eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

miércoles, 9 de julio de 2014

Ciclonautas - Qué tal? (2014). Entrevista a Mai Medina

EL GRUPO

Fruto de las inquietudes musicales de Mai Medina (Rosario, Argentina, 1978),
Ciclonautas surgen como proyecto en 2011, cuando el llamado a ser su guitarrista y cantante le hace saber a Alén Ayerdi (Pamplona, 1974; baterista de Marea y compañero suyo anteriormente en Calaña) que está componiendo nuevos temas. Sin prisas pero sin pausa ambos comienzan a montarlos, quedando plasmados dos años después en unas canciones cuyo punto de partida radica en la base estructural de las de los grupos de rock fronterizo y stoner rock.

Llegados a este punto, Javiertxo Txo Pintor (Pamplona, 1968), reputado bajista con 25 años de trayectoria (La Venganza de la Abuela, Jataja –entre decenas de proyectos-), enterado de lo que ambos se traen entre manos, solicita su incorporación a Ciclonautas, quedando así conformado el trío.


EL DISCO
  
Sustentado por tres músicos tan experimentados y versátiles, Ciclonautas se apoyan para emprender vuelo en dos CDs a manera de alas, protagonizando un debut inaudito en el rock estatal: con un disco doble, Qué tal?, integrado por 22 canciones: 22 temas impregnados por aires melódicos y sureños que fusionando toques clásicos y nuevos bríos, amalgaman con sorprendente naturalidad lo mejor del rock anglosajón, el rock urbano español y el rock argentino, dando lugar a una aleación sonora de irresistible octanaje.

CICLONAUTAS
Qué tal? (2014)

Ciclonautas, así pues, encuentran su razón de ser en unas canciones que traspasan totalmente las fronteras estilísticas al uso, brillando con luz propia la personalidad del trío en todas y cada una de ellas. En temas de La virtud del caos (título del CD I), como Tristes corazones, Qué tal? (protagonista del primer sencillo y del videoclip), Demencio Lacruz, Kamikaze del nido (en la que colaboraron Roberto Iniesta e Iñaki ‘Uoho’ Antón), La alegría, La baba del Saurio, La virtud del Caos o Las vaquitas ajenas, o de Que corra el aire , (título del CD II), como Los hermanos (en la que metió guitarras César Ramallo) El dromedario, Arde Babylon, El Paraguay (contándose con la voz de Loquillo esta vez) o Que corra el aire, en la que cantó Enrique Villarreal ‘El Drogas’: canciones con clara madera de singles –en su conjunto- que deparan balsámicos viajes por parajes de diferentes calados musicales. Unas composiciones llamadas a disfrutar de largos y felices recorridos. El álbum se completa con temas como Llora, Demasiado estuche, El cuento de nadie (con letra y voz de Kutxi Romero), El mostrador de Dios (en el que cantó Domingo Calzado) o Cocodrilo dando vuelta, antes de que el caudal musical se encamine plácidamente hacia su desembocadura con El orador (con las voces de Sebastián Teysera, ‘Enano’, y Sebastián Cebreiro, ‘Cebolla’, de La Vela Puerca adornando la canción) y las chacareras Como caballo en celo y Veneno, cantada esta última en euskera por Alex Sardui, de Gatibu. El punto final llega de manos de Sucio y desprolijo, versión de un tema de Pappo.

Además, a lo largo y ancho del trabajo pueden encontrarse otras colaboraciones, como las de Airam Etxaniz a los coros, Germán San Martín, al órgano Hammond, y María Fernández Molina y su cuarteto de cuerda.

Sobre el hacer de los músicos durante la grabación, diremos que en manos del ingeniero de sonido y productor Iñaki Llarena, Mai destapó su particular tarro de las esencias hasta el punto de dejar claro en complicidad con la rocosa base rítmica lo siguiente: que su patria son las 6 cuerdas, demostrando Ciclonautas en su conjunto que su reino es de este mundo. Del mundo del rock & roll. Demostrando que tras tomar tierra en la escena dando pedales con forma de canciones están más que preparados para reinar. Y no terminaremos sin referirnos a las letras de los temas, sorprendiendo como lo hacen por la riqueza y lucidez de las imágenes sugeridas: aportando latido propio a cada composición.

Ciclonautas, Qué tal?. Esencia, sonido y presencia. Por partida doble. Tensión, intención e intensidad.


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Ciclonautas?
Se barajaron dos nombres: uno fue Profesor Búho, y el otro, Ciclonautas.  Y nos quedamos con este. Su significado es tener los pies pedaleando, y la cabeza, en la luna.

Aunque difícil de clasificar, vuestra música parece tener  una gran influencia del Rock de los 70 y 80, del Rock denso de los 90… pero en la que puede encontrarse guiños a otros estilos, como el Metal, el Country Rock, el Folk, la canción de Autor, e incluso un toque Pop en alguna ocasión.  ¿Qué ha motivado este sonido en Ciclonautas? ¿Cuáles son o han sido vuestras influencias más directas a la hora de hacer música?
La contaminación musical siempre es buena. A veces, como  la canción manda, cuando uno está creando no se sabe qué estilo se puede generar. Aunque pueda haber hasta folklore, creo que nunca nos vamos de la línea del rock de los 70.  ¿Influencias? Muchas, después de una vida escuchando música. Cada uno tiene las suyas. A mí lo que más me ha influenciado han sido los  años 70.


Vuestro primer trabajo, Qué tal? (2014) es un doble CD, con un título para CD, La Virtud Del Caos  y Que corra el aire, donde ser percibe un aire evocador con cierto aire nostálgico, incluso triste y algo denso en algunas canciones, y más intenso,  más roquero, más luminoso, más optimista en otros… En ambos tratáis temas variados, reflexivos, otros cotidianos de relaciones personales, y alguna de calado social, con unas letras excepcionales, muy trabajadas… ¿Qué podéis decirnos al respecto? ¿En qué os inspiráis para hacer las canciones?
En todo eso que has nombrado: el optimismo, la nostalgia, el pesimismo y la vida de cada cuál. Es muy honrado hablar de uno mismo y desnudarse en una canción. Me gusta.

¿Por qué habéis titulado Qué tal? a este disco?
Porque yo estaba en Argentina, medio desaparecido, y cuando volví me pareció una buena manera de preguntar , ¿qué tal? ¿Cómo les fue a todos? Yo sigo acá, ‘gladiando’ en la arena…

¿Por qué una parte La Virtud Del Caos y la otra Que corra el aire?
Se trata de dos nombres de dos canciones muy referenciales dentro de cada disco. Buscamos que englobaran el contenido de cada uno de los CD´s. 



¿Podéis contarnos alguna anécdota de durante la grabación del disco?
Quedamos muy exhaustos, pues grabamos los tres juntos y las bases las metimos en dos días. Las de las 22 canciones. Yo terminé con tendinitis, el otro, con la baqueta en el orto, y el bajista, muy pero que muy despeinado.  

Cuando parece que se ha puesto de moda la edición de EPs, vosotros editáis un doble CD, ¿cuál es el motivo de sacar de este arriesgado formato como carta de presentación del grupo?
Creo que hay que quedarse limpio, que hay que escupir todo para volver a tener ganas de generar algo. Lo que se hizo en su momento, hecho está.

Roberto Iniesta, Iñaki ‘Uoho’ Antón, César Ramallo, Loquillo, Enrique Villarreal
‘El Drogas’, Kutxi Romero,… invitados excepcionales, formato de lujo en la edición del CD, parece que Ciclonautas va a por todas con este trabajo   ¿Qué expectativas habéis puesto Qué tal?? ¿Dónde queréis llegar con este álbum?
¿Expectativas? Las de todo músico: que lleguen a escuchar el disco las más personas posibles, y llegar a las personas que les gusta la música que hacemos. Una música que está hecha para un tipo de público, no para todos.  Y tocar, que es donde el músico se siente feliz. Nuestra meta es llegar al próximo escenario.

¿Cuáles son los planes de Ciclonautas para lo queda de 2014? Suponemos que girar el nuevo disco por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?
De momento, en abril, vamos a hacer unos pequeños conciertos de rodaje, antes del verano. Estaremos en Estella (bar Katxetas, día 4), Bilbao (Umore Ona, el 12), Tafalla (Gabaltzeka pub, el 25) y en la Kantina de Lekunberri, el domingo 27.  Y después, en festivales como el Viña (1 de mayo), el Extremúsika (14 de junio), el Aupa Lumbreiras!! (14 de agosto) o en el Sikkillo festival en Candeleda, Ávila, el 16 de agosto. Loas festivales son muy importantes, pero también las cosas íntimas que puedan salir: todo es hecho con el mismo gusto. 



¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
No hay nada que pueda terminar con la música ni con los músicos. Lo puede empeorar, ponerlo más difícil o miles de vergas más, pero terminar con la música me parece imposible. No concibo un mundo sin música. El futuro del músico es igual que el de toda persona, sobrevivir. Tratar de vivir dignamente, como todo ser humano.

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Esperemos que no te falle la bola de cristal.

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Tengo muchos. Todos mis buenos recuerdos están aliados con la música.

¿Cómo es un día normal en la vida de un miembro de Ciclonautas?
Me levanto y me rasco el izquierdo… Un día normal es un día normal, tratando de agarrar el día y aunque se tuerza, ponerle buena cara si se puede. Y si no, le ponemos mala cara.

CICLONAUTAS
Qué tal? (2014)


MISCELÁNEA

¿Podríais recomendarnos…

...un libro?: 
Area 18 (1982) de Fontanarrosa.

...una película?: 
Concursante (2007) de Rodrigo Cortés.

...una canción?: 
¿Una?

...un álbum?:     
Back in Black (1980) de AC/DC.

...un grupo o solista?:
Atahualpa Yupanqui, por su mezcla de la guitarra con la buena poesía;  Stevie Ray Vaughan, Paco de Lucía… ¿uno?

...una afición?:
¡La de Rosario! Las del Rosario Central y ¡el Newells Old Boys!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada