eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

miércoles, 29 de octubre de 2014

Crónica del concierto de Pink Tones (Sala La Riviera, Madrid, 24 de Octubre 2014)

LA CRÓNICA
por Patts & Roll [@13_patts] / Fotos de JaviWJ [@JaviWJfoto]

Los Pink Tones son una banda española que ha sido definida ya en varias ocasiones como "la mejor banda tributo a Pink Floyd". Con diez años de experiencia a sus espaldas los Pink Tones han alcanzado un nivel que es muy difícil de superar. El pasado viernes 24 de octubre, con motivo de su gira One Of These Days Tour, tuvimos el privilegio de asistir a su concierto en la sala La Riviera, en Madrid.


Empezaron puntuales, ante un público expectante, deseando revivir algunos de los temas más emblemáticos de los Floyd. Inauguraron la noche con “One Of These Days” y “Time”, cuando llegó el turno de "Dogs" el público ya estaba totalmente entregado, todos absortos por la magia de estos temas que ya se han convertido en un icono. Sonaron varios temas del Dark Side Of The Moon, en los que Álvaro Espinosa (voz, guitarra y theremin), Nacho Aparicio (teclados), Toni Fernández (batería y percusión), Cefe Fernández (bajo) y Pipo Rodríguez (saxo y guitarra), tuvieron la oportunidad de demostrar que han sido capaces de recrear la atmósfera floydiana más clásica sin perder su personalidad. Ángela y Cristi (coros) nos regalaron una demostración de sus increíbles voces con “The Great Gig In The Sky", dejando al público sin aliento durante unos segundos.

El momento álgido de la noche llegó cuando Álvaro anunció que por primera vez en Madrid iban a tocar íntegro el Wish You Were Here, comenzando con una versión muy fiel de "Shine On You Crazy Diamond" que coreaba un público completamente entregado. En este momento dejaron clarísimo que su fama es más que merecida y que pocos grupos son capaces de recrear la magia de temas tan emblemáticos como ellos demuestran.

El broche final de la noche vino con temas que no podían faltar como las tres partes de “Another Brick In The Wall”, “The Happiest Days Of Our Lives” y para despedirse como es debido sonó “Comfortably Numb”.

Casi tres horas de música en directo, con una puesta en escena cuidada y muy llamativa, juegos de luces y proyecciones que nos sumergen en la atmósfera psicodélica y más representativa de Pink Floyd. Un regalo para los sentidos y para el público más exigente.

Esperamos tener la suerte de verles de nuevo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario