eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Gilbertástico - Heil Gilbert (2012). Entrevista a Gilberto Aubán

EL ARTISTA

Gilbertástico es el alter ego de Gilberto Aubán, pianista apócrifo, arreglista y cantante valenciano, nacido en las orillas de la música clásica (fue escolán, de niño) pero hechizado por la ópera rock y los escenarios. Compone alegremente sobre muy diversas glorias y tragedias del ser humano y canta contando, cuenta cantando, como una especie de trovador post-moderno.

Gilbertástico publica ahora su segundo álbum de estudio, Heil Gilber (2012), un disco que hace caso extremo a la libertad de estilos y formas. Si su disco anterior, Versalles (2011), era un homenaje a la música del siglo XVIII, el presente álbum es casi precisamente todo lo contrario, un paseo por varios paisajes musicales más actuales, aunque el elemento clásico siempre esté presente. La producción, tan arriesgada como completa, corre a cargo de Fernando Polaino (Los Lunes, La Cabra Mecánica) y no hace sino incrementar y hacer realidad las arcaicas grabaciones en formato demo que Gilbertástico le iba enseñando a Polaino poco a poco y que se convirtieron en este disco.


EL DISCO

Estos temas giran en torno al amor y a sus consecuencias y en su grabación participó la banda que suele acompañar en directo a Gilbertástico, entre ellos Antonio Iglesias a las baterías, Jorge Lorán a las guitarras, Sento Juliá a los contrabajos y Exequiel González a las cuerdas. Heil Gilber cuenta también con la colaboración de Dwomo y de Joni Antequera Amatria, que firma las bases del post-apocalíptico Tierra de hombres, una canción techno que sirve de despedida nocturna a un álbum que pasa del clasicismo preciosista (Barchin del Hoyo) al atormentado (Amor tírria).

GILBERTÁSTICO
Heil Gilbert (2012)

También suenan ecos de pop bienintencionado con No sirve el arte y ritmos balcánicos en Un nombre vasco. Hay sitio para el folk con tintes mediterráneos en Vida y mar así como al sonido que mira más a una verbena surrealista en los 80 como Arduo es el camino. Al mismo tiempo hay composiciones bizarras y progresivas como El Amigo de las Estrellas, o la crítica Todo gigante y blanco e incluso una leve incursión en el ritmo urbano mezclado con gregoriano en El hechizo laboral de San Vicente.

Todo ello hace de Heil Gilber un disco libre y colorido, en el que la única dictadura es cantar todo como a uno le nace y vestirlo como más le conviene. Un álbum que reflexiona sobre las muchas caras del amor, la soledad y sus ventajas inevitables. Gilbertástico es un incansable colaborador y, además de con Dwomo, ha tocado con Tórtel, Jonston, Guillemka, Mr. Perfumme o Manolo Tarancón. Actualmente trabaja como músico de escenario de Amatria y de pianista de cabaret con la artista multidisciplinar Ana Elena Pena.

Fernando Polaino, por su parte, es un veterano músico y productor que empezó bien joven componiendo y actuando con Los Lunes, banda con la que consiguió varios éxitos. Productor desde hace más de dos décadas, ha trabajado con Alejo Stível y ha sido guitarrista de La Cabra Mecánica. Fernando es también fundador del grupo de folk popular La Orquesta Pinha y ahora, desde hace un año, dirige su propio sello GranjaBeat del que Heil Gilber es su séptima referencia.


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Gilbertástico?
Así me llamaba un amigo, sin ningún motivo aparente. De esa gente divertida que te llama como ella quiere. Un día tuve que apuntarme a un concurso y elegir un nombre, así que fue ese.

Tu música tiene una gran influencia de los años 80 y los 2000, pero se nota también vuestro gusto por la música de los años 60 y 70. Realmente es una curiosa mezcla de estilos en la que predomina el Indie Pop, pero en la que puede encontrarse Jazz, Psicodelía, y algo de Rock,  ¿qué ha motivado esta evolución en el sonido de Gilbertástico? ¿Cuáles son o han sido tus influencias más directas a la hora de hacer música?
Supongo que el haber empezado a tope de niño con la música clásica y dejarlo de golpe de adolescente y ya empezar a viajar por la música ligera. Mis padres me ponían Jesucristo Superstar en el coche camino al veraneo todos los años, medio a la ida, medio a la vuelta. Desde siempre he escuchado mucha música argentina, Los Abuelos y Charly García, por ejemplo, pero no sé, se puede seguir tirando del hilo y encontraríamos también a los Gorky’s Zygotic Mynci, a Franco Battiato y un largo etc.

Tu disco Heil Gilbert (2012) es un disco que tiene una producción increíble, con canciones alegres y optimistas, incluso cuando el tema a tratar no es un tema donde tratas temas personales, autoreflexivos, cotidianos de relaciones personales, de forma directa y sin pretensiones, con letras ciertamente impredecibles… ¿Qué puedes decirnos al respecto? ¿En qué te inspiras para hacer las canciones?
Gracias… Pues bueno, atendiendo a la temática del “Heil…” el amor aparece como columna vertebral y parte fundamental de la vida. Me gustan las curiosidades, las tragedias, las ironías, reales o inventadas.  Y la producción es obra de Fernando Polaino, un orfebre de las pistas. Yo estoy más que contento con eso y con todo en general, Fernando tiene una ingente lista de producciones a sus espaldas y se nota.


¿Por qué has titulado Heil Gilbert? ¿Puedes contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
Así me saludaba un cliente del bar en el que trabajaba, El Kubata de Hojalata, y desde el primer momento pensé que debía llamar a uno de mis discos así.
La propia grabación ya fue una anécdota en sí misma, pues se hizo en Estudio Establo, que está en mitad del campo en Guadalajara, a lo largo de varios viajes casi místicos con Sento, Toni, Coque y Exe, los músicos que han participado en el disco, en compañía de Polaino. Allí las horas no existían, no había ni día ni noche. Esa abstracción de la realidad fue para mí lo más anecdótico

Siempre cantas en español, cuando parece que está de moda hacerlo en inglés? ¿Te lo has planteado alguna vez?
Canto en inglés pero sólo versiones de vez en cuando, si sé la letra bien (en público, porque en casa me la invento siempre). Es un idioma que por desgracia no domino y menos en el que siento nada. Soy castellanoparlante y así es como expreso mejor las cosas. Lo demás sería ruido para el mensaje, a mi modo de ver, claro. 

¿Qué expectativas has puesto en Heil Gilbert? ¿Qué vas a hacer para su promoción? Si yo quisiera una copia de tu disco ¿cómo podría hacerme con ella?
Buena pregunta, la verdad es que uno siempre espera lo mejor así que llevarlo a cuantos más oídos posibles. Estamos mirando de editar en otros países dentro de nuestras posibilidades, pero bueno, en España podrás conseguir tu copia a partir de 1 de noviembre en las tiendas habituales.


¿Cuáles son los planes de Gilbertástico para lo queda de 2012 y primeros de 2013? Suponemos que girar el disco por salas y festivales, ¿pero algo que puedas adelantarnos? ¿Eventos importantes? ¿Cuál es la fecha oficial de salida al público del disco?
Pues como te decía salió el 1 de noviembre, y presentamos el 16 de noviembre en Valencia en la Sala Russafa y ya en enero el 24 en El Intruso en Madrid.


¿Crees que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
No creo, es una transformación como muchas otras que ha habido. El músico tiene que hacer buenas canciones y tocarlas bien. Ahora vivimos de los conciertos, pero la creación y la presentación de obras nuevas siempre será necesaria. Que cambie el formato no es un problema, es una circunstancia.

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Sí, provocada por lo anterior y porque, en realidad, los conozcas o no, cada vez hay más músicos, más grupos, más cantantes. Por algo será.

¿Cuál ha sido tu mejor momento/recuerdo en la música?
Pues ha habido muchos, pero recuerdo un Día de la Música en Madrid al que fui sólo con el piano y había mucha, mucha gente en un lugar enorme, más que nunca en mi vida, y fue acojonante.

GILBERTÁSTICO
Locos en la isla (2012)


MISCELÁNEA

¿Podrías decirnos..

...un libro?: 
Os recomiendo El calamor (2011) de Evripidis Sabatis, una curiosa mezcla de dibujos e historias tiernas y profundas, pero sin barroquismo ni nada.

...una película?:
Caro diario (1993) de Nanni Moretti, cada vez que la veo alucino más.

...una canción?:
La sacre sinfonía del tempo (2004) de Franco Battiato.

...un álbum?: 
Gorky 5 (1998) de Gorky’s Zygotic Mincy.

...un grupo o solista?: 
Los Surfin’ Bichos.

Muchísimas gracias por tu tiempo y que tengas muchos éxitos con tu nuevo disco.
Qué va, gracias a ti, Josechu. Una entrevista muy entretenida y en profundidad. Te agradezco mucho tu atención e interés. 
A ver si nos conocemos en alguno de los conciertos. 
Un fuerte abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada