eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

lunes, 28 de julio de 2014

Brunetto - Sheroine (2014). Entrevista a Bruno Garca

EL DISCO

Sheroine (2014) significa el regreso de Brunetto al formato largo.
LP al que precedieron los trabajos Déjalo Así Bru (2005), Homeself (2006) y B+ (2008). Desde este último han pasado un puñado de años donde ha seguido trabajando en cuerpo y alma por/para la música. Bien en la prensa musical -redactor y colaborador- como en agencias y discográficas como responsable de comunicación, etc.

Su nuevo álbum será publicado en Irregular, uno de los sellos españoles con mayor impacto dentro de la escena de indie y electrónica. Culpa de ello han tenido artistas como The Suicide of Western Culture, Boreals, Lasers, The City’s Last Noise, Older o Fernando Lagreca.

BRUNETTO
Sheroine (2014)

“Sheroine” es un término inventado que hace honor a las heroínas de esos cómics que tanto le gustaron desde niño. Gusta también la ambigüedad de la palabra “heroína” ya que Brunetto considera su música bastante narcótica y sugestiva al igual que la droga derivada de la morfina.

90’s, UK hard hop / broken beats, pop ambient, IDM, avant-rock y hip hop crossover están constantemente en la retina y el corazón de este polifacético artista sevillano (residente desde hace 7 años en Barcelona). En Sheroine no faltará ninguno de estos ingredientes.

El 1ºer single en extraerse del álbum cuenta con una colaboración vocal de I AM DIVE. El título de la canción, “Evergreen”. Brunetto no esconde sus querencias por los breaks rotos heredados de sellos británicos como Skint o artistas como Dust Brothers, las atmósferas a medio camino entre Boards of Canada, NIN y Death in Vegas (en sus inicios) o por la sonoridad vocal de Thom Yorke en proyectos como Atoms for Peace o Moderat.

Emocional también pero cortante como el hielo resulta “Kidult”. En esta ocasión nos empaparemos de synthpop y neo-disco para caminantes. Humo, integridad y algo de luces parpadeantes que nos pondrán a bailar mientras sostenemos una copa de vino. Destaca la melodía principal de sinte y la voz de Fede Weiss (ex-componente de la banda Anika Sade).

De golpe y porrazo repasamos las piezas más instrumentales del disco: “Your Roof, Your Rules”, “Citizen Zombie” y “Childs of God”. Canciones inspiradas en sus múltiples fantasías de ayer y de hoy. Para el oído, historias que trastean con géneros como el bass, el rock experimental e incluso las atmósferas peliculeras. Otro noble arte que le pirra a Bruno. Tanto las series como las pelis de ciencia ficción, misterio o de época (históricas sobre vikingos o ambientadas en el Medievo sobretodo).


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Brunetto?
A priori es algo muy sencillo, cero magia, cero historias masónicas por detrás. Me han llamado de mil maneras a lo largo de mi vida, además de Bruno a secas claro (Bruno Mix, BR1, Conti, Martelli, BlandiBru….) sin embargo esta fue de las primeras una vez metido mas de lleno en el mundo de la música electrónica. Ayudó en el nombre mi roce en el pasado con lo italiano y porque a decir verdad no soy un tío de 2 metros. La cosa estaba cantada, Brunetto… diminutivo de Bruno. Así me bauticé a la hora de pinchar mis primeros discos y crear los primeros beats con sampler allá por mitad de los 90. Y aunque en su día –antes de editar mi primer álbum en 2005- dudé si tendría tirón o no cara a publicar discos, ahí se quedó la cosa, fiel hasta hoy, para bien y para mal (risas)

Tu música parece tener gran influencia del UK hard hop / broken beats, pop ambient, IDM, avant-rock y hip hop crossover, pero en la que puede encontrarse guiños a otros estilos… ¿Qué ha motivado este sonido en Brunetto? ¿Cuáles son o han sido vuestras influencias más directas a la hora de hacer música?
Y es una apreciación acertada. Mi música se empapa un poco de todo eso y más. Soy un amante de ese detonante de los 90 que fue el UK hard hop también llamado big beat. Sellos como Skint o Wall of Sound copan mis estanterías. O el suelo. También he sido –y lo sigo siendo- un fanático de la evolución de los ritmos rotos mezclados con nuevas texturas y sonoridades. Ahí Warp se llevó casi siempre la palma. Todo esto que acabo de citar influyó de lleno en mi manera de concebir la música. Reconozco que en mi sonido podrás percibir influencias que van desde la electrónica sucia o sugerente de UNKLE, Boards of Canada, Death in Vegas… hasta otras más “negroides” fuente del hip hop más bastardo e instrumental (Krush, Shadow), el pop sintético de carácter oscuro (NIN, God Lives Underwater, Depeche Mode) e incluso los ambientes neoclásicos o cinematográficos, especialmente de misterio o ciencia ficción. Todo eso es un coctel que a medida que produzco intento que no me explote en las manos. Pero lo reconozco, me encanta jugar con fuego.

(c) MP Hubaczek 

Tu último disco es Sheroine (2014), un disco con 10 canciones de corte elegante y sofisticado, con cierto aire evocador. Temas preciosistas donde se cuidan tanto las melodías, como las letras de las canciones. Hablas de temas reflexivos, de extrañas relaciones personales y donde se describen paisajes y situaciones cotidianas ¿Qué puedes decirnos al respecto? ¿En qué te inspiras para hacer las canciones?
Sinceramente, no creo que se trate de un disco de corte elegante, tampoco demasiado sofisticado. Al menos nunca fue esa mi intención. Hasta la canción que más elegante puede sonar, “Evergreen”, la termino llevando por la calle de los demonios. Sí que es un LP muy personal. He intentado plasmar un trabajo donde la oscuridad se encare constantemente con la luz. Texturas que acojonan frente a melodías de sinte muy brillantes. Breaks oxidados muchas veces precisamente herencia pura de los 90 humanizados por distintos vocales. También me pone la crudeza del techno, el hip hop bastardo, la fragancia que deja el post-step… La reflexión mientras se escucha un álbum, eso siempre me parece bien. De hecho me encanta que la gente se empape las canciones muy a fondo, que descubra mensajes ‘ocultos’, detalles distintos en cada escucha y que como tú piense donde y porqué se originó esa canción. Particularmente me inspiro tanto en la vida real como en los sueños (tengo muchos y los recuerdo perfectamente casi siempre al despertarme). También personajes de la Historia relevantes para mí (como Kuklinski, un único superviviente de una catástrofe, una frase que oí en la calle…), los cómics, secuencias de cine, un relato de terror, mi infancia, etc. Aún dormido siempre tengo un oído en marcha para percibir todo lo que me rodea.

¿Por qué has titulado Sheroine a este  último disco? ¿Puedes contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
Desde chico me encantó jugar a unir e inventar palabras. “Sheroine” es eso, un término inventado que hace honor a las heroínas de aquellos cómics que tanto me gustaron cuando adolescente. Por cierto, también hice mis pinitos dibujándolos. Me gusta también la ambigüedad de la palabra “heroína”, tanto por esa chica peleona y vencedora (representada en mi música por la rítmica y los bajos), como por la droga derivada de la morfina (aquí los colchones ambientales y el tratamiento de muchas de las voces). “Sheroine”, algo brusco, enérgico, pero que de repente se difumina, se torna narcótico y sugestivo. Una anécdota muy rápida, decidí rehacer por completo “Childs Of God” en tan solo 24 horas, y ya en pleno proceso de mastering con Pablo Bolívar. He quedado muy contento con el avenate y el resultado final.

(c) MP Hubaczek 

¿Qué expectativas has puesto Sheroine? ¿Dónde quieres llegar con este nuevo trabajo? Si yo quisiera una copia de tu disco ¿cómo podría hacerme con ella?
A día de hoy la música sigue siendo mi vida, vivo vinculado a ella noche y día. Sin embargo ya hace tiempo –desde que vivo en Barcelona- que desempeño demasiados curros al mismo tiempo, no solo el de ser compositor, DJ o músico. Con este nuevo álbum mi intención principal era la de hacer feliz a todos los que me seguían desde hace años y además la de llegar por primera vez a un público más amplio, en especial a uno que aún no me conociese como artista. Tanto de España como fuera de aquí. Estoy muy feliz pues creo haberlo conseguido, eso que me queda mucho por remar… Desde que empecé a idear, producir y finalmente lanzar “Sheroine” han pasado 6 años. Trabajaba en las horas libres y a ritmo de hormiga. Para el próximo prometo no demorarme tanto, de hecho ya tengo en mente que será para 2016. Este álbum nuevo se puede adquirir en cualquier tienda digital online (iTunes, Juno, Amazon, Beatport, etc.) aunque yo sugiero que lo pillen directamente aquí: http://brunetto.bandcamp.com/releases. El álbum se puede comprar en formato físico (CD) directamente y a un precio razonable en
http://musicoming.com/473-sheroine-brunetto.html

¿Cuáles son los planes de Brunetto para lo queda de 2014? Suponemos que girar el nuevo disco por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?

Lo de tocar está claro que lo tengo en mente, incluso me he hecho con nuevos cacharros para llevarlos conmigo (Octatrack, Novation, Roland SP-555) pero como te decía ahora me debo también a otros trabajos (de prensa, comunicación, redacción, etc.) y los pasos que doy son muy distintos. Ya no puedo girar como hace 7 años por ejemplo. Tengo otras responsabilidades personales y profesionales Antes piqué todo tipo de piedras, cargaba con los bártulos a cualquier sitio y a casi cualquier precio, ahora no tengo en mente hacerlo del mismo modo. Hace nada si que he tenido la suerte de tocar en sitios cojonudísimos como el Piknic Electronik, Embassa’t o el Bonus Track del Apolo Nitsa, eso sí, en formato DJ. Es más fácil encarar (económica y logísticamente) unos platos que todo un live set de cacharros, featurings vocales, visuales o hasta bailarines. Cara sobre todo al 2015 me propongo preparar un buen live set y como metas me encantaría volver a tocar en el Sónar, el Mutek… U otros festivales como el MIRA!, Primavera Sound o el LEV. Puestos a soñar… Algún que otro bolo (no muchos) fuera. Adelanto que tocaré en Octubre en una noche especial del sello Irregular con motivo del 20º Aniversario de Mondosonoro. Haré luego un live muy especial en un sitio que amo de Barcelona (aún lo debo mantener en secreto) de donde saldrá el vídeo-clip para “Survivor”. También cara al Otoño se está preparando un pack de remixes, y alguna sorpresa extra, que como es sorpresa (¡Ssssssssshhh...!)

(c) MP Hubaczek  

¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
A estas alturas no lo creo en absoluto. Lo que ya lleva años es revolucionándonos, poniéndonos a prueba. Soy partidario de verle su lado bueno. Las herramientas que existen ahora no las teníamos ni de coña antes. El público consume la música de un modo distinto. Le encanta empaparse de cuanto más mejor. Es imposible batallar contra lo gratis, así que mejor unirse al “enemigo” y brindar mucho material de un modo gratuito. En todo caso ofrecerlo con la posibilidad de que quien quiera aporte económicamente lo que crea que vales (por eso me encanta Bandcamp). Ya no se hace uno rico vendiendo discos, aunque es verdad que salen muy bien durante y después de un concierto, o en ferias de música especializadas. Sin terceros. En mi caso también he realizado varios encargos de sintonías, remezclas, música para juegos de dispositivos móviles o bandas sonoras para documentales o anuncios que han dado vida a mi bolsillo. Todo suma. Muchos de esos clientes llegaron a mi música descargándosela antes o a través de redes…

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
A esto me refería por ejemplo. Aún cuando los ayuntamientos y un señor pálido, calvo, y con una voz rechinante se empecina en subirnos el IVA o cerrar garitos… Las salas, centros de arte, festivales, etc. Se han animado más de lo normal. Me consta que nadan siempre a contracorriente pero suelen tener siempre unos cojones enormes. Eso, o el respaldo de una marca que pone un pastizal. Repito. Internet ha hecho mucho favor a la hora de poner en bandeja tu música a millones de personas. Las redes sociales son el boca a boca más brutal y efectivo que pueda hoy en día existir. Para promover conciertos o sesiones, ni os cuento. Salir a tocar, para el músico o banda que se mantiene 100% fiel a ese trabajo (no es mi caso ahora mismo como ya sabemos), es el principal ingreso para sobrevivir. Más tocas, más ganas, más ganas, mejor sobrevives.

(c) MP Hubaczek  

¿Cuál ha sido tu mejor momento/recuerdo en la música?
Me encanta esta pregunta. Sin duda han sido muchos, muchísimos… Pero sin duda siempre recordaré la primera vez que siendo yo muy tímido decidí un verano de 1988 coger una bicicleta para hacerme como unos 8 kilómetros y plantarme en una emisora de radio donde propuse realizar y presentar un programa. “Hablando de Ritmo” se llamó. Es cierto que nací pegado a un radio-cassette de esos que se llevaban al hombro, pero es que desde entonces, desde que por primera vez hice radio, mi timidez se fue transformando en amor incondicional por la música. Probé algo parecido antes con el deporte (fútbol y atletismo) pero no acabó de desplegar en mí esa misma sensación. Y aún sigue intacta, es más, crece, crece, crece… y se multiplica.

¿Cómo es un día normal en la vida de Brunetto?
Me levanto directo hacia la jarra de hervir agua para plantarme en boca un café (cuando más fuerte, caliente y en taza grande mejor). No tardo ni 5 minutos en enchufarme al ordenador para ponerme a trabajar. De lunes a viernes voy a jornada partida, las mañanas para la agencia Miracle y el sello Irregular, por las tardes para Freelastica. El resto de horas laborales las dedico a escribir para medios como Clubbingspain, Denso Mag, MedMag, etc. Son demasiadas horas con el culo quieto en un sillón de oficina así que tengo una princesa que suele venir a rescatarme para sacarme a la calle. Entre semana apenas desconecto, un par de horas a lo sumo por día. Los fines de semana procuro hacer todo lo contrario, siempre que las circunstancias lo permitan: estoy mucho más tiempo con mi chica, salgo a correr, monto en bici, disfruto de una buena dosis de series o películas, chucherías, senderismo, los días feos, frío y lluviosos son los ideales para enchufarme a hacer música… Igual me piro a vivir a Islandia un año y vengo con dos discos nuevos debajo del brazo. Así es mi día a día, un loop constante, de repente me doy cuenta que es ya lunes y vuelta a empezar.

(c) MP Hubaczek  

¿Tienes alguna opinión de la actual situación económica y social de España y del mundo en general, que quieras compartir con nosotros?
Parto de nuevo de la base de que hay que procurar ser más positivos. Hay que dar pataletas, mostrar descontento, pero no rompiendo cristales o quemando contenedores. Debemos aportar más ideas, procurar que nos escuchen (todo desde el respeto, pero con coraje) o incluso literalmente debemos mancharnos las dos manos para ayudar a los que peor lo están pasando. Más de toda esta medicina humana, y no despotricar a lo bestia contra todo lo que se menea. España es un país que no hace demasiadas décadas vivió una de las etapas más cochambrosas de su historia, “La Guerra Civil”, espejo roto al que se sigue recurriendo demasiadas veces. Creo que ahora mismo es el momento idóneo para progresar escuchando más que nunca la voz del pueblo. Tengo esperanzas y creo en los progresos.


BRUNETTO
Evergreen (feat. I AM DIVE) (2014)


MISCELÁNEA

¿Podrías recomendarnos…

...un libro?: 
Zombies: Antología de John Joseph Adams.

...una película?: 
Mr. Nobody (2009)

...una canción?: 
(Theme from) Midnight Express de Giorgio Moroder.

...un álbum?: 
Barb4ry (2003) de EZ3kiel.

...un grupo o solista?: 
Dust Brothers o Clark.

...una afición?: 
Correr detrás de las palomas.

Muchísimas gracias por tu tiempo y enhorabuena por tu disco.
Muchas gracias a ti, Josechu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada