eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

martes, 6 de noviembre de 2012

Templeton - El Murmullo (2012). Entrevista a Álvaro Martinez

EL GRUPO

En 2009, con la publicación de su primer LP titulado Exposición Universal (2009, Subterfuge Records)Templeton se convirtió en una de las sorpresas más agradables surgidas del underground madrileño. El sexteto, cántabro de nacimiento pero afincado en Madrid, consiguió las alabanzas del público y la crítica gracias a una colección de canciones que iban desde los “hits pop al instante” (Las casas de verano e inviernoBrasil, Sofá camaLa rana…) a canciones que se internaban más en lo ambiental, oscuro y psicodélico (Los niños de San IldefonsoLa marcha nupcial), lo que les llevó a girar por toda España, apareciendo en festivales como el Ebrovisión o el Do Norte e incluso a ser incluidos en la programación del Día de la Música de 2009.

Templeton está formado por Álvaro Martinez (voz), Brian Hunt (guitarra y voz), Santiago Castillo (guitarra y voz), Javier Carrasco (teclados y voz), Pablo Bordas (bajo) y Gonzalo Mamano (batería).


EL DISCO

Tres años después Templeton regresa con su segundo trabajo: El Murmullo (2012). Un disco que habla del miedo (a lo que está por venir, a crecer, a no crecer) y de recuerdos (alegres y tristes) de lo que ya fue. Un disco cocinado a fuego lento, coproducido junto a Paco Loco y que demuestra que Templeton ha sabido coger todo lo bueno que apuntó en su primer trabajo y madurarlo deshaciéndose de mimetismos, apostando por un lenguaje único y personal.

Templeton - El Murmullo (2012)

Sus rasgos más definitorios siguen ahí: complejos y emocionantes juegos vocales, muros de guitarras enterradas en reverb y distorsión que conviven con delicados momentos acústicos, pianos y sintetizadores que cobran más protagonismo que nunca y, por primera vez, un cuarteto de cuerda y vientos que dotan a las canciones de un dramatismo y una intensidad que estremece los sentidos.

Su primer single, Los Días, es un hit atípico que destaca por su preciosista sencillez y sus tintes de Folk patrio. En la misma línea se mueve Miedo de verdad y en condiciones, con sus arreglos orquestales a lo Burt Bacharach. Otros hits en potencia como Miércoles capítulo y Sabe Mejor revuelven el jugoso desparpajo del synth-pop con la solidez rítmica de la Velvet Underground. Mar Cantábrico sigue por el camino de lo melódico, pero se baña en Psicodelia oscura con sus guitarras y su cadencia. Entre los sicomoros tiene la garra de los mantras de la Brian Jonestown Massacre junto a la solemnidad y el ambiente de Spiritualized. La poderosa El Cazador y la pastoral El Caminante remiten a los heroes anónimos de los mejores Neil Young o Springsteen.

Revitalizadores de lo clásico, miembros curiosos del presente. Así avanza Templeton: “como botes remando contracorriente incesantemente arrastrados hacia el pasado”.


LA ENTREVISTA

¿Por qué el nombre de Templeton?
Porque éramos jóvenes y un poco tontorrones y fue el que más gracia nos hizo de los que se nos ocurrieron. No recuerdo en qué momento decidimos “Venga, éste” pero sí que no lo meditamos demasiado. Era un homenaje a una de las series de tele de nuestra infancia, El Equipo A, y a su apuesto galán Templeton Peck.

El estilo de música que interpretáis es una mezcla de estilos en la que predomina el Indie Pop, pero que en la que pueden encontrarse influencias de otros estilos, como el Rock, un toque Folk y por supuesto la Psicodelia. Vuestro sonido parece inspirado en los 60, pero trasferido al siglo XXI. ¿Cuáles son vuestras influencias de verdad?
Pues esas que citas se aproximan bastante al consenso existente dentro de la banda. Después cada uno tiene sus ramalazos, desde la música electrónica al post punk, algunos miran más al pasado y otros más al presente.
No nos considero especialmente actualizadores de ese sonido, me parece que para eso deberíamos ser un poco más vanguardistas y en el fondo somos muy clásicos...


Vuestro disco El Murmullo (2012) resulta una obra de canciones hechas con fantásticas melodías, luminosas, quizás un poco tristes y melancólicas, con cierto aire evocador, con temática muy variada, aunque con cierto aire de relaciones personales, con unas letras realmente elaboradas. Eso si, con una producción exquisita y muy cuidada. ¿Qué podéis decirnos al respecto?
"Muchas gracias", es lo primero que se me ocurre...estas canciones llevan con nosotros un tiempo ya y, en ese periodo, hemos tenido la suerte de poder trabajarlas bastante hasta dar, a nuestro criterio, con la tecla de cada una.
También tuvimos la inmensa fortuna de haber grabado con Paco Loco, quién dio un último y gran empujón a nuestras ideas.

¿Por qué habéis titulado El Murmullo? ¿Podéis contarnos alguna anécdota durante la grabación del disco?
No decidimos el nombre hasta tener ya el disco grabado. Nos pasó lo mismo con el primero y eso es porque en ambas ocasiones juntamos canciones hasta que tuvimos un álbum. No había un concepto detrás. "El Murmullo" era el nombre original de una de las canciones del disco, "Entre los Sicomoros", y en algún momento, se lo apropió el disco. Y creemos que resulta apropiado porque, al final, el sentimiento general tiene ese aire sosegado y reflexivo que uno asocia a las conversaciones "sotto voce"...


Vuestras canciones tienen una calidad extraordinaria y un sonido muy personal, cómo habéis conseguido ese sonido tan característico? ¿Os habéis planteado cantar en inglés?
En inglés ya cantábamos al principio, otra de esas decisiones poco meditadas...era un inglés "de aquella manera". Es algo que no volveremos a hacer, salvo para alguna versión, quizá. Con respecto a nuestro sonido, muchas gracias de nuevo, pero yo creo que estamos aún inmersos en su búsqueda, aunque creo que vamos en buena dirección. Desde luego, de cara al tercer disco es una de las cuestiones sobre la mesa, tratar de perfilarlo más. Lo que salga es aún una incógnita.

¿Cuáles son vuestras expectativas en vuestro disco El Murmullo? ¿Qué tal está siendo la acogido por parte del público? ¿Tenéis ya alguna referencia?
Nosotros queríamos hacer un disco del que enorgullecernos y controlar su desarrollo lo máximo posible...al ver esto satisfecho, las expectativas ya estaban cumplidas, el resto sólo ha sumado. Hemos podido comprobar que el disco ha llegado más y más profundamente a mucha gente que el primero y la crítica ha sido muy benevolente en general, cosa que nos complace mucho.


¿Cuáles son los planes de Templeton para lo que queda de 2012 y primeros de 2013?. Suponemos que girar el disco por salas y festivales, ¿pero algo que podías adelantarnos? ¿Eventos importantes?
Tenemos algunos conciertos de aquí al fin del mund...del año. Hemos estado en algunos de los festivales de más recorrido y en otros más modestos, de cara al otoño aún nos queda alguno como el Deleste, en Valencia y media docena de conciertos en sitios donde aún no hemos tocado, como Segovia. El 2013 es un misterio, probablemente nos pille ya pensando en el tercer disco.

¿Creéis que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
El futuro del músico es muy simple: seguir haciendo música. Música que seguirá existiendo a pesar de desembarazarse de este modelo que ya se acaba. El mundo ha cambiado tanto en quince años que la música no podía ser ajena. No somos adivinos ni analistas, así que no te puedo hacer una predicción de cómo será el nuevo panorama, pero sí creo que la música va a desprenderse bastante de la palabra "negocio", o al menos como se entendía hasta ahora. Habrá nuevas maneras de financiarse y poder llegar al público, seguro. En cuanto a la gran difusión que permite la era digital, ya es un hecho consumado y evidente desde hace tiempo.


Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Claro, era la alternativa lógica al desplome de la venta de discos. Una oferta alta de conciertos sólo puede traer cosas buenas, la competencia es lo que hace germinar y florecer. Veremos ahora con el aumento del IVA y el fin de la política de subvenciones qué pasa...sería una pena que se desmantelara la red de directos que tanto ha costado tejer.

¿Cuál ha sido vuestro mejor momento/recuerdo en la música?
Los mejores momentos seguramente sean aquellos que sólo nosotros vivimos y podemos entender, en algún hotel, alguna tarde en el local...La presentación de El Murmullo fue un gran momento, tocar en el Primavera Sound o en el Sonorama estuvo genial, las semanas de grabación en Pamplona y Cádiz...la verdad es que somos muy afortunados.


Templeton - Los días (2012)


MISCELÁNEA

¿Podríais decirnos…

...un libro?:
Un cómic, Los invisibles (1994-2000) de Grant Morrison.

...una película?:
Garganta Profunda (1972) de Gerard Damiano.

...una canción?:
The Dolphins (1966) de Fred Neil.

...un álbum?:
Un Dígito Binario Dudoso (2012) de Hidrogenesse.

...un grupo o solista?:
Betacam.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo y enhorabuena por vuestro disco. Es genial.
Gracias a ti, nos alegra que lo hayas disfrutado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada