eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

lunes, 7 de julio de 2014

Los Widow Makers - Los Diablos (2014). Entrevista a Juan Carlos Esteban

EL GRUPO

Más de una década ha pasado por sus chaquetas de cuero y sus sombreros de ala hancha desde que Los Widow Makers empezaran recorrer garitos, salas y lugares oscuros llevados por su habitual ­ebre, sudando desde el primer acorde sus camisas de cowboy de dudosa procedencia norte americana. Fabricadas en China y diseñadas orgullosamente en U.S.A. Como su música. Diseñada en otro continente e interpretada con pasión en Madrid, la ciudad en la que nacen y mueren cada día Los Widow Makers. Mueren para volver a renacer bajo la luz sofocante del escenario.

De procedencia punk rocker, nunca olvidada ni negada, con ascendentes rockabilly y destinados a la Americana Music irremisiblemente. Aspiración de autenticidades robadas al continente americano, diariamente soñado en los bares de la capital española. Mezclando cerveza Mahou con Jack Daniel´s. Destilando ritmos americanos en un alambique europeo venido de diferentes países y de diferentes ciudades. Y sobre todo con un aroma a madera vieja. A vieja madera de taburete de garito, impregnado del humo de pretéritos cigarrillos. Los que se fumaban antes y convertían los garitos de blues, en antros mágicos e irrespirables. ¡Por un blues, un trago de vida! A veces amarga y otras dulce, como las canciones de Los Widow Makers. Siempre amables canciones, llenas de ira y de desilusión. Y de ritmo.

LOS WIDOW MAKERS
Los Diablos (2014)

“Vuestra música me alegra aunque siempre tenga ese aire nostálgico”. Dice un Belga mientras fuma un cigarrillo en el Paseo de la Castellana. La nostalgia que da Madrid cuando se usa sombrero de cowboy por Gran Vía.
La libertad que aporta un rock´n´roll mientras bailas sin aliento, sabiendo que tiene que terminar la canción.

Los Diablos (2014) es el nombre de su último disco donde reparten en su tapete otro montón de cartas marcas por los sonidos añejos de la Americana Music y letras que animan a seguir el camino o tirar la toalla como en la tradición más blues. Antes vinieron Capriola y The Kings Of Nothing, premiados por los oyentes de Radio.3 en el programa Toma Uno, y que les concede el nombre de “Mejor banda nacional de Americana Music” en 2011 y 2012, por sus dos discos consecutivos, lo que les llevó a aparecer en 2011 en el recopilatorio de Universal Records, Lo Mejor de Toma Uno, junto a estrellas de la música americana como Gregg Allman, Willie Nelson, The Jayhawks, The Chieftains, John Mellencamp, Robert Plant, Lucinda Williams, Eilen Jewell, Elton John & Leon Rusell entre otros.

Su inclasi­cable propuesta les ha llevado a tocar junto a Slim Jim Phantom de Stray Cats, Wayne Hancock, John Maurer de Social Ditortion, Demented Are Go, Mad Sin o junto a otras estrellas del rock´n´roll patrio como Los Rebeldes, Red House, La Frontera o Burning. Han participado en festivales de muy variado pelaje, lo que les ha llevado desde el Purple Weekend de León, tocando junto a Teenage Fan Club, The Animals y Booker T. al Ferrara Buskers Festival, Italia, participando en la sección oficial en el 2009.
Seguidos por los club de motoristas, donde tocan habitualmente. Han tocado en la presentación en España de la autobiografía de Johny Rotten de The Sex Pistols, “No Irish, No Blacks, No Dogs” y también llevado su música a Francia, Italia, Bélgica... y por todo el territorio nacional.
Todo un largo viaje que les ha llevado a referenciar el sonido country rock en España. Country, rock´n´roll, blues, rockablilly y mucha actitud. Contrabajo, guitarra acústica, baterista con gafas de sol, ukeleles y demás pequeños instrumentos de cuerda, eventualmente armónicas, dobro, voz y guitarra eléctrica. Sonido casi totalmente acústico, de madera, que se prende fuego con las chispas de su guitarra eléctrica. Voz en primerísimo plano, surfeando sobre una base rítmica desbordante, a veces con deje de blues a lo “Lobo Auyante”, otras contenida como un cantante folk yanqui.
Crooner sudoroso. Sombrero.
¿Un honky Tonk en el barrio de Malasaña? ¿Una hebilla de cowboy montada sobre cuero español?
Esto son más o menos Los Widow Makers. Porque son mucho más.


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Los Widow Makers?
Widow Maker es como apodan los yanquis a cosas peligrosas. Eran batallones de soldados, armas, motos realmente rápidas… Es un bonito nombre para una banda que hace cosas desde la tradición americana, pero en nuestro caso sin ningún peligro.
El nombre perfecto para un trío acústico que nació hace casi diez años y cuyo sonido era cálido y folk. Algo muy americano pero a la contra de lo que realmente era nuestro espíritu. Mostraba una actitud punk. Realmente es un juego por nuestra parte. Gustó mucho y nos quedamos con el. Añadimos el artículo en castellano para que se conociera un poco nuestra procedencia y también para diferenciarnos de los otros Widow Makers que andaban por la red y que nada tenían que ver con nuestro rollo.

Vuestra música es complicada de definir, pero parece tener gran influencia del Rock Americano de raíces y del Country, pero en la que puede encontrarse guiños a otros estilos como el Tex-Mex, el Country Blues y el Rock sureño, e incluso al Rock de los 50, 60 y 70. Una fusión de estilos cuyo común denominador es la música que proviene de EE.UU.  ¿Qué ha motivado este sonido en Los Widow Makers? ¿Cuáles son o han sido vuestras influencias más directas a la hora de hacer música?
Es el fruto de no tener prejuicios musicales. Veníamos del punk rock con influencias americanas como Social Distortion. Siempre nos gustó el rockabilly y el country aunque hiciéramos punk rock, así que cuando montamos Los Widow Makers queríamos tocar esos estilos pero no olvidarnos de nuestra actitud. El punk como energía, ya no como sonido en si. Nunca nos negamos a las influencias de todo lo que escuchamos que es muy variado. En cuanto a abordar nuestra música Joe Strummer es un ejemplo perfecto para nosotros. Musicalmente tal vez no haya mucho en común, pero la falta de prejuicios y el amor a los sonidos americanos si lo compartimos. Por eso la música negra como la blanca nos influye por igual. El soul es tan válido para nosotros como lo es el blues y el country. Son músicas que hablan de libertad que es lo que amamos por encima de todo, y la libertad en una persona que hace algo creativo es básico, para cambiar, para crecer y sobre todo para sentirte libre a la hora de expresarte. El tex mex no es algo premeditado. Es el sonido latino del norte de América, así que por qué no, ya que vivimos en Madrid y nos gusta la música americana pero hablamos en español. Lo que han llamado americana music es un grupo de sonidos y actitudes que pueden definir nuestra música porque escuchamos blues, country, rockabilly, soul, pop… música de raíces norte americanas.


Vuestro último  disco es Los Diablos (2014), un disco de canciones originales, con un sonido americano de Country Rock, que huele a gasolina y a carretera, temas de cierto aire evocador y nostálgico, en el que podemos encontrar incluso alguna instrumental. ¿Qué podéis decirnos al respecto? ¿Qué os inspira a la hora de hacer vuestras canciones?
La vida inspira nuestras canciones. Viajas por carretera con tus compañeros de banda y eso nos hace sentir vivos. Escribimos canciones que hablan de lo que nos pasa y a menudo lo que ocurre en la vida de una persona no es bueno, por eso hay siempre algo nostálgico en nuestra música. Pero también hablamos de buen rollo y otra vez de la palabra que nos define que es la libertad. Ser libre para hablar de lo que quieras siempre. No hay ejercicios de estilo. Cuando algo te duele y tienes una guitarra a mano escribes sobre ello. Cuando eres feliz y quieres cantar, ¡qué mejor momento y motivo!. Detrás de una canción sobre robar un banco se esconden historias de apuros económicos y de cómo estamos viviendo ahora mismo en este país. Las versiones que grabamos también las elegimos en función a cómo nos sentimos. One Meat Ball es un ejemplo. Una historia sobre la miseria y el hambre. Pero siempre queremos grabar cosas también sobre el amor y sentirse bien. Llorar es bueno siempre que no pierdas las ganas de vivir y reírte. En este disco contamos con temas de Jeff Espinoza, que además de ser un buen amigo nuestro y un gran compositor y músico comparte esta manera de ver la música y la vida. Jimmy Jack habla por ejemplo de ver cómo crece un niño y lo hermoso que es eso y no todos somos padres, pero un gran sentimiento  puede ser la excusa perfecta para hacer una canción.

¿Por qué habéis titulado Los Diablos a este  último disco? ¿Podéis contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
Los Diablos habla de las noches en vela rodeado de tus propios demonios, tus fantasmas personales. No poder dormir y estar acompañado de tus fracasos y tus dudas. La letra de la canción es de Stefan Nicoll, un amigo de Jeff Espinoza, escritor británico, que un día me contaba el por qué escribió esta letra y que cuadraba perfectamente con algunos momentos que habíamos pasado Los Widow Makers en el año y pico que había pasado desde la publicación de nuestro anterior disco. La historia de desamor nos pareció tan bonita que además de grabar este tema nos sugirió el título de disco.

Mi anécdota favorita de la grabación fue ver a tipos del rock´n´roll que no se conocían de nada y que al juntarlos en el estudio, en poco más de una hora crearon una magia increíble. Nuestro técnico Jaime Zamora, Jeff Espinoza y Marcos Sendarrubias que colaboró en algunas canciones, felices como niños bebiendo y gritando emocionados de qué debía grabarse y qué no. Imagínate la escena. Yo me limité a disfrutar del momento y dejarles hacer en el estudio. Fue fantástico. La buena gente de la música siempre encuentra el camino para ilusionarse y trabajar duro. Era como si el disco fuese suyo y realmente lo hicieron suyo ese día de grabación.


¿Qué expectativas habéis puesto en Los Diablos? ¿Dónde queréis llegar con este nuevo álbum? Si yo quisiera una copia de vuestro disco ¿cómo podría hacerme con ella?
Nuestras expectativas son siempre las más altas: que le guste mucho a la gente que lo escuche. El mercado es una cosa y el nivel de satisfacción que te produce vender tu disco es algo personal, pero como siempre convertimos un disco en algo tan íntimo, lo que esperamos es emocionar. En el aspecto musical y de "negocio", si es que este trabajo lo podemos llamar así, solo que nos permita seguir haciendo nuestra música sin ninguna traba. Que podamos seguir siendo libres de hacer lo que nos de la gana que es lo que venimos haciendo hasta ahora. Siempre estamos en una gira permanente y eso es lo que queremos, no parar nunca. Es un vicio y una forma de vivir. Aunque parezca absurdo, en cuanto terminamos un disco ya estamos pensando en el siguiente.
Nuestra música se puede encontrar y comprar a través de Amazon, Spotify, ITunes… todas estás plataformas, y además se puede comprar físicamente en tienda o por correo a través de Toni Martin Discos de Madrid. Es una pequeña tienda maravillosa en Madrid que te puede vender cualquiera de nuestros tres discos. Yo siempre compro los discos físicamente. Necesito tener el objeto en mis manos, leer las letras ver la cara de los músicos, etc. Es ponerle cara a algo que te gusta y poder tocarlo.

¿Cuáles son los planes de Los Widow Makers para lo queda de 2014 y primeros de 2015? Suponemos que girar el nuevo disco por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Lo más inmediato es el Huercasa Country Festival el 11 de julio. Allí vamos a coincidir con Susan Santos, Corizonas, Jayhawks… va a ser una pasada. Se hará en Riaza, en Segovia, con el sol, el campo, barbacoas… un festival potente pero hecho de otra manera más cercana. Estamos deseando. Estaremos también en Madrid, en Valladolid… muchos conciertos y muchos planes para disfrutar de nuestra música en directo.


¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
Pienso que el que se vuelvan a fabricar vinilos dice bastante de todo esto. No creo que la gente que disfruta de la música de verdad deje de comprar discos físicamente. La plataforma digital ayuda al músico a popularizar su trabajo y hacerlo llegar a más gente. Realmente con los discos poco ganamos, así que por qué no utilizar todos los recursos posibles para hacer llegar tu trabajo a más y más gente. Tenemos amigos que compran nuestra música desde Estados Unidos. Sin internet nunca hubieran conocido a Los Widow Makers. De todas formas los cambios no tienen que ser malos, ni necesariamente buenos. Obedecen a necesidades y a veces las crean. Prefiero ser optimista con todo esto.
¿El futuro del músico? pues como siempre, trabajar mucho y ganar poco. Los "cómicos" siempre han vivido así, alimentándose más de su ilusión y su necesidad de comunicar, que de comida. No se qué contestare realmente. El nuestro es pensar en el siguiente concierto.

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Las crisis alimenta la creatividad parece ser. Hay mucha oferta y eso es buenísimo. Cuanta más escena mejor para todos. El precio de las entradas es más barato ahora si lo comparas a cómo estaban antes, porque hay mucha oferta pero poca pasta en los bolsillos. Creo que hay mucho talento por todas partes y buenas ideas, pero no se si obedece realmente a un resurgir de una era musical. Si quieres tocar, debes hacerlo independientemente de tu estilo o de lo bueno que seas. Son tiempos de "hazlo tu mismo". Fabrica tu disco, búscate la vida y tira pa´lante y eso aunque obedece a una precariedad también nos obliga a mantener la ilusión y seguir adelante.


¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Los mejores momentos son cuando ves a la gente que lleva siguiéndote muchos años. Cuando ves la cantidad de amigos que has hecho y cómo te aprecian.
Después de tantos años con Los Widow Makers y antes con otras bandas ves cómo han nacido niños a los que sus padres les ponen tu música, amigos que te hablan como si fueras de la familia solo por lo que sienten cuando te ven tocar, amigos que has perdido en el camino y que tanto echas de menos. Supongo que ver tu historia y tu propio recorrido, siempre con la banda sonora de tu propia música. Es hermoso y muy enriquecedor.

¿Cómo es un día normal en la vida de un miembro de Los Widow Makers?
Pues como la de otras bandas. Algunos tenemos trabajos al margen de la música y otros musicales, pero con un pluriempleo bestial. Somos músicos de raza que no pueden mantenerse exclusivamente de Los Widow Makers pero que viven por y para la banda.
Al final articulas tu vida y tus recuerdos en función a los conciertos y los discos. Lo que pasa entre concierto y concierto es la espera para subirte de nuevo a tocar y es muy duro a menudo. Tener familia, obligaciones, problemas al margen de lo musical y tener que vivir permanentemente con tu música en la cabeza es difícil. Hay que compaginar lo que otros llaman la vida real con lo que es para nosotros nuestra vida real. Lo vivimos con mucha pasión, con dobles jornadas laborales y muchas horas de falta de sueño. Siempre compensa si te sientes músico de verdad.


¿Tenéis alguna opinión de la actual situación económica y social de España y del mundo en general, que queráis compartir con nosotros?
Siempre compartimos nuestra forma de pensar y nunca ocultamos nuestra actitud y nuestras preocupaciones. Siempre estamos con los que luchan por sus libertades personales hasta el último aliento, como hacemos nosotros. Si eres artista no puedes ser de otra forma. Libre. Padecemos como todo el mundo la terrible forma de vida a la que estamos obligados, para sobrevivir, y estamos muy orgullosos de los que luchan cada día por cambiar esta situación tan nefasta.. No hacemos política pero con nuestra actitud también la hacemos aunque no queramos. Tener un micro y una forma de contar cosas a los demás conlleva una responsabilidad, por lo que siempre que podemos participamos en causas justas.. No es momento de mítines, eso ya lo hacen otros, y mal, sino de hacer cosas justas y usar la cabeza y el sentido común. Pensamos que el mundo es de todos y no solo de unos pocos, como viene siendo habitual desde hace siglos. Nos gusta sentir que nuestra música es útil y que a veces podemos ayudar a quien lo está pasando mal o necesita que se le eche una mano. Por lo demás somos gente muy normal que arrima el hombro como lo hacen otras muchas personas, y creo que es el momento de la solidaridad y de cambiar las cosas.


LOS WIDOW MAKERS
Little hoorse (Los Conciertos de Radio 3, 19-5-2012)


MISCELÁNEA

¿Podríais recomendarnos…

...un libro?:
Really the Blues, del músico de jazz Mezz Mezzrow.

...una película?:
Mistery Train, de Jim Jarmus.

...una canción?:
Redemtion Song, de Bob Marley. La maravillosa canción original y la versión de Joe Strummer, que después de tantos años sigue poniéndome la carne de gallina. Y la de Strummer con Cash… pufffff…..

...un álbum?:
Revival, de John Fogerty.

...un grupo o solista?:
John Fogerty.

...una afición?:
Ver conciertos (y beber whisky, las dos a la vez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada