eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

lunes, 4 de febrero de 2013

Al Berkowitz - A long hereafter/Nothing beyond (2012). Entrevista a Ignacio Simón

EL GRUPO

Probablemente pocos grupos acumulen tanta cantidad de mitología como Al Berkowitz. Mil veces fundada y mil veces disuelta, con varias décadas de trabajo a sus espaldas, Al  Berkowitz, a lo largo de sus innumerables encarnaciones, ha probado casi todos los estilos y ha participado en diversas escenas a lo ancho del globo.
La Al Berkowitz Band, resurgida en Madrid de las cenizas de la banda homónima de los setenta y dirigida en la sombra por el genial Aldous B. Berkowitz, lleva en activo desde Noviembre de 2006 y, desde entonces, ha recorrido los escenarios de media España con su art rock experimental y psicodélico, bebiendo de infinidad de corrientes musicales y plasmando sus creaciones de modo sumamente original tanto en el estudio como en el directo.

El germen de lo que sería la Al Berkowitz Band, lo encontramos en The Inhabitants, un grupo de blues rock con ramalazos psicodélicos formado en 2005 por Santi Estrada, Lorenzo Palomares y Daniel Garabito, integrantes de un soporífero cuarteto de jazz latino, e Ignacio Simón, un músico experimental que por entonces actuaba en solitario bajo en pseudónimo de “Simon Aschenbach”. Después de una serie de actuaciones de nula repercusión mediática, la banda se encontraba al borde de su disolución cuando, en verano de 2006, un fortuito encuentro con Aldous B. Berkowitz iba a cambiar para siempre los designios de los cuatro jóvenes.
Apadrinados por el resabiado músico, el sonido de la banda se ha ido volviendo más y más transgresor y ha evolucionado notablemente desde su primera publicación, el Ep Man in the air (2006), hasta lo que es su segundo disco de estudio, el misterioso Along hereafter/Notyhing beyond (2012), que vió la luz en otoño de 2012.

Tras la presentación del mencionado primer Ep, en noviembre de 2006, la banda se embarcó en una interminable sucesión de actuaciones por todas las pequeñas y medias salas de la capital, junto a alguna que otra escapada mesetaria y por el camino perdió a alguno de sus integrantes hasta definir la formación que ha llegado a nuestros días, con Lorenzo, Santiago e Ignacio sobre el escenario y el genial Al Berkowitz en la sombra.
 En 2009 editaron su primer largo, Barely Nice (2009), una de las grandes joyas ocultas de la música reciente de nuestro país, así como Apprenticeship and attitude, grabado en directo, que nos muestra el potencial de la banda sobre el escenario.

Ambos discos son un reflejo de la dualidad de la propuesta de Al Berkowitz: sobre el escenario, exprimen al máximo las posibilidades del formato trío (Apprenticeship and attiutude) mientras que en el estudio, dan rienda suelta a su intrincada y meticulosa megalomanía (Barely nice).

Desde mediados de 2011, Al Berkowitz, ya liberados del “Band” que acompañó su nombre durante años,  estuvieron preparando su segundo disco de estudio, Grabado  en noviembre del mismo año en los estudios de Paco Loco, en el Puerto de Santa María, cuyo single de adelanto, fue el peculiar y pegadizo hit The Frenchman and The Rabbitman, que acompaña un excelente video a cargo de la productora madrileña DROMME.
Sobre las tablas, Al Berkowitz son Santiago Estrada (bajo y coros), Lorenzo Palomares (batería y percusión) e Ignacio Simón (guitarra y voz).


EL DISCO

Manteniéndose fieles a su carácter ambicioso e innovador, Al Berkowitz vuelve tras tres años de silencio con su gran obra maestra A long hereafter/Nothing beyond (2012).

Al Berkowitz - A long hereafter/Nothing beyond (2012)

Dividido en dos partes, en este segundo LP de estudio cristalizan las múltiples y variadas inquietudes artísticas de la banda madrileña. Al Berkowitz se aleja con esta grabación de cualquier etiqueta o estilo predefinido, llevando un paso más allá ese espíritu psicodélico en el que enraizaron sus anteriores trabajos. Desde el jazz al lounge, pasando por el space rock, el krautrock o la canción de autor, Al Berkowitz nos propone un viaje de una hora a través de su peculiar universo sonoro, en el que se entremezclan brillantes armonías y ritmos singulares sobre una cuidada y meticulosamente diseñada base experimental y preciosista que no dejará a nadie indiferente.

Apoyándose en una instrumentación tan cuidada e intrincada como la de su anterior trabajo, en esta nueva propuesta cobra fuerza el papel de las voces, que combinan con maestría, para atraparnos en una atmósfera melancólica, ingenua y desquiciante.
A long hereafter / Nothing Beyond fue grabado a finales de 2011 en los estudios de Paco Loco de El Puerto de Santa María y ha sido producido y mezclado ellos mismos a lo largo del presente año. Será editado por su propio sello Temple Records y Talibán Music.



LA ENTREVISTA

¿Por qué la banda toma el nombre de Al Berkowitz en vez de otro nombre?
Al Berkowitz toma el nombre de su mentor, gurú y razón de ser, el inefable Aldous B. Berkowitz, sin cuyo aliento y enseñanzas, esto nunca habría podido ser posible. Fuimos Al Berkowitz Band hasta hace bien poquito, pero le quitamos el “Band” para no parecer una banda de blues o jazz y porque Al Berkowitz, a secas, queda mucho más comercial.

Vuestra música tiene una gran influencia de los años 60. En vuestros anteriores discos con tendencia a la Psicodelia,  y en este, sin aparcarlo del todo, hacéis incursiones en el Folk, el Jazz, el Lounge, …. Realmente es una curiosa mezcla de estilos, en la que puede encontrarse guiños a otros estilos, donde se demuestra vuestro amplio abanico de gustos musicales, pero,  ¿qué ha motivado esta evolución en el sonido de Al Berkowitz? ¿Cuáles son o han sido vuestras influencias más directas a la hora de hacer música?
Nuestro anterior disco “Barely nice”, aunque salió en 2009, fue grabado a finales del 2007, por lo que ha pasado bastante tiempo entre ambas grabaciones. Nuestros gustos han variado y hemos ampliado nuestro espectro a la hora de escuchar música; sin embargo, creo que la gran diferencia entre ambos proyectos está en nuestras capacidades y en la forma de trabajar. “Barely nice” es un disco donde nuestras posibilidades estaban limitadas por nuestra inexperiencia y por nuestra falta de confianza en algunos aspectos, fundamentalmente en la parte vocal.
En realidad, The Zombies, The Beach Boys, The Beatles, Nick Drake…ya eran nuestros autores de referencia hace seis años, pero eran estilos que estaban muy alejados de nuestras posibilidades y de nuestra forma de trabajar.



Justo antes de “Barely nice” pasamos de cuarteto a trío, pero la mayor parte de esas canciones habían sido trabajadas como cuarteto y enfocadas al directo, por lo que al perder a nuestro cuarto miembro, recompusimos todas las canciones de cara a la grabación y el resultado fue satisfactorio, pese a lo improvisado de todo el proceso.
En este segundo disco, nos hemos tomado mucho tiempo para encontrar el ambiente adecuado para cada composición y nos hemos sentido mucho más libres a la hora de encontrar nuestro estilo. Al haber producido y mezclado nosotros mismos la totalidad del disco, nos lo hemos tomado con toda la calma que hace falta para experimentar y probar sin la presión de estar gastando dinero a lo tonto.
En general, en este disco las voces han ganado mucho protagonismo, así como las percusiones. En nuestras grabaciones anteriores, la voz era lo último en aparecer, entre una maraña de guitarras y pasajes instrumentales; en esta ocasión la voz ha estado ahí desde el principio y además hemos desarrollado una afición importante por las armonías vocales.
La importancia de las guitarras sigue siendo grande, pero en esta ocasión ya no hacen solos o punteos sino que se ocupan de hacer texturas y ambientes cuyo origen acaba siendo irreconocible.

Nuestras influencias más directas en este disco: Can, Jobim, Soft Machine, Nick Drake, Donovan, the Beatles, Brian Eno, Grizzly Bear, Martin Denny, el lounge y la “Exotica”, Chet Baker, el jazz vocal, Scott Walker, The Pop Group, Wire, Gong, Radiohead, David Byrne, King Crimson…


Vuestro disco A Long Hereafter / Nothing Beyond (2012) tiene dos partes que habéis recalcado; realmente es un disco que tiene una cara A, A Long Hereafter y un cara B, / Nothing Beyond. ¿Qué os ha motivado a esta separación? ¿Qué encontraremos en cada una de esas partes?
Es curioso porque en un principio teníamos la idea de hacer un disco doble con veinte o treinta canciones, al estilo del disco blanco de los Beatles, que abandonamos a la hora de empezar la grabación por considerarla demasiado megalómana. Sin embargo, poco a poco fue quedando claro que había dos grupos de canciones con una estética y un espíritu claramente diferenciados. Unos nos parecían más oscuros, más directos, con una presencia de bajo y batería más importante y más relacionados con nuestro trabajo anterior. Otro grupo de temas, nos parecía más nostálgico y melancólico, con un estilo más cercano a los años cincuenta y no tanto a lo setentero de nuestros otros temas.
Las canciones ya las fuimos produciendo pensando en esta dicotomía, aunque de una forma más difusa, y al final fue conformándose la separación definitiva.
“A long hereafter” son esas seis canciones más melancólicas y evocadoras, con un aire suave y nostálgico.
En “Nothing beyond” (salvo la propia “Nothing beyond”, que en realidad es un puente entre ambas partes) encontramos música más potente, más psicodélica y con una experimentación más electrónica y oscura que en la primera parte. La última canción “Sensitive, not dramatic”, quizá sea el resumen perfecto de lo que queríamos expresar en esta sección.

¿Por qué habéis titulado A Long Hereafter / Nothing Beyond? ¿Podéis contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
“A long hereafter” tiene muchas interpretaciones más o menos esperanzadoras y mucha ironía y para todas ellas “Nothing beyond” es su negación simplista y mezquina. Yo soy mucho más de “A long hereafter” que de “Nothing beyond” en todos los sentidos, pero cada cual se sentirá más identificado con una de las dos ideas.



Las canciones del disco tienen una gran calidad, suenan glamorosas, exquisitas, cálidas y acogedoras, con cierto aire nostálgico y siempre evocador, ¿qué puedes decirnos al respecto? ¿Cuál es la fuente de la inspiración?
Dice Lorenzo (batería) que nuestra propia música le recuerda a imágenes de película… será por ese aire evocador que mencionáis… es una pregunta difícil de responder. La fuente de inspiración es algo difuso; una idea abstracta de lo que puede ser una canción mezclado con muchas influencias, experiencias, el propio texto de la canción… no son hechos, experiencias o ideas concretas.

La producción en el disco parece ambiciosa, ¿qué expectativas habéis puesto en A Long Hereafter / Nothing Beyond? ¿Qué vais a hacer para su promoción? Si yo quisiera una copia de vuestro disco ¿cómo podría hacerme con ella?
Nuestras expectativas con “A long hereafter / Nothing beyond” es que lo pueda escuchar el mayor número de gente posible. Creo que hay cientos de miles de personas que podrían disfrutar enormemente de nuestra música, pero ésta tiene que llegarles y además hacerlo de la forma adecuada y eso necesita mucho esfuerzo y la ayuda de medios melómanos como el vuestro que ayuden a preparar el terreno.
El disco sale a la venta a finales de enero y se puede comprar en tiendas de disco físicas y digitales. Por otro lado, toda nuestra discografía, incluyendo este disco, está en descarga gratuita a través de  alberkowitzband.bandcamp.com o nuestra página web: www.alberkowitz.com.

¿Cuáles son los planes de Al Berkowitz para lo queda de 2013? Suponemos que girar el nuevo disco por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Por el momento estamos en medio de una gira que nos va a llevar a Sevilla, Jerez, Granada, Madrid, Barcelona y Zaragoza y, entre tanto, estamos promocionando el disco a través de blogs, radio y otros medios españoles e internacionales. En breve saldrán a la luz el segundo single y video de este disco. Entre tanto, estamos preparando un par de discos de electrónica experimental a partir de ambientes concebidos para este último disco que saldrán a la luz a lo largo de este año.


¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
En realidad, desde mi punto de vista, el mundo digital ya ha acabado con el mundo de la música tal y como lo conocíamos hace siete u ocho años y eso no es malo necesariamente. Hay menos dinero y además éste está más disperso. Hay más oferta y más calidad, pero sigue vigente una estructura de poder muy sectaria y en el que la calidad musical es un elemento de escasa importancia.
La parte positiva es que hemos llegado al punto más álgido de la independencia creativa del músico y las posibilidades son infinitas, pero las opciones de que éste consiga ganarse la vida con ello son escasas. No cambiaría aun así la época que nos ha tocado vivir por ninguna otra (cambiaría el país, tal vez).

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
No lo creo, sinceramente. Por un lado, porque existe una inercia que empuja a los músicos a hacer conciertos sin parar, llegándose a perder el sentido de los conciertos, que no es otro que la expresión (no es nuestro caso por ahora, afortunadamente). Por otro lado, porque en las ciudades grandes como Madrid, la oferta excede por mucho a la demanda por parte del público, y además no hay medios suficientes para poder cubrir tantos eventos.
Para terminar, porque muchos de los ayuntamientos españoles, lejos de verlo de una forma tan positiva y aprovechar el tirón de los conciertos y la cultura en general, se empeñan en poner trabas y más trabas a la música en directo. Ej.: Madrid


¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Quizá alguno de nuestros primeros conciertos en el Oba Oba (Madrid), dos o tres conciertazos en Costello o el Juglar o cuando fuimos a tocar a Londres  para no más de diez personas y, después de preguntar por qué había tan poco gente, siendo sábado en un sitio céntrico, nos contestaron que probablemente fuese porque estaba lloviendo.

¿Tenéis alguna opinión de la situación actual de España, y del mundo en general que queráis compartir con nosotros?
Sí y seguro que estaríamos todos de acuerdo… pero, por hoy, disculpadme si voy directamente a lo de los libros, los discos y las películas.

Al Berkowitz - The Frenchman and The Rabbitman (2012)



MISCELÁNEA

¿Podríais decirnos…

...un libro?:
La condición humana (1933) de André Malraux.

...una película?:
Harold & Maude (1971) de Hal Ashby.

...una canción?:
On your own again (1969) de Scott Walker.

...un álbum?:
Rock Bottom (1974) de Robert Wyatt.

...un grupo o solista?: 
The Beach Boys.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo y enhorabuena por vuestro disco. Nos encanta.



LA GIRA 

Estas son algunas de las fechas y lugares donde podrás ver en directo a Al Berkowitz.
09/02. Madrid (Wurlitzer Ballroom)
15/03. Granada (Playmobil)
27/03. Barcelona (Big Bang)
28/03. Barcelona (Slow)
04/05. Zaragoza (Ecco)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada