eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

martes, 27 de enero de 2015

Fundación Tony Manero - Superficial (2014). Entrevista a Lalo López

EL DISCO

Después del despliegue compositivo e imaginativo que supuso Pandilleros, tras 5 años de desarrollo de universos paralelos (Los Fulanos, Chocadelia Internacional, Cardova) y participación en proyectos reconocidos por público y crítica (Banda Achilifunk, The Excitements, Hypnotic), Miguelito Superstar y Lalo López han reunido de nuevo a la mejor banda de disco-funk del estado, a los pioneros de la black-music en España, a la Fundación Tony Manero, para gestar un disco que supone un paso más en su viaje creativo por los derroteros del bombo a negras y las pistas de baile.

Superficial (2014) es un disco sin más pretensiones que hacer bailar, una reivindicación de la fiesta y la música como valores indispensables del ser humano. Un trabajo que lleva a los Manero al sonido disco de los 80 y al electro-funk, avanzando desde los analógicos 70 a los digitales 80. Como los grandes solistas y grupos de soul y funk, que hicieron evolucionar su sonido en ese cambio de década, la Fundación presenta 10 temas repletos de sintetizadores ácidos, de pianos digitales, cajas de ritmos primitivas, riffs de vientos secos y cortantes, manteniendo el toque Manero que aportan tanto Miguelito como Paquito Sex Machine como cantantes de la banda.

FUNDACIÓN TONY MANERO
Superficial (2014)

Nadie puede negar que los 80 están de moda, marcan tendencia y hasta asusta verse rodeado de iconos y elementos que creíamos muertos y -bien- enterrados hace 30 años. Pero justo en este momento, en el que la escena negra cada vez va más atrás en la búsqueda de sus referentes (rhythm ‘n blues, early soul), son los Manero los que deciden reivindicar el legado de sellos como Prelude, West End Records, Solar, de dj's como Larry Levan o François Kevorkian, y bandas como Cameo, Zapp, Sharon Redd, Mtume, Change, sin olvidar a los referentes como Chic y hacer guiños al P-Funk de los 80 y su histriónico sentido del humor.

La Fundación regresa con entusiasmo al terreno que mejor conoce: la pista de baile.
Y lo hacen con una formación renovada. A los Manero de siempre, el gran Paco "Mantecao" Manzanares a los teclados, Deliciosa Smith al bajo, Ginés Brown en el saxo y Tom Johnson en el trombón, Paquito y Miguelito en las voces y Lalo López en las guitarras, se suman el magnífico batería Marc Benaiges y el gran Marçal "Sweet Lips" Borràs a la trompeta, sangre joven para llevar a los Manero un paso más allá en sus 17 años de carrera.


LA ENTREVISTA

Creo que es obvio, pero ¿por qué el nombre de Fundación Tony Manero?
Una de las vías por las que empezamos a introducirnos en el fabuloso mundo de la música disco fue por el visionado reiterado de la peli “Fiebre del Sábado Noche” cuando teníamos 20 tacos.

Tony Manero era el prota (interpretado por un John Travolta sin bótox ni cienciología en su cabeza), un chaval italo-americano de barrio que tras pasarse la semana currando en una tienda de pinturas anulado como persona, los fines de semana era el amo de la discoteca gracias a su destreza con el baile. La disco era donde realmente era alguien, donde se expresaba a través del baile y la música. A nuestro modo de ver era un héroe cotidiano, un icono de la cultura disco, que nació en los barrios de italianos y negros y en las discos gays. Así que nos pareció ideal ponernos su nombre para la banda, dejaba muy claro de qué iba nuestro rollo, no?

Vuestra música tiene una base sólida de gran influencia basada la Música Disco de los 70 y 80, aunque pueden encontrarse guiños a otros estilos como el Funk, el Soul, el Pop, … ¿Qué ha motivado este sonido en Fundación Tony Manero? ¿Cuáles son o han sido vuestras influencias más directas a la hora de hacer música?
Somos unos locos de la música negra, que entendemos como una de las corrientes que más ha influenciado en la música mundial contemporánea. Desde el jazz, el blues, el rythm’n’blues, al soul, el funk, el disco, el hip hop, el house, la electrónica…Todo pertenece a una misma familia, que se ha ido adaptando a los cambios tanto sociales como tecnológicos, así que nos han influenciado centenares de cosas. En el caso de Manero creo que somos hijos del soul de Motown y de Broadway, ya que de su mezcla en los 70 nació el sonido Filadelfia de Gamble & Huff, con su base funk-soul y las orquestaciones con cuerdas y vientos. Pero también de los grandes grupos del funk, como Earth, Wind & Fire, Kool & The Gang o solistas como Isaac Hayes, Curtis Mayfield o Eddie Kendricks.

El disco es un estilo denostado por los puristas y menospreciado como “banal” o “superficial” por la crítica y parte del público… Así que era ideal para nosotros, gente banal, superficial, con ganas de bailar y de reivindicar el baile y el hedonismo como algo fundamental en la formación de las personas! Ese espíritu de felicidad tonta que da es algo único, y el ambiente que genera, muy especial… Y es sumergirse e indagar en su evolución y sellos, artistas, y enamorarse. Pero se tiene que ser de una pasta especial.


Vuestro último trabajo es este Superficial (2015), que contiene 10 canciones bailables, intensas, casi frenéticas, de sonido evocador y algo nostálgico. Se puede apreciar una evolución respecto de vuestros primeros discos, y le habéis metido un punto de modernidad ¿Qué podéis decirnos al respecto? ¿Qué os inspira a la hora de hacer vuestros temas?
Siempre hemos tratado de ir evolucionando con cada trabajo, porque en cada momento nos influyen cosas nuevas, nuestra música es un reflejo de ello, de nuestras vidas. Empezamos siendo un grupo de género, revivalista si quieres, en el sentido de reivindicar la manera de hacer música de una etapa concreta. Pero poco a poco hemos ido alejándonos de esa idea, buscando nuestra propia identidad y discurso a partir de la base clásica.

Es evidente que somos una formación músico-instrumental de 9 músicos, por lo que eso influye en nuestro sonido, orgánico, pero hemos tratado de acercar la electrónica a nuestro lenguaje, llevarla al terreno de los instrumentos analógicos para modernizar nuestro sonido sin perder nuestra identidad. De la misma manera nos hemos acercado al hip hop en determinados momentos y ahora forma parte de nuestro sonido. “Superficial” es un paso más en esa evolución, investigando en el sonido disco de los 80, llevando los sintetitzadores digitales y las cajas de ritmos a nuestro proceso creativo, dando lugar a unos Manero distintos aunque fieles a su identidad.

Muchas veces es un nuevo instrumento el que te lleva a plantear los temas de manera distinta. Componer con un piano es distinto a hacerlo con un teclado Roland Juno, te lleva hacia otros derroteros. Eso es muy estimulante, ya que pueden ser sonidos de los que antaño renegases, y superar esos prejuicios muchas veces es lo que te hace avanzar, crecer, y no parar de divertirte y redescubrirte constantemente.

¿Por qué habéis titulado Superficial a este último álbum? ¿Podéis contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
Así le damos la crítica hecha a los periodistas! Es un disco grabado a base de impulsos, de primeras ideas, de reirnos y dejarnos llevar por sonidos chicle, por estribillos enganchosos, de no ser muy sesudos con los textos ni los arreglos. Teníamos ganas, después de nuestro anterior disco, “Pandilleros”, una obra conceptual de 25 temas, de hacer un disco de 10 temas cortos y de fácil escucha.. Lo más divertido ha sido el reto de poner a la banda ante esa tesitura, de pensar en que harían Stock, Aitken and Waterman (productores de Rick Astley o Bananarama entre muchos otros) con el material. Hemos reído mucho, nos hemos provocado a nosotros mismos, hemos recuperado el espíritu transgresor de nuestros principios.

Se nota mucho cariño y mucho trabajo detrás de este disco ¿Qué expectativas habéis puesto en Superficial? ¿Dónde queréis llegar con este disco?
Cada disco es un paso más en nuestra carrera, siempre esperamos llegar a la gente, formar parte de sus vidas, de sus noches de fiestas, de llegar a las pistas de las discotecas y de tocar por todos lados. Si con este disco seguimos conectando con la gente y ampliamos nuestro público ya seremos felices, todo lo que llegue será bien recibido. Lo importante es generar movimiento y seguir aportando cosas. Queremos dar vueltas porEspaña, viajar, cruzar el charco si es posible, el infinito y ¡más allá!


¿Cuáles son los planes de Fundación Tony Manero para este 2015? Suponemos que girar por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Estamos empezando la gira de presentaciones de “Superficial”, el 29 estamos en Madrid en El Sol, el 7 de marzo en la Wah Wah de Valencia, el 14 de marzo en el City Hall de Bcn, nuestra ciudad, y el 27 de marzo en el Black Music festival. También estamos pendientes de cerrar Zaragoza y el Euskadi para primavera, y de cara a verano irnos a varios festis, Extremadura, Tarragona, hacer alguna incursión en Francia,… un no parar!

¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
¡Buufff! La pregunta del millón de dólares. Ni idea.
Según nuestra experiencia personal, lo único que le queda al músico es tratar de construirse una infraestructura básica que le permita grabar su propio material, un estudio-local en el que crear y ensayar, generar contenidos que a través de las redes sociales le permitan tener un público fiel que pueda movilizar en los conciertos. Mínimos gastos, beneficios de supervivencia, no dejar de trabajar y sobretodo no perder la ilusión en lo que haces y saber infundirla a la gente con la que trabajas para fidelizarla.

A parte de eso, me encantaría decir que el éxito (poder vivir de la música) está al alcance de todos, pero no es así, básicamente porque la cultura en general y el negocio musical de este país está muy jodido. Las salas hacen lo que pueden pero les resulta difícil por no decir imposible poder pagar cachés mínimos, las instituciones cuentan con presupuestos ínfimos y apuestan por festivales masivos, no por la música de base, y el público es muy selectivo, ya no se va a las salas a ver conciertos de bandas que no conoces, y así es difícil para los grupos pequeños salir adelante.

Está claro que Internet y la posibilidad de tener un home estudio por un precio módico –no para todo el mundo, que conste- facilitan la creación y divulgación, pero sin un circuito sólido y ayudas al sector, es difícil que esto tire adelante. Volvemos al modelo música=hobby. El músico pone su vida, que más se le puede pedir?

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Soy muy escéptico a ese respecto por los motivos que te he dicho. Ojalá.

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
El vivir todos los días con nuestra música ha sido lo mejor que nos ha pasado. Han sido muchos años de carretera, conocer gente, tocar, vivir en comunidad todo eso es muy grande. Recuerdo con mucho cariño los conciertos en que presentamos cada disco en Barcelona y Madrid, por los nervios, la emoción, la conexión con el público. Noches gloriosas en Zaragoza, Euskadi, Galicia,… Tocar taloneando a artistas como Maceo Parker, Tower of Power, son cosas que nunca se olvidarán.

La grabación de “Looking For la Fiesta” en los estudios Music Lan de Figueres fue un momentazo, escuchar nuestras canciones con una sección de cuerdas y una sección de vientos ampliada es algo estratosférico!


¿Cómo es un día normal en la vida de un miembro de Fundación Tony Manero?
Pues de lo más anodino, la verdad. Somos gente normalísima. Es en época de grabación cuando la cosa se pone más frenética, levantarse temprano, ir al estudio, preparar la faena del día, ponerse a trabajar con la banda junta o por separado, buscar los sonidos, tener en la cabeza la idea del tema en general y buscar soluciones concretas para momentos y atmósferas concretas.

El subidón de que salga algo genial fruto de la inspiración del momento y el talento del músico, el estrés de los timmings de entrega, las noches apuradas hasta el último minuto,… Y al mes siguiente, estar en casa viendo dibujos sin una jodida idea, comiéndote los mocos. Lo normal. Un poco esquizo según los días.

¿Tenéis alguna opinión de la actual situación económica y social de España y del mundo en general, que queráis compartir con nosotros?
¿Algo como que esta democracia es una farsa, que la justicia solo penaliza al roba-gallinas y no al especulador y al político corrupto? ¿Qué estamos gobernados por intereses económicos globales y que tenemos una clase gobernante y una policía heredada del franquismo? ¿Qué la CEE es una farsa y que quieren convertir al sur de Europa en un parque temático y a sus habitantes y casas en camareros pintorescos y segundas residencias mientras las ciudades dejan de ser de los ciudadanos y sus derechos laborales cada vez son más pisoteados?

Pues, no, no tenemos opinión. Creemos que estamos en un momento importante en que parece que la gente ve posible un cambio profundo, y que hay una serie de movimientos sociales que trabajan de manera distinta para tratar de mejorar las condiciones de vida de la población. Eso es lo importante, todo lo demás es mierda.

FUNDACIÓN TONY MANERO
Inevitable (2014)


MISCELÁNEA

¿Podríais recomendarnos…

...un libro?: 
Las Extraordinarias Aventuras de Cavalier y Clay, de Michael Chabon.

...una película?: 
Solo Ante El Peligro, de Fred Zinnemann.

...una canción?: 
Last Dance, de Rhye.

...un álbum?: 
How I Got Over, de The Roots.

...un grupo o solista?: 
Chilly Gonzales.

...una afición?: 
Los comics.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo y enhorabuena por vuestro disco.
¡Gracias a ti, compañero!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada