eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

sábado, 23 de mayo de 2015

María del Barrio, flauta: "No me podría imaginar un futuro sin la música". Entrevista a María

MARÍA DEL BARRIO MARDOMINGO

Nace en Segovia en 1996 donde comienza sus estudios de flauta a la edad de seis años en la Escuela Municipal de Música de Segovia con el profesor Juan Baeza.

Ingresa en 4º de Grado Elemental, en el Conservatorio Profesional de Música de Segovia, donde actualmente finaliza sus estudios de 6º de Grado Medio bajo la tutela de Raquel Recio.

Perfecciona su formación recibiendo clases de distintos profesores como Javier Castiblanque, Antonio Nuez, Álvaro Octavio, Magdalena Martínez, Julie Moulin, Wieke Karsten, Thies Roorda o Jeroen Bron, entre otros.


Ha participado en diversos cursos en la provincia de León (Valencia de don Juan) o en Zaragoza (Anento). Anualmente recibe clases en los distintos encuentros organizados por Aula de Música “Cueva” en Villanueva de Alcardete (Toledo).

Ha concursado en la X edición del ‘Premio Internacional de Andalucía Flauta AFE’.
Ha participado en marzo de 2015 en el festival internacional “Musika-Música”, celebrado de forma anual en Bilbao.

Forma parte de las agrupaciones segovianas Banda Tierra de Segovia (BTS), Unión Musical Segoviana, con la que ha actuado como solista conmemorando su XV aniversario, y del Taller de Música Contemporánea (TMC).


LA ENTREVISTA

¿Cómo y por qué surge la idea de que María del Barrio se dedique a la música de flauta?
Mis padres vieron la posibilidad de que la música fuera una actividad extraescolar importante en mi educación.
Casualmente en su boda recibieron como regalo de sus amigos una flauta travesera, con la que posteriormente yo aprendí.  
Cuando en los últimos años de mi educación escolar llegó el momento de plantearme qué camino tomar, me di cuenta de que no me podría imaginar un futuro sin la música y aquí estoy, reconociendo lo aprendido e ilusionada por continuar mi formación.

¿Cómo es ser músico profesional? ¿Cuántas horas diarias se pueden llegar a dedicar al estudio? ¿Cuál es el panorama actual para un músico de orquesta, de cámara o solista?
Todavía estoy en proceso de formación con el proyecto de llegar a ser músico profesional. De momento he experimentado que estudiar música  requiere trabajo, constancia y una dedicación personal y rigurosa. Ser artista exige las mismas horas de formación que las que necesita cualquier profesional. Pruebas, estudio, exámenes, entrega, perfeccionamiento… Un mundo igual de complejo que cualquier otro.


Aparte de una excelente técnica y posición ¿qué tiene un músico excelente sobre el escenario?
Es necesario que el músico sea cercano al público, que transmita sensaciones a través de la música y que esta esté viva. La finalidad de la música es influir de alguna manera en los oyentes y para ello hay que darle un carácter determinado en cada momento, que vaya acompañado de unos gestos o actitudes distintas.

En más de una ocasión oímos que el instrumento es un órgano más del músico. María ¿qué piensas al respecto? ¿Cómo se transmite sin hablar con palabras en un concierto?
La comunicación que se produce a través de la música es muy amplia. Remontándonos al inicio de una partitura, el compositor ha depositado en sus pentagramas los motivos, sensaciones u objetivos que le han llevado a hacer esta creación.

El intérprete recibe esto y a su vez lo pone en práctica basándose en lo que el autor de la obra ha querido transmitir. Y con ello la música llega a oídos de un público que recibe esta vivencia musical.
El instrumento nos permite expresar distintas inquietudes y sentimientos, creando ambientes en los que la comunicación se establece.

Las distintas partes de una obra musical hacen que el recorrido del público y el intérprete confluyan.
La música, por sí sola, es un lenguaje capaz de transmitir.

¿Hay diferencias entre un músico profesional dedicado a la música clásica y un músico profesional dedicado a la música ligera?
Es muy diferente, tanto como si comparamos un deportista de atletismo con otro de natación.
No conozco la formación de un músico profesional dedicado a la música ligera, pero supongo que en un inicio tiene una formación común a la de uno de clásica. Es posteriormente cuando, por las distintas culturas y formación que requieren uno y otro estilo, el músico percibe que precisa de un modo de vida particular. 


¿Qué podemos disfrutar en uno de tus conciertos, como por ejemplo, en el próximo que vas a ofrecer el 22 de Mayo en el Auditorio del Conservatorio Profesional de Música de Segovia?
En el concierto del día 22 podremos hacer un recorrido por los distintos estilos y momentos en la música clásica, comenzando por una sonata barroca, continuando con un concierto clásico, y finalmente llegaremos al Romanticismo.
Será un concierto muy emotivo, ya que daré un paso más en mi carrera musical, finalizando con este concierto mis estudios en las Enseñanzas Profesionales del Conservatorio Profesional de Música de Segovia.

El repertorio escogido es propicio para intentar demostrar las destrezas del intérprete en distintos estilos históricos.

¿Puedes contarnos alguna anécdota en algún otro concierto? ¿Cuál es el sitio más exótico donde has actuado?
En un intercambio cultural que realicé en Australia, nos reunieron a estudiantes de prácticamente toda Europa, para compartir unos días de convivencia previos a los meses que pasaríamos inmersos en distintas familias australianas.

Como motivo de despedida de esa concentración, se realizó un “show de talentos” en el que participé. Interpreté una fantasía de Telemann, y fue un momento muy especial porque entre cientos y cientos de estudiantes de distintas nacionalidades y distintas lenguas, se guardó un silencio extraordinario, y por unos minutos todo el público estaba compartiendo la comunicación de la música, un lenguaje universal. Dejamos de lado nuestras culturas, nuestra lengua, nuestros distintos modos de vida, para unirnos en la escucha de esta gran obra.
Quedé asombrada por el poderío de la música y por su capacidad de unión.

En muchas ocasiones se echa en falta la presencia de público joven en los auditorios ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué se puede hacer?
La formación artística, especialmente en España, no está reconocida como algo esencial en la enseñanza de nuestros jóvenes.
Ya en el currículum educativo estas disciplinas ocupan muy pocas horas, o lo hacen como actividades extraescolares. Parecen totalmente prescindibles.
Sin embargo, no estamos yendo por el buen camino, necesitamos expresarnos, reivindicar nuestras inquietudes o transmitir a través del arte. Y es ahora, en este mundo actual, cuando más necesitamos del arte, porque proporciona una manera distinta de convivir centrada en las habilidades humanas naturales.
Si se aprendieran el valor y la sensibilidad artística desde pequeños, estaría más presente en la vida de los jóvenes.
Cada vez más los centros musicales y conservatorios intentan promocionar su música fuera de las aulas, y por eso estamos en un buen momento de divulgación de la música clásica.


¿Cuáles son tus planes para el resto del año 2015 y primeros del 2016? ¿Algún concierto importante? ¿Festivales? ¿Salidas al extranjero? ¿Alguna grabación, quizás?
En Segovia estas fechas están concurridas de fiestas en los barrios, las próximas fiestas de Segovia, el Festival de Música Diversa… Como miembro de distintas agrupaciones en Segovia (Unión Musical Segoviana, Banda Tierra de Segovia, grupo de cámara “Quintillo” y Taller de Música Contemporánea), próximamente estaré presente en muchos de esos conciertos; la ocasión más próxima es el Festival de Música Diversa de Segovia.

¿Crees que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy en día? ¿Cuál crees que es el futuro del músico?
Es verdad que ahora es posible interpretar cualquier obra, por compleja que sea, sin la necesidad de la interpretación de músicos.
Pero nunca el mundo digital podrá sustituir las emociones que un músico requiere en su interpretación.  Y no solo las emociones, sino que la capacidad de una persona para crear música a partir de una máquina es diferente a la de hacer sonar un instrumento.

¿Cuál ha sido tu mejor momento / recuerdo en la música?
Son tantos los recuerdos bonitos en mi trayectoria hasta ahora, que no podría seleccionar exclusivamente uno.
Lo que sí puedo describir es determinados momentos maravillosos que se alcanzan al interpretar música.
En estos años en el Conservatorio he cursado la asignatura de banda, y he tenido la oportunidad de vivir estos momentos.
En varios conciertos con esta banda de la que estoy hablando, conciertos que hemos realizado al finalizar el curso, he vivido momentos en la interpretación de una determinada obra en los que todos entramos en un punto de comunicación (director-músicos), en el que un simple gesto, una respiración o una mirada sirven para saber el objetivo que queremos alcanzar en la representación. En estos momentos te olvidas de todo, dejas que la música fluya y esta te regala ocasiones únicas y excelentes. Y es que cuando se trabaja la música, esta te devuelve todo.
Son estos momentos por los que nosotros los músicos luchamos cada día.


MISCELÁNEA

¿Podrías recomendarnos…

...un libro?:
“El arte de lo posible” (Benjamin Zander)

...una película?:
“El Rey León” (Disney)

...una obra?:
“El Moldava” (Bedrich Smetana)

...un álbum?:
“Raíz” (Pedro Guerra)

...un solista?:
Emmanuel Pahud.

...una afición?:
Contemplar los atardeceres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada