eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

viernes, 18 de marzo de 2016

Musica Reservata de Barcelona - 25 años de polifonía (1991-2016). Entrevista a Jordi Abelló Solà



Tras 25 años de actividad ininterrumpida, Musica Reservata de Barcelona es uno de los conjuntos vocales más conocidos de España por su dedicación exclusiva al repertorio religioso del Renacimiento y, muy especialmente, a la escuela ibérica de polifonía.

Numerosos directores invitados han aportado su experiencia al trabajo de Musica Reservata de Barcelona, ya que el conjunto no tiene director fijo: Jean-Marc Andrieu, Peter Phillips, Andrew Carwood, Bart Vandewege, Paul Hillier, Bruno Turner, Romà Escalas, Josep Vila y Mireia Barrera.


Han actuado en España, Alemania, Francia, Italia, Palestina, Jordania, Polonia y Finlandia. Destaca su participación en los principales festivales españoles como los de Granada, Daroca, Barcelona, Ronda, Segovia, Cuenca, Girona, FIMTE (Almería) o los festivales de Ciutadella y Mahón, en Menorca.

En 1995 ganaron el primer premio del Concurso Permanente de Juventudes Musicales de España. Han grabado cinco discos, uno de los cuales es un concierto en directo ofrecido en Granada en 1999, bajo la dirección de Peter Phillips. Precisamente con este director británico presentaron su último CD en 2009. En 2016 se ha previsto el lanzamiento de un nuevo disco, con la recuperación de las nueve lamentaciones de Semana Santa del compositor Joan Pau Pujol.

A pesar de dedicarse a la música antigua, su interés por el repertorio contemporáneo les llevó a interpretar Stimmung, de Stockhausen, en Granada, Altea y Cuenca. Los compositores Albert Guinovart y Alfredo Aracil les dedicaron varias piezas por su décimo aniversario. En 2009, además, grabaron Lamentaciones, de Joan Sanmartí, fruto de una exposición del artista Javier Pérez. Este año Agustín Charles y Miguel Ángel Hurtado han compuesto sendas obras de encargo para celebrar su 25º aniversario.

El lunes 21 de Marzo a las 20,00h en la Iglesia de San Juan de los Caballeros, y dentro del programa de la 34 Semana de Música Sacra de Segovia, que organiza la Fundación Don Juan de Borbón, Musica Reservata de Barcelona ofrecerá un recital titulado "Conceptio Universalis. Tomás Luis de Victoria" donde se escuchará música del S.XVI, y S.XVII, pero también del S.XX y S.XXI.



LA ENTREVISTA

¿Por qué y cómo nace el Musica Reservata de Barcelona? ¿Por qué ese nombre y no otro?
El nombre de un grupo de música es una convención entre sus miembros; se adopta el que más gusta o el que menos desagrada. Cuando  un colectivo decide ponerse un nombre, no es fácil, y con grupos de música, sea cual sea su repertorio, tampoco lo es. En nuestro caso, nos referimos a la denominada, ya en el Renacimiento, a un tipo de repertorio, la Musica Reservata, que, por sus características, formaba parte de un selecto grupo de nobles, reyes, aristócratas o, en general, de un círculo de entendidos que eran capaces de apreciar detalles en las obras, mensajes o técnicas específicas (ornamentación, cromatismos) que conferían a esa música –fuera religiosa o profana- una dimensión de especial refinamiento y goce estético por parte de este círculo de iniciados.
El nombre nos pareció interesante y aunque nuestra interpretación no conlleva algunos de esos aspectos elitistas del término original, su sonoridad se nos antojó atractiva.

Además de la música antigua, parece que os atrevéis con repertorios más modernos ¿Cómo definirías, de forma genérica, la música que hacéis?
Nuestro repertorio es y será siempre el de la polifonía religiosa en latín del Renacimiento, como carta de presentación. No obstante, hemos tenido nuestros flirteos con la música contemporánea, ya sea porque nos pidieron una obra específica (Stimmung de Stockhausen en Granada y Cuenca, por ejemplo), o bien porque nosotros encargamos varias para celebrar nuestro décimo aniversario y, ahora en 2016, ¡nuestro vigésimo quinto!
A pesar de esas incursiones, somos y seremos fieles a la polifonía del Renacimiento, y si es española, mejor que mejor, pues queda mucho por hacer todavía.


En esta temporada estáis de celebración por vuestro 25 aniversario y en Segovia vais a presentar Conceptio Universalis. Tomás Luis de Victoria, donde a podemos disfrutar de lo que os planteaba en la pregunta anterior, música del S.XVI, y S.XVII, pero también del S.XX y S.XXI ¿Qué puedes decirnos al respecto? ¿Cómo surgió la idea de hacer este repertorio?
La colaboración con compositores del momento surge por dos motivos básicos: el primero es que no podemos pedir a Francisco Guerrero o a Tomás L. de Victoria que nos compongan alguna obra para celebrar nuestro aniversario; la segunda es tratar de poner en jaque –al menos conceptualmente- a compositores de hoy. Hemos querido ofrecer un reto a varios compositores con motivo de esta celebración; creemos que sería interesante para ellos componer un motete cuyo texto ya les viene dado y que fue utilizado por compositores de hace 400 años. Al final, existe una conexión, lejana, muy lejana, pero evidente, entre ambos creadores. Y, además, nos gustaba que los compositores contemporáneos acometieran una tarea a la que no se habían enfrentado, como es componer un motete en latín a capella.

Habéis editado (o estáis a punto de editar) un disco donde se recuperan las nueve lamentaciones de Semana Santa del compositor Joan Pau Pujol. ¿Qué expectativas tenéis con este trabajo?
Es uno de los objetivos principales de este año: es una grabación interesante por varias razones, la primera de las cuales alude a la recuperación del patrimonio musical olvidado, y que en muchos casos malvive oculto en muchas bibliotecas y archivos de todo el país. Por otro, grabar música que no ha vuelto a escucharse desde el siglo XVIII, a pesar de haber sido compuesta a primeros del siglo XVII, supone un reto interesante y una primicia discográfica porque aparte de interpretar la música, nos encontraremos con varias decisiones que tomar a la hora de recuperar la partitura, que no se encuentra editada y hay que hacer a partir de las fuentes.
Es una música magnífica, muy en el estilo del último Renacimiento español, austero y contrarreformista. Eso también es fruto de la liturgia para la que está compuesta la música, pues es para Semana Santa. Pujol, cuya obra bascula entre la prima y seconda prattica, pero siempre a voces y sin apenas intervenciones instrumentales, merece más atención y esa es una de las premisas básicas de la nueva grabación.

¿Cuáles son los planes de Música Reservata de Barcelona este 2016? Suponemos que seguir de gira con el nuevo disco y el 25 aniversario, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes? ¿Grabar otro disco quizás?
Una de las citas que hemos tenido en este año de celebración, ha sido ofrecer un concierto en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona. Se trata del salón de plenos del Ayuntamiento, historia viva de la ciudad en el que pocas veces se ha escuchado música y menos aún de esta época. Fue un concierto al que invitamos a Peter Phillips (The Tallis Scholars) para que nos dirigiera, y resultó muy enriquecedor.
También esta gira de presentación que hacemos de la mano del CNDM en Madrid, Segovia y Alicante, creemos que tendrá más repercusión en otras poblaciones.
En verano, además, ofreceremos varios conciertos con el Requiem de Victoria en el Festival de música de los Pirineos-FeMAP, tras lo cual nos centraremos en la grabación del disco de Pujol.
También es destacable la colaboración con Capella de Ministrers, bajo la dirección de Carles Magraner, con un triple disco dedicado a Ramon Llull, y que tendrá su presentación definitiva en Valencia y Barcelona en junio próximo.

¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
Inquietantes cuestiones. No me atrevo a vaticinar nada porque la tecnología ha cambiado tanto nuestras vidas y la concepción que tenemos del hecho artístico, en todas sus facetas, también nos obliga a renovarnos continuamente. Hemos de ser conscientes de que la tecnología viene a ayudar a hacer las cosas más fáciles, accesibles y rápidas, pero no a apartar, substituir o corregir el Arte en sí mismo. Debemos apoyarnos en las nuevas técnicas de grabación, soporte, promoción y comercialización pero nos queda margen todavía para que ambos mundos (el del disco físico y el digital) se separen para siempre jamás. Pensemos, por ejemplo, en el nuevo boom comercial que tienen ahora los vinilos. ¡Quién lo hubiera pensado hace apenas cinco años!

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos de corales, de grupos de pop rock, y clásicas, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de la música en vivo y en directo?
Soy de la opinión que la recuperación económica, por leve que sea, ayuda a contagiar entusiasmo en todos los actores musicales, ya sean programadores, productores, intérpretes, técnicos, afinadores o portamaletas, lo que sea. Lo cierto es que si los indicadores muestran que todo va a mejor, la gente coge confianza y arriesga más en ofrecer nuevos y originales productos musicales al mercado. Creo incluso que los intérpretes de algo tan “viejuno” como la música antigua también tenemos que saber vender nuestro producto y este hecho cuesta comunicarlo a veces porque el circuito de la música clásica en vivo sigue con estructuras anteriores a la irrupción de internet. ¿época dorada de la música en vivo? Ojalá. Espero que sí. Cuántos más seamos, mejor para todos: músicos y público.

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento como coro en el mundo de la música?
Uf, es difícil de coger un momento específico. Me gustaría destacar las colaboraciones con el festival internacional de música de Granada, que apostaron fuerte por MRB en el 2000 con una doble programación consecutiva: música de Guerrero el primer día y música de Stockhausen para el segundo. ¡Fue una bomba!

Ha habido conciertos memorables más por el sitio o las circunstancias que por el repertorio en sí mismo. Es el entorno el que muchas veces te sobrecoge y te lleva adelante en tu interpretación. Recuerdo vívidamente los conciertos que ofrecimos en el festival de música de cámara de Kuhmo, en Finlandia, al lado de auténticos monstruos interpretativos departiendo conciertos con ellos, cenas, saunas…

También merece punto y aparte la colaboración, siempre activa y constante, que hemos tenido con el musicólogo Bruno Turner, uno de los pioneros de la música antigua, allá por los años 70 del pasado siglo. Un auténtico sabio al que su reciente nombramiento a la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes es más que merecido.


¿Qué destacaríais dentro del panorama nacional e internacional?
Abundan mucho los títulos líricos, con grandes presupuestos en el Teatro Real, en Oviedo, en el Liceu, Santander, y enormes apoyos públicos, mientras otras expresiones musicales más reducidas en dimensiones, como la música antigua o la música de cámara, siguen apostando por proyectos singulares casi sin subvenciones públicas y buscando financiación en el sector privado o en internet. Hay una mala repartición de lo público entre los profesionales de la música y cuesta mucho hacer entender esto a los responsables, a quienes realmente deciden, porque se fijan muy mucho en los resultados de público; y en eso siempre será la ópera y las grandes orquestas las que arrastren mayor gentío a los conciertos.
Aparte de la reflexión, muy personal, hemos tenido recientemente gigantescos conciertos, en calidad, que no puede perderse nadie. Sir John E. Gardiner ha visitado –y creo que todavía lo hará próximamente- Barcelona con varias obras de Bach y Mozart que te dejan literalmente agarrado a la butaca.

Proliferan de nuevos muchos grupos corales, ¿creéis que la música coral vuelven a estar de moda?
No creo que la música coral haya dejado de estar de moda, si es que alguna vez lo estuvo. Es cierto que la labor de conjuntos extranjeros muy reconocidos, como The Sixteen o The Tallis Scholars, en un esfuerzo por llevar a los rincones más lejanos del planeta la música coral, y muy especialmente la música antigua, espolea la imaginación y las ganas de uno mismo de seguir esos pasos, de trabajar, de estudiar y de investigar más y mejor. No obstante, creo que España ha tenido siempre un tejido coral muy activo y eso proporciona talentos y una plantilla inmejorable para los conjuntos profesionales.

¿Tienes alguna visión particular de la actual situación económica y social de España y del mundo en general que quieras compartir con nosotros?
Creo que he hecho varias apreciaciones al respecto en alguna de las preguntas anteriores. Baste comentar, muy a mi pesar, que algunas cuestiones importantes quedan pendientes todavía: el elevado IVA de la cultura o la pospuesta ley de mecenazgo son dos de ellas, pero hay muchos temas sobre la mesa, como la regulación internacional de las descargas en internet.
A nivel social y económico hay dos factores desestabilizadores que congelarán muchos acuerdos con los actores sociales: uno es la incertidumbre económica, tanto de España como de Europa, que se enfrentan a nuevos dilemas sociales como el de la inmigración debida a los conflictos bélicos. El otro factor es más doméstico y es la falta de consenso político para la formación de un gobierno estable, con lo que conlleva de nerviosismo en los parquets bursátiles y una mayor presión de toda la población. Incluso si hubiera que repetir elecciones generales, estaríamos más de seis meses con un gobierno en funciones.
En fin, en Bélgica estuvieron casi dos años sin formar gobierno y no les fue tan mal la cosa…


MISCELÁNEA

¿Podrías recomendarnos…

...un libro?: 
Cuentos completos, Kingsley Amis

...una película?: 
Remember, de Atom Egoyan

...una canción?:  
Querrás decir, ¿un motete, no?

...un álbum?: 
Brothers in arms, de Dire Straits

...un grupo o solista?: 
¿El nuestro no vale? (risas). No, no vale. The Tallis Scholars, por ejemplo

...una afición?: 
El chocolate

…aquí siempre tenemos esta duda en un restaurante. Si fueras a comer, que elegirías en Segovia ¿cordero o cochinillo?: 
¡Pregunta trampa! Me inclino por el cochinillo en Segovia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada