? ¿Cómo consigues la colaboración de tal elenco de artistas?
Excepto Gema, con quien me une amistad de unos años hasta hoy, el resto de celebridades (ídolos de mis años mozos), me los tuve que ganar desde mi completo anonimato para ellos: acudiendo a sus conciertos y hablando con ellos al final, anotando sus contactos y recomendaciones... Lógicamente, podrían haberme dicho no de algún modo, y el hecho de que, bien al contrario, contara con su colaboración no sólo acrecentó enormemente la fe en mis posibilidades, sino que habla mucho de la talla humana y profesional de todos ellos; algo por lo que les estoy eternamente agradecido.

Uno de tus temas, Estoy vivo, es una versión autorizada de forma exclusiva del clásico de Simon & Garfunkel,  The 59th street bridge song (feelin' groovy). Cuéntanos cómo se consigue algo así.
Esto fue todo una bicoca. Durante una visita a Nueva York en 2008 se me ocurrió visitar la editorial de Paul Simon -uno de los músicos emblemáticos de mis inicios-, ubicada en el Brill Building de Broadway (hasta ese momento desconocía la fama de ese edificio). Una vez más, me vi allí como un desconocido cuya presencia repentina necesitaba de una justificación para no ser tomado por un friqui más o menos sospechoso. Y el argumento fue solicitar la adaptación de la letra al español de esta canción (no precisamente mi favorita del repertorio de S&G). Lo curioso fue que, de vuelta en Madrid días después, recibí una llamada de Universal (editora que gestiona el repertorio de Paul Simon en España) confirmándome la autorización para la adaptación y preguntándome de paso quién era yo para haberla conseguido, lo que consideraban muy extraño, sobre todo para un músico desconocido. Sin duda, esto fue el primer espaldarazo para lanzarme a grabar el disco.   


¿Por qué le titulaste Entre sueño y realidad a tu último disco? ¿Puedes contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
Buscaba una frase emblemática con sentido para titular el álbum, y la encontré en el primer verso de uno de los temas, “Así, viajando” (“A medio camino entre sueño y realidad...”)

¿Anécdotas? En “Así, viajando” precisamente experimenté con las percusiones, hasta el punto de que una noche comiendo una tarta en un cumpleaños descubrí el interesante sonido al golpear el plato de plástico (vacío). Y hecho: comparando sonidos en platos de distintos fabricantes, al final utilicé uno de Dia y otro de Carrefour en la grabación del tema. Y como tales aparecen reflejados en los créditos del disco.
 
¿Por qué ha pasado tanto tiempo entre tu anterior disco Matices y este nuevo trabajo? ¿Qué has hecho todo este tiempo?
La grabación de Matices y los términos contractuales con la discográfica fueron episodios bastante desastrosos para mí y algo de lo que tardé en recuperarme. Mientras, me he estado ganando la vida como profesor de inglés de ESO. Sin embargo, nunca me he desligado de la música en todo este tiempo; no sólo porque he seguido componiendo, sino produciendo también música para bandas sonoras de cortometrajes. Además me he dedicado a la literatura: escribiendo guiones de corto y largometraje; incluso ando inmerso en la escritura de dos novelas desde hace tiempo. 


¿Qué expectativas has puesto en este nuevo disco Entre sueño y realidad? ¿Qué tal está siendo la acogido por parte del público y de la crítica?
Mucha gente me dice que no he podido elegir peor momento para volver..., pero ¿quién asegura que el futuro va a ser mejor? Simplemente la vida pasa y, como la lluvia, uno no puede esperar eternamente a que escampe. Estoy mentalizado para que mi confianza en este disco no se vea minada por la cruda realidad de la crisis (las crisis, más bien, pues varias son las que confluyen en el mundo de la música de hoy). Lo cierto es que las pocas críticas que me han llegado hasta ahora son buenas, y eso me ayuda a mantener mi ánimo y mis opciones, sin duda, a pesar del chaparrón. 

¿Cómo se pueden conseguir este y trabajos anteriores tuyos?
Entre sueño y realidad está actualmente disponible en CD en las tiendas FNAC; en las demás, supongo que se puede obtener previo encargo. A nivel on-line está igualmente disponible en las tiendas especializadas, principalmente Spotify, Amazon, iTunes...

Matices (Moratinos) puede encontrarse igualmente, aunque menos, en tiendas digitales. Pero el CD y hasta el LP original -pues este disco se editó en vinilo en 1992- creo que se vende en Ebay y otras webs de coleccionistas.  


¿Cuáles son los planes de Moravia para lo que queda de 2013 y primeros de 2014?. Suponemos que girar por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes? 
Básicamente, actuaciones promocionales en foros de FNAC y entrevistas puntuales en distintos medios de radio y TV. Las giras están previstas para más adelante, así como otro tipo de apariciones que supongo irán saliendo. Al tiempo. También estoy estudiando la ampliación de Moravia a formato de grupo, que, como ya dije antes, es uno de mis objetivos ligados al cambio de mi nombre artístico.

¿Crees que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
Tal y como lo conocemos aún hoy, sí; estamos asistiendo a ello. Pero no creo que acabe con la industria de la música en su conjunto. Sí parece que el sector referente a derechos de royaltees está por desgracia casi tocado de muerte por culpa de la piratería, sobre todo aquí en España, y eso a pesar de la esforzada reconducción que se ha hecho hacia el mercado digital. Pero las demás facetas de la industria musical seguirán con mayor o menor transformación mientras la música exista. Es la ejecución humana (la música en directo), la salida más fiable y rentable que veo por ahora y donde la industria debe centrarse más, incentivándola y defendiéndola de amenazas externas como impuestos abusivos o leyes injustas amparadas en la crisis global. Y a partir de ahí,  intentar reconstruir el resto, aunque sea de forma diferente...  


Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad (al menos en España), con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Sin duda. Aunque también es cierto que nunca ha habido tantos músicos en activo como ahora. Pero a la fuerza ahorcan, y como dije en la pregunta anterior, las actuaciones en directo son casi su única salida. Otra cosa es en qué condiciones económicas (cachés) y cuántos locales y de cuánto aforo hay disponibles para semejante avalancha de músicos. 

¿Cuáles han sido tus mejores momentos/recuerdos en la música?
Te diré dos. Uno fue cuando aprendí a tocar la guitarra movido por mis ansias de componer, y eso me llevó a inventarme (descubrir más bien) acordes que no conocía y que más tarde la teoría musical me confirmó. También cuando en Alemania en los años 80 las vivencias que tuve entonces allá, muy emotivas, fueron la inspiración para algunas de mis mejores canciones (en inglés); hasta convertirlas en la banda sonora para un proyecto de largometraje titulado “Nights of Europe”, cuyo guión finalmente escribí también y que espero ver producido algún día. Ambos fueron momentos mágicos par mí.



¿Tienes alguna opinión de la actual situación económica de España y Europa general, que queráis compartir con nosotros?
Esto sería largo de debatir. De entrada, pienso que los grandes poderes económicos (la banca, las multinacionales…) hoy más que nunca mandan sobre la política. Ocurre en Europa, pero en España es descarado. Siempre he pensado que la economía es ante todo una ciencia ética, y hoy sus magnates han decidido envilecernos apretándonos con un par de vueltas de tuerca nuestros bolsillos para solventar una crisis que ellos mismos han provocado con su codicia. Y nunca en los últimos 70 años como ahora los políticos, y no sólo en España, han sido tan mediocres y sumisos (cuando no abiertamente cómplices) con el poder económico.  


MORAVIA
Side Walk Cafe, New York (Noviembre, 2013)


MISCELÁNEA

¿Podrías recomendarnos…

...un libro?: 
Cien años de soledad (1967) de Gabriel García Márquez.

...una película?: 
Bailar en la oscuridad (2000) de Lars von Trier.

...una canción?: 
Kodachrome (1973) de Paul Simon.

...un álbum?: 
To the Heart (1976) de Mark-Almond.

...un grupo o solista?:
Beatles, Led Zeppelín, Radiohead (no puedo decir uno sólo)

Muchísimas gracias por tu tiempo y un verdadero placer poder hablar contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada