eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

lunes, 28 de marzo de 2016

Yeska - Versos zurdos (2015). Entrevista a Antonio Abengoza


Yeska edita su segundo trabajo, el rotundo Versos Zurdos, un aldabonazo de rock and roll de sangre caliente, urgente, turgente y altiva. Rock de alto voltaje preñado de sentencias briosas de poesía de asfalto que exuda honestidad. La música de Yeska podría ilustrar una pelea de bar, un polvo salvaje o un acelerón hasta los 200 km/h por una carretera desierta.  En su rock urbano no ha lugar para la interpretación melindrosa, aquí se masca la tensión y se baila con la adrenalina.

Versos Zurdos  fue precedido por Diez ases en la manga, arrogante debut que llevó a Yeska por todo el país tocando junto a Boikot, Reincidentes,  Siniestro Total o Barricada. Después la banda cluniense presentó la trilogía Dorando las olas (canción, vídeo-clip y documental) dedicada al nonagenario poeta republicano Marcos Ana. Todo lo aprendido en este intenso tiempo cristaliza ahora en Versos Zurdos, un disco creado en la calle y para la calle, pero ante todo desde el corazón. Antonio: "Versos Zurdos es como decir que son canciones de clase obrera, zurdos porque son de izquierdas. Engloba bien el rollo del disco, muestra orgullo de clase, somos esto, no queremos ser otra cosa y además estamos orgullosos, lo defendemos".

YESKA
Versos zurdos (2015)

Yeska vive en el cruce de caminos donde confluyen Burnnig, Eskorbuto, Los Enemigos y Parálisis Permanente aunque, como connoisseurs del Rock Estatal, en su música se rastrean genes menos obvios, incunables tipo El Angel Y Los Volcánicos o Dogo Y Los Mercenarios, sin olvidar que no se puede hacer buen rock urbano sin pasar previamente por Robert Johnson y T-Bone Walker, ni sin besar la santísima trinidad Lou/Stones /Bowie... El respeto que Yeska siente por la Historia se evidencia  en ese estribillo que dice: Él es Tom Waits / yo solo soy su oyente. Por cierto, en la coda final de "Donde no hubo gloria" el truhan Antonio se lleva al huerto los afamados versos de la "Canción del Pirata" de José de Espronceda.

Para revestir un sarao donde en verdad ellos se bastan y se sobran, recurren a los contrapuntos vocales de Isabel Marco de Insolenzia y Yol Madina de Horror Bussines, féminas fuertes en un disco de muchas evocaciones a mujeres luchadoras y libres; al siempre solvente canalla Lichis, que canta en "Cabaret de Damas Libres"; a las guitarras de Jaime Cuadrado de Gérmenes en "Pintadas", Rubén Pozo en "Otra Canción" y Kosta de Boikot en "Alas Rotas", y al piano y el hammond de Emilio Abengoza  de Chucho en "Donde no hubo gloria" y "Gol".

Versos Zurdos ha sido grabado en los Estudios Shimo de Sanlúcar La Mayor (Sevilla) por Fernando Madina de Reincidentes y asistido por Jaime de Gérmenes. La mezcla se hizo en Morada de Carmona (Sevilla), con el experimentado Alfonso Espadero y ha sido masterizado por Jordi Gil en Sputnik Recording en la capital hispalense.


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Yeska para este proyecto musical?
Lo primero decir que es YesKa, con K. El nombre lo pusimos cuando empezamos con el proyecto porque nos sonaba bien, con fuerza, nos gustan los nombres de una sola palabra, y bueno, con el paso del tiempo nos hemos enterado de un montón de significados.

No cabe duda que la música que hacéis tiene como base el Rock clásico, el Hard Rock, el Rock Urbano e incluso el Punk, aunque se pueden encontrar guiños a otros estilos, pero ¿qué ha motivado este sonido en Yeska? ¿Cuáles son o han sido vuestras influencias más directas a la hora de hacer música?
Está claro que Yeska musicalmente se mueve a gusto en el Rock, en el más amplio de los sentidos que puede tener esa palabra. Pero al final, la música y el sonido que sacas es la mezcla resultante de las cuatro personas que componemos el grupo, es predeterminado en cierto sentido, sobre todo a la hora de grabar, tenemos especial gusto por las décadas de los 60 y 70. Influencias hay de todo tipo, el rock de los Stones o Led Zeppelin nos encanta, pero también el Blues o el Punk.

  
Vuestro segundo trabajo es Versos zurdos, un gran trabajo que contiene 12 fantásticas canciones armoniosas, melódicas, pasionales, intensas y directas, con cierto aire de canalla y callejero… ¿Qué os inspira a la hora de hacer vuestras canciones?
Lo que más son las vivencias personales, o de personas cercanas a nosotros. Vivir, al fin y al cabo.

¿Por qué lo habéis titulado Versos zurdos y no de otra manera? ¿Podéis contarnos alguna anécdota durante la grabación de este disco?
Versos Zurdos es el título de una de las canciones. Ese título lo sacamos un poco del contexto de la canción para que dé título al disco. Viene a reivindicar un poco esa manera de hacer las cosas que tan mal vista está a veces. Durante el franquismo, por ejemplo, los zurdos en las escuelas eran obligados a escribir con la derecha, o a las personas un poco torpes a veces se les llama zurdos, no? Queríamos reflejar con esto que no todo el mundo va tan derecho por la vida como pretende hacernos creer.
Anécdotas muchas pero me quedo con la de llegar a conocer durante la grabación a Juanjo Pizarro (Pata Negra, Dogo y Los Mercenarios, Silvio…), gran referente para nosotros, que nos abrió las puertas de su casa y además nos presto algunas de sus guitarras para grabar, un lujo y un honor.

¿Qué expectativas habéis puesto en Versos zurdos? ¿Dónde queréis llegar con él?
La expectativa primordial es transmitir y llegar a la gente sobre todo.

¿Cuáles son los planes de Yeska lo que queda de este año 2015 y primeros de 2016? Suponemos que girar por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Tenemos previsto empezar a girar a finales de Enero, pero de momento, aun no podemos adelantar mucho más… dentro de poco sabréis de nuestros lugares a visitar.


¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
No creemos que vaya a acabar con el mundo musical ni mucho menos, sinceramente, creo que al mundo musical le hacen más daño los 40 principales o Europa Fm que el mundo digital. Simplemente es una manera distinta de consumir música, y parece que la gente ahora tira más de descargas digitales pagadas, además, siempre quedaran los que la prefieren en formato físico como nosotros, incluso en vinilo.
El futuro del músico esta donde ha estado siempre: En el directo.

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Vemos que hay mucha oferta pero, ¿a qué precio? La mayoría de las bandas tocan gratis o palman pasta en los directos, el público no responde como debería y las instituciones no apoyan mucho en ese sentido, por lo tanto, esa era dorada, de seguir así, va a formar parte de un submundo que no es fácil que vea la luz.

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Poder ver a Leño en directo hace unos años. De no ser por el grupo no hubiéramos podido acceder a ese concierto.

¿Cómo es un día normal en la vida de un miembro de Yeska?
Como la de cualquier persona normal: Te buscas un poco la vida durante las mañanas y parte de la tarde y luego gastas tu tiempo libre, en nuestro caso en ensayar y tocar.

¿Tenéis alguna opinión de la actual situación económica y social de España, Europa y del mundo en general, que queráis compartir con nosotros?
Si claro, es la historia de siempre, pocos ricos y muchos pobres. Un puto desastre que lleva desde el principio de los tiempos y sigue así, pero mientras las aspiraciones de la mayoría de los pobres siga siendo la de ser rico sin tener un orgullo de clase pues seguiremos así. Ese es el cáncer de la clase obrera.

YESKA
Montescos y capuletos (2015)


MISCELÁNEA

¿Podríais recomendarnos…

...un libro?:  
El lenguaje de los puños de David González

...una película?:  
Murieron por encima de sus posibilidades

...una canción?:  
Lunático de Pata Negra

...un álbum?:  
En Marcha de Rubén Pozo

...un grupo o solista?:  
Grupo Los Pirris, Solista Chencho Fernández

...una afición?:  
Subir montañas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada