eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

martes, 6 de enero de 2015

Lab’s Trapp - Deola (2014). Entrevista a Javi, Poty, Iván y Gonzalo

EL DISCO

Lab’s Trapp es una joven banda  de Rock de origen toledano, formada por Javi (guitarra y voz), Iván (bajo/coros), Gonza (guitarra) y Poty (batería).

Su primer trabajo editado es un EP de 5 canciones titulada Deola (2015), donde el grupo hace apología de su energía y muestra con orgullo su increíble capacidad de despedirse y reencontrarse entre escombros en un mismo disco, y gritar con un final perfecto.

LAB’S TRAPP
Deola (2014)

Cinco temas intensos y directos, donde nos cuentan extrañas reflexiones, relaciones complejas y historias abstractas de sonido evocador y nostálgico escritos por alguien que se nota que es aficionado a la lectura cuyas letras son el resultado de continuos fracasos, de la angustia, de desastres amorosos, y excesos con el alcohol e incluso de pasar hambre, pero con el aura optimista que dan las ganas de comerse el mundo, de encontrase personas maravillosas y el amor en general, personas maravillosas, amor y ganas de comerme el mundo.

Música que suena al Rock británico de las últimas décadas y que les podría encasillar dentro del Indie nacional, pero con un toque especial que les hace diferentes, la esencia de querer triunfar.


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Lab’s Trapp para este proyecto?
Gonzalo: Es un nombre que viene desde los inicios del grupo, y cuando llegó el momento de plantearnos si cambiarlo o no, pensamos que no era necesario, no sé, nos gustaba el rollo que transmitía Labs Trapp.

Javi: Sí, el nombre surgió como un desvarío adolescente. Yo quería algo que no tuviese sentido y sonase bien, ¡y ahí lo tienes! Como dice Gonzalo, años después quisimos cambiarlo porque no sonaba maduro, pero le habíamos cogido demasiado cariño a este nombre estúpido.

Vuestra música parece tener gran influencia del Rock de las últimas décadas, pero en las que se pueden encontrar guiños a otros estilos como el Pop, el Indie,… ¿Qué ha motivado este sonido en Lab’s Trapp? ¿Cuáles son o han sido tus influencias más directas a la hora de hacer música?
Poty: Un año entero en blanco.

Iván: Sí, partir de cero. Bajo mi punto de vista no nos hemos limitado a crear con un "patrón específico" ni con una "influencia" exacta y avanzar a partir de ahí. Los golpes, melodías, armonías, coros, voces y todo el sonido en general ha llegado rodado con mucha diversión, saltos y disfrute de lo que no iba saliendo. Lo que más nos ayuda a componer, sin duda, es tocar, ensayar y disfrutar haciéndolo. Todo ha salido de manera muy natural. Tenemos interiorizados los grupos que nos gustan a cada uno y, desde ahí, hacemos magia.


Vuestro primer disco es Deola  (2015), un EP con 5 canciones intensas, con temas evocadores con cierto aire nostálgico, con cierto aura de optimismo,  donde nos contáis extrañas reflexiones, relaciones complejas y historias abstractas, con unas letras muy trabajadas ¿Qué podéis decirnos al respecto? ¿Qué os inspira a la hora de hacer vuestros temas?
Gonzalo: “Deola” vino desde París, cuando Javi, pasando más hambre que un mendigo, plasmaba su infinidad de pensamientos y sentimientos en letras y acordes. Y después aquí ya todos juntos, trabajamos esa materia prima para convertir las canciones en lo que ahora son.

Poty: Descubrimos que esa historia parisina concreta se podía transformar en la historia de cualquiera. Todos hemos pasado una etapa de la vida en la que echas la mirada hacia atrás y dices “¿Hasta aquí he llegado?” y en ese momento solo puedes seguir hacia delante. Eso es “Deola”.

¿Por qué habéis titulado Deola  a este trabajo? ¿Podéis contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
Javi: Como ya han dicho los chicos, fue allí en París donde compuse parte de las canciones del EP (las hemos compuesto todos, yo solo ponía cuatro acordes de mierda y las letras) durante uno de los años más duros de mi vida. Un año lleno de hambre, fracasos, angustia, desastres amorosos, alcohol y nostalgia. Sin embargo y paradójicamente, también fue un año lleno de personas maravillosas, amor y ganas de comerme el mundo. Yo veía que las canciones hablaban de esos sentimientos tan contradictorios.

Una noche leyendo un autor italiano que se llama Cesare Pavese leí una poesía que me impactó porque me sentía totalmente identificado con ella. Una poesía llena de nostalgia, pero a la vez llena de ansia de vivir en la que el narrador instaba a huir hacia el futuro a una chica con la que volvía a acostarse después de haber estado enamorado de ella mucho tiempo. ¡Joder!, ¡como para no sentirme identificado! Era un poema que hablaba, más o menos, de que hay que aprender a tomar distancia de todo para entenderlo mejor, y como creo que no había mejor manera de definir lo que ha supuesto para nosotros este EP, el nombre de aquella chica, “Deola,” me resultaba un título bastante apropiado. De alguna manera, también, todas las canciones del EP hablan de aquella chica que para mí fue “Deola”. Es un tipo de recordatorio macabro.

Durante los ensayos y, sobre todo, durante la grabación no parábamos de repetírnoslo: tenemos que ver todo esto con perspectiva. Tenemos que tomar distancia de este año de mierda para hacer esto bien. Así que, sí, cada día más, “Denla” me parece un buen título.


¿Qué expectativas habéis puesto en Deola? ¿Dónde queréis llegar con este disco? Si yo quisiera una copia de tu música ¿cómo podría hacerme con ella?
Gonzalo: Con  este disco queremos llegar a que la gente que ya nos había escuchado note un cambio a mejor y, si ya llegamos a que alguien que no nos hubiera escuchado nunca diga, desde la sinceridad, “vaya este disco realmente me gusta”, creo que entonces podemos darnos con un canto en los dientes. Un canto bien grande.

Javi: Tenemos la música ya publicada en nuestro canal de YouTube y disponible para descarga gratuita en nuestro Bandcamp (labstrapp.bandcamp.com). En muy breves, estaremos sonando en Spotify también y podremos vender a quien las quiera copias físicas del EP. ¡La portada nos ha quedado demasiado bonita como para no tener copias físicas, coño!

¿Cuáles son los planes de Lab’s Trapp para este 2015? Suponemos que girar por salas y festivales, ¿pero algo que podáis adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Iván: ¡2015 va a ser un pepino! ¡El 6 de febrero, por lo pronto, tenemos el concierto de presentación del EP en la sala Los Clásicos de Toledo, y se va a cagar la perra! Va a ser un concierto muy especial porque es así como nosotros creamos y elaboramos todo, de forma especial. Y también va a ser un fiestón del copón. Por ahora, que podamos decir, solo tenemos este evento en el horizonte, pero pronto tendréis noticias de nuestro abogado.


¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
Gonzalo: Para nada, el mundo digital es simplemente un cambio muy grande, que acaba con alguna de las cosas de la música tradicional, pero la música se está adaptando y este nuevo mundo le ofrece infinidad de posibilidades. Pero la música tiene algo a lo cual el mundo digital no le llega ni a los tobillos, y eso es la emoción de un buen concierto en vivo y en directo.

Iván: Creo que la gente se columpia respecto a este tema. Si un músico es bueno y disfruta con lo que hace, lo va a seguir haciendo y lo va a hacer bien, y si lo es de verdad la gente lo recibirá bien. Hay mil medios de darse a conocer, pero lo más importante es que TODOS los oídos lo reciban y gocen. 

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Javi: Eso es lo que se dice. Hay opiniones diversas al respecto. Incluso entre nosotros. Unos pensamos que la gente compra menos música porque la descarga, pero esto hace que vayan a más conciertos y otros piensan que a la gente le cuesta mucho mover el culo incluso para ir a ver a esa banda que tan buen rollo le da que tocan al lado de tu casa por cinco putos euros. Lo que sí que es cierto es que nunca hemos visto a los grupos con tanto afán por montar un buen directo. Para que dar un gran show nunca había sido tan importante como ahora; debe ser que la crisis de la música nos ha puesto las pilas, pero, si es así, ¡bienvenida sea! Todos los músicos que conocemos y con los que hemos compartido escenario están muy pendientes de dar un show que esté a la altura. Sabemos que la gente va a pagar porque quiere ver un buen concierto. Nosotros intentamos dárselo. Otra cosa es que las salas nos pongan facilidades para hacerlo.

Iván: Siempre habrá salas que nos lo pongan difícil y que seguro que muchas veces nos putearan y saldremos perdiendo. Hay que ser avispado y buscar y rebuscar. No obstante, confío en un cambio de condiciones y de filosofías en ámbito de los directos en el buen sentido. Sea verdad o sea mentira, ahora todo el mundo habla de una “época dorada del directo” y cuando las salas se den cuenta de eso quizá nos empiecen a poner las cosas fáciles.


¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Poty: Como espectador, seguramente cuando fui a mi primer concierto (Slipknot y Machine Head). Como músico, el día que participamos en el Day One Rock Fest. Primer concierto en la Capital.

Gonzalo: Cuando estábamos grabando el EP, y pudimos escuchar un atisbo de cómo iba a sonar, todos cruzamos las miradas casi con la boca abierta, pensando: “Estamos haciendo algo grande”.

Iván: En mi caso, fue una época. Yo tenía 14 años y era el típico chavalín metido de lleno en su respectivo movimiento musical de la fecha... Me tiraba horas y horas escuchando música de muchos tipos, tenía la manía de absorber y absorber melodías, armonías, ritmos... Un día me pregunte ¿Por qué no intentarlo yo? Fue cuando rompí mi hucha y me compré mi primera guitarra española. Joder, qué ansia llevaba encima todo el día; tanta que sin saber nada de solfeo ni acudir a clases me puse a practicar de forma autodidacta como un loco. Aquello era como una droga muy fuerte, todos los días necesitaba tocar mi guitarra española.

Javi: Yo, como espectador, la primera vez que escuché Grace de Jeff Buckley. Me lo regalaron y me tiré semanas y semanas escuchándolo en bucle, embobado por esa música y esa voz.
Como banda… Recuerdo con mucho cariño el primer concierto que dimos. La sala se llenó hasta la cencerreta con nuestros amigos y familiares y nos invitaron a beber más de lo que podíamos asimilar. Sonó a ojete y al segundo concierto ya no vino ni la familia. Éramos unos putos críos, pero nos sentíamos tan en la cima del mundo…

¿Cómo es un día normal en la vida de un miembro de Lab’s Trapp?
Gonzalo: Pues es un poco como la de cualquiera, hasta que recibes el mensaje de “ensayamos” o subimos juntos a algún escenario, o nos ponemos delante de una cámara a hacer un poco el canelo, pero todo eso se reduce a trabajar, trabajar con amigos que se han convertido en hermanos, hermanos con los que quizás no compartas sangre, pero compartes música.

¿Tenéis alguna opinión de la actual situación económica y social de España y del mundo en general, que queráis compartir con nosotros?
Iván: Prefiero no hablar de eso que me enervo.
Gonzalo: S H I T. Creo que solo hablamos de la situación política y económica después de las 3:00 de la madrugada y borrachos.
Javi: A mí no me mires, Marge, yo voté a Kodos.

LAB'S TRAPP
Grits (2014)


MISCELÁNEA

¿Podríais recomendarnos…

...un libro?: 
Javi: Los vagabundos del Dharma, de Jack Kerouac.

...una película?: 
Iván: Ace Ventura.

...una canción?: 
Poty: Sex on Fire - Kings Of Leon.

...un álbum?: 
Gonzalo: April Uprising.

...un grupo o solista?:
Javi: David Bowie.

...una afición?: 
Iván: Imaginar hasta que te duela la cabeza.
Gonzalo: Viajar hasta que te duelan los pies.
Poty: Escuchar música hasta que te duelan los oídos.
Javi: Leer hasta que te duelan los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada