eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

jueves, 2 de enero de 2014

Julián Maeso - Dreams Are Gone (2012). Entrevista a Julián Maeso

EL DISCO

Libertad creativa y un profundo espíritu musical marcan las 19 canciones (casi una hora y media de música) de Dreams Are Gone (2012), el primer álbum en solitario de Julián Maeso, uno de los músicos más significativos de la escena independiente española de los últimos años tras su paso por The Blackbirds, Speaklow, The Sunday Drivers o The Sweet Vandals, y de sus giras acompañando a M-Clan y Quique González.

Cantante, compositor y multiinstrumentista (está considerado como uno de los mejores con el órgano Hammond), el músico toledano publica el 22 de mayo su primer álbum en solitario, Dreams Are Gone, un 2-CD con 19 canciones y mucha y buena música dentro.
Como primer single se lanza la canción It’s Been A Hard Day, un medio tiempo de diáfana factura que enlaza con el alt country y que refleja de manera significativa el aliento inspirador que recorre las canciones del disco.



JULIÁN MAESO
Dreams Are Gone (2012)

El álbum de Julián Maeso está repleto de música con raíces en el blues, el rock, el soul, el folk, el country… y todas las permutaciones posibles que se pueden dar entre estos estilos y algunos otros. Se diría que está grabado a la antigua, con el aliento de los años 60 y 70, sin mirar el reloj, con canciones de largo desarrollo, libertad para la extensa nómina de músicos que colaboran y un conocimiento musical enciclopédico en el que aparecen ecos de The Band, Cream, alt country, blues-rock, soul, Bob Dylan, folk-rock, Van Morrison o Crosby, Stills & Nash, todos pasados por el tamiz y la personalidad de Julián Maeso, que crea una obra mayor y única en la escena musical española.

Desde el comienzo de Dreams Are Gone con A Hurricane Is Coming, la buena música está servida y la raíz negra que empapa el álbum, aparece evidente. Después llegan Little By Little (puro blues rock), Who Needs What (con influencias folk rock y excelentes juegos vocales), It’s Been A Hard Day (una gran canción elegida como primer single del álbum), Tears Come From You (esencia de músicas negras tratadas con alma acústica y eléctrica), What Did You Want My Love For (una de las joyas líricas del disco), We Live Behind A Shadow (con ecos gospel), Jails (maestría al Hammond), Missing But Singing Take II (acercamiento al reggae) y Won’t We Come Back From More (balada-himno con tensión y crecimiento constante).



El CD-2 se abre con Daytona (un estupendo instrumental con sentido ambiental), Far Station (con sonidos de acordeón marcando carácter en una canción magnífica y oscura, mezcla de músicas americanas y europeas, de Waits y Cohen), Back Were You Belong (country vía Cash), You’d Better Not Hurt Me Again (un emocionante acercamiento al blues, inspirador swing lento con un ejemplar solo al Hammond), Men & Ladies (acústica y mirando a Dylan), Missing But Singing Take I (en un acercamiento más folkie), Will You Be Free (una de las canciones más íntimas del álbum, con armonías a lo Crosby, Stills & Nash), Be Prepared To Change Your Plan (otra joya tranquila interpretada de manera ejemplar) y The Band, The Girl & The Boy (con ecos del primer Van Morrison y, de nuevo, excelentes coros).



Suenan muchos ecos en Dreams Are Gone, pero sobre ellos vuela la inspiración, el sentimiento y la grandeza de la música que elabora Julián Maeso en un álbum nacido en momentos difíciles. “Tras mi marcha de The Sunday Drivers, no estaba en mi mejor momento”, dice cuando se remonta a los orígenes de Dreams Are Gone. “Me fui a vivir a Valencia planteándome dejar la música un tiempo. Trabajé de camarero, haciendo mudanzas, como restaurador de pianos… Y empecé a componer canciones algo tristes con la guitarra acústica, al margen del Hammond. Hice una primera grabación con siete temas, conocí a Sergi Fecé (Loquillo y los Trogloditas, Gato Pérez…), le comenté el proyecto, le gustó, volví a Toledo y comenzamos a trabajar juntos. El resultado es Dreams Are Gone.



El álbum mezcla canciones de ambiente eléctrico y acústico, recorre estilos diferentes y ofrece un elevado nivel musical tanto en las interpretaciones de Julián Maeso como en las intervenciones de los músicos, en el tratamiento de los coros, en el aliento que inspira las canciones. Dreams Are Gone (Se acabaron los sueños) se publicó en 2-CD, LP y para descarga digital el 22 de mayo de 2012. Es el álbum de un gran músico para los amantes de la buena música. Un disco esperanzador, por encima de modas y que asegura un lugar permanente en las estanterías.
Es la sorprendente aparición de Julián Maeso.


LA ENTREVISTA

Tras la etapa en Sunday Drivers, ¿por qué Julián Maeso elige una carrera en solitario para este nuevo proyecto musical?
Mi nueva carrera en solitario no fue del todo elegida, fue consecuencia de una serie de acontecimientos  en su momento no del todo agradables pero, que gracias a Dios, me han llevado a donde me encuentro hoy.

Tu música parece tener una gran influencia de la música de los 60 y 70. Podemos escuchar Folk, Rock y guiños constantes a otros estilos, como la Chanson francesa, al Country, al Blues, al Soul, … y todo ello con un toque de canción de autor,… ¿qué ha motivado este sonido en la música de Julián Maeso? ¿Cuáles son o han sido tus influencias más directas a la hora de hacer tus canciones?
La música que me sale, proviene de la música que me gusta escuchar.
Es, además, una mezcla, resultado de los grupos en los que he militado y de todo lo aprendido con ellos.

En  Dreams Are Gone (2012) escuchamos canciones donde tienen cabida incluso temas instrumentales, donde consigues un sonido nostálgico y evocador,  con canciones que reflejan muchos estados de ánimo, y donde tratas temas variados: unos reflexivos, otros cotidianos de relaciones personales, también temática social,… pero siempre de forma directa y coloquial con letras ciertamente impredecibles, ¿Qué puedes decirnos al respecto? ¿En qué te inspiras para hacer tus canciones?
En el día a día, así de fácil.
Si tienes el corazón roto lo expresas.
Si te jode vivir el momento actual lo expresas de igual modo, en este caso de la única manera que sé, a modo de canción.


¿Por qué has titulado Dreams Are Gone a este trabajo? ¿Puedes contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
‘Dreams are gone’ implica un punto de inflexión para mi, es un análisis personal y a su vez análisis del mundo en que  vivimos.
Describe una época difícil para mi ahora superada, refleja pesimismo en relación al ser humano.
Anécdotas... de todos los tamaños y colores.
Sólo te puedo comentar que perdí todo lo que tenía para sacar este disco.

Cuando parece que se ha puesto de moda la edición de EPs, tú editas un doble CD, ¿cuál es el motivo de sacar de este arriesgado formato como tu carta de presentación en solitario?
Las modas, para los modernos.
Que alguien decida por interereses económicos  cuales son las pautas a seguir por millones de personas...
El único motivo real es que tenía 21 temas que quería sacar de mi cabeza y no ví otro modo.
Si hubiera decidido sacarlo en dos discos ahora estaría cantando mis problemas de hace 4 años.

¿Está cumpliendo este trabajo con tus expectativas puestas en él? ¿Cómo están respondiendo crítica y sobre todo el público ante él?
No deposité expectativas en él. Son las canciones las que tienen vida propia.
Dreams are gone ha gustado y eso es fruto del trabajo en equipo con muchos y buenos amigos a su vez músicos.
La crítica ha sido inmejorable y el público se va muy contento tras los conciertos, ¿que más puedo pedir?


¿Cuáles son los planes de Julián Maeso para el año 2014? Suponemos que girar el nuevo disco por salas y festivales, ¿pero algo que puedas adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Bueno tengo preparado un espectáculo con 3 serpientes y dos zancudos, ¡¡va a ser un melocotonazo!! (risas)
Preparo nuevas canciones en este momento. Si resultan buenas, se materializarán en disco, si no me las comeré con patatas.

¿Crees que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
Es el hombre quien acaba con el hombre por naturaleza.
Lo demás es todo un reflejo de esa misma verdad.
Como bien contestó Paco de Lucía en una entrevista, las salidas del músico son tres,una por tierra ,otra por mar, otra por aire....
El músico sólo ha de hacer música, que es su trabajo.
Otra cosa es querer "triunfar" que es lo que nos venden hoy, la competición, el producto.
Se trata de hacer música, hacer feliz a la gente, entretener, hacer pensar... si podemos pagar las facturas mejor que mejor.

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Si la gente no puede pagarse más que dos cañas, una entrada y si acaso un CD...
No pueden más que elegir uno de esos conciertos.
Al mismo tiempo a esos grupos que aparecen publicitados como oferta les está costando el dinero llegar a esa ciudad, comer, cenar, alquilar la sala, pagar la furgo, los peajes, los músicos contratados...
Las salas, promotores y demás están afectados por el 21 % de IVA.
Para nada es una edad de oro, la maquina debe de seguir funcionando porque no podemos quedarnos en casa, otra cosa es que genere beneficios tras el esfuerzo.


¿Cuál ha sido tu mejor momento/recuerdo en la música?
Uno de mis mejores momentos fue asisitir al concierto de los mil años en La Coruña cuando tenía dieciséis años.
Allí pude ver en directo a Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, Bo Didley, Wilson Picket, Neil Young acompañado de Booker T and the Mg’s, The Animals con Brian Auger, The Kinks, Bob Dylan...
Todo en tres días.
Pero la principal razón para seguir tocando hoy en día, es acabar un concierto y que alguien se te acerque y te agradezca que por una hora o dos se haya olvidado de sus problemas.
Entonces todo adquiere sentido.

¿Tienes alguna opinión de la actual situación de España y del mundo en general, que quieras compartir con nosotros?
El tiempo de queja y llanto ya ha llegado a su fin.
Sólo nosotros podemos cambiar nuestra realidad.
¿Cómo es posible que millones de personas voten y paguen con sus impuestos a 4 energúmenos sin educación, preparación, ni respeto para que les hagan sufrir y aún lo consientan?
Tenemos lo que queremos tener.
Si no se puede aguantar esta situación más, ya se sabe, ¡a luchar!
  
JULIÁN MAESO
It's Been a Hard Day (2012)


MISCELÁNEA

¿Podrías recomendarnos…

...un libro?:
Blancanieves y los 7 negritos.

...una película?:
La última de Woody Allen me ha gustado la verdad. Aunque no recuerdo el título.
Nosotros si, podría ser Blue Jasmine (2013).

...una canción?:
Como una ola (1983) de Rocío Jurado.

...un álbum?: 
Dont give up on me (2002) de Salomon Burke.

...un grupo o solista?:  
The Band, Pastora Soler.

Muchísimas gracias por tu tiempo y enhorabuena por tu disco.
Un abrazo y gracias por vuestro interés.
Espero veros en el concierto.
¡Allí nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada