eNTRaDaS PaRa La HiSTeRia

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Víctor Correa Vocal Quartet - Wind & Song (2012). Entrevista a Víctor Correa


EL ARTISTA

Después de un breve paso por el conservatorio, Víctor Correa comienza a estudiar  improvisación y Big-Band  con Bob Sands,  batería con Yayo Morales, y piano con Tony Heimer y Adolfo Delgado en la “Escuela de Múscia Creativa de Madrid”.
Tomó clases privadas de composición y arreglos con Miguel Blanco también en Madrid.

Se trasladó a Barcelona, donde ingresé en la ESMUC y se tituló en trombón jazz estudiando con Gorka Benítez, Raúl García (trombón tenor y bajo), Joan Monné, Eladio Reinón, Mathew Simon, Lluis Vidal, etc.
Asistió a masterclasses de Juan Mungia, Leon Parker, Perico Sambeat, Phill Woods, Paquito de Rivera, Adrian Mears, Chris Cheek, Slide Hampton, Chris Kase, Leon Parker, Miguel Rivera, Conrad Herwig, Joseph AlessiMichel Becquet, Hein Van de Gein, Miguel Zenón, Bruce Barth, etc.

Consiguió una beca para estudiar en  New York y acudo regularmente a clases con Luis Bonilla, asisto a una clase con Jeff Ballard y Hal Crook.
Gracias al programa ERASMUS viajó a Rotterdam donde estudio con Ilja Reijngoud y Bart Van Lier y composición con Paul Van Brugge.
De vuelta a España es contratado como profesor de trombón jazz en el conservatorio superior del Liceu.

Víctor Correa Vocal Quartet - Wind & Song (2012)


LA ENTREVISTA

Víctor Correa empezó su carrera musical muy joven, apenas siendo un niño. ¿Por qué eliges el trombón y no otro instrumento musical?
Comienzo imitando las canciones que mi madre cantaba en casa lo cual le lleva a pensar que tengo algún tipo de aptitud en al campo musical.
El único maestro conocido en aquel momento en Arévalo (Pueblo en el que se desarrolla la acción) era Goyo, relojero y joyero con una trastienda dedicada a la música que es quien me inicia en este mundo de manos de un teclado Bomtempi.
El trombón en  realidad no lo elijo, cuando acudo al único sitio donde se desarrollaba una actividad musical en grupo en el pueblo en el que vivía  necesitaban trombones y fue la opción que me dieron, como todo niño cualquier cosa nueva me hacía ilusión y con el tiempo aprendí  a amar a mi instrumento y mucho más adelante a respetarlo

¿Cómo te defines dentro del variado mundo del Jazz?
Les digo a mis alumnos que soy un tuerto en un país de ciegos, el trombón en éste país y especialmente en el jazz no ha sido un instrumento afortunado en cuanto que no sobran los grandes intérpretes, fue muy difícil encontrar referentes a los que imitar, no me considero un gran trombonista, como mucho un buen pedagogo, pero ante la escasez de “competencia” me he ido convirtiendo en un músico con mucha suerte que vive de la música, algo que en estos días es extremadamente complicado, si buscamos buenos trombonistas se me ocurren pocos, pero los hay:
Carlos Martin, Toni Belenguer, Norma Hoghe....sin un orden concreto.


¿Qué vamos a encontrar en vuestro último disco Wind & Song (2012)? ¿En qué te inspiras para componer? ¿Cómo trabajas las canciones con el grupo?
En éste disco he hecho algo que tenía ganas de hacer, quería cantar y lo he hecho pero como sabía que estoy limitado, por desconocimiento de la técnica vocal, decidí hacerlo con una buena amiga Mayte Alguacil (que canta como una diosa) y con dos buenos amigos Txema y Pep.
En el mundo del jazz parece que no haces nada si no innovas, experimentas o estás en la vanguardia, a mi me gustan las canciones, también me gustan las vanguardias y la experimentación pero ya había hecho dos discos con ese espíritu y como los discos los produzco yo mismo me doy el lujo de hacer lo que me apetece, aunque en determinados contextos no parezca venir muy a cuento.
En éste disco no he compuesto nada, son todo versiones de diferentes “Standards” no me llamaría a mi mismo compositor, tengo demasiado respeto a esa profesión.
Las canciones las hemos trabajado entre todos, tengo la suerte de contar con amigos que son increibles músicos y con los que es muy fácil montar un repertorio interesante

¿Por qué has titulado Wind & Song (2012) a vuestro último disco?
Es un guiño a uno de mis maestros en la distancia, un hombre al que admiro aunque nunca conocí y nunca vi, Arnold Jacobs, (tuba solista de la sinfónica de Chicago durante muchísimos años)  el más respetado pedagogo en el mundo del metal.
También es un pequeño juego de palabras Viento (trombón) y Canción (voz).


¿Qué respuesta tiene del público en tus conciertos y espectáculos? ¿Qué haces para tu promoción? ¿Si yo quisiera una copia de tu disco cómo podría hacerme con ella?
Por ahora hemos hecho pocos conciertos, cuando tuve la idea de montar este proyecto montamos un pequeña gira y la acogida fue bastante buena, ahora con el disco editado espero que haya más conciertos y más gente escuchándolos.
La promoción es básicamente inexistente, si buscas en internet encontraras mi web donde puedes enterarte de algunas cosas, pero poco más, no contamos con el respaldo de la industria, no somos rentables.
De cualquier manera me gusta hacer las cosas a mi manera y no me gusta nada depender de terceros así que arriesgándome a no llegar a todo el público que quisiera prefiero hacer las cosas yo mismo, alguna ayuda tengo pero siempre amigos de manera desinteresada, así que todo va despacio.
El disco en breve estará en algunos establecimientos (no sé exactamente cuales pero imagino que los habituales) también se puede adquirir en mi web: www.victorcorrea.info.

¿Cuáles son los planes de Víctor Correa para lo que queda de 2012 y primeros de 2013? Suponemos que seguir de gira por salas y festivales, ¿pero algo que puedas adelantarnos? ¿Eventos importantes? ¿Giras por el extranjero?
Es curioso pero cuando acabo un disco es como si algo muriera y la ilusión y la energía    disminuyen así que normalmente lo que hago es pensar en algo nuevo para hacer en un plazo de no más de dos años y esta vez lo he encontrado rápido,  estoy haciendo unos arreglos de jóvenes músicos (y estos si compositores) para un noneto de jóvenes promesas que presentaré en la sala Jamboree en Abril.
Las giras por el extranjero acabaron hace tiempo.....


¿Crees que el mundo digital va a acabar con el mundo de la música tal y como lo conocemos hoy? ¿Cuál es el futuro del músico?
El mundo digital acabará con la tan abundante basura musical  y me alegro por ello.
El futuro del músico como en toda la historia de la humanidad sigue siendo incierto pero somos una de las pocas profesiones que resistimos los ataques por la pasión con la que vivimos este arte.

Viendo el panorama del fin de semana en cada ciudad, con una grandísima oferta de conciertos, ¿es cierto que parece que hay una nueva era dorada de los directos?
Bueno, las salas pagan la mitad que hace 15 años (en términos absolutos no relativos), las normativas municipales en cuanto a ruido nos colocan en la cuasi-delincuencia, en algunos sitios está prohibido tocar en al calle mientras que no pasa nada si el equipo de futbol gana y todo el mundo sale a quemar contenedores.....
Permíteme que dude de esa época dorada lo que sí pasa es que algo hemos hecho bien porque cada vez hay más músicos y de mejor calidad.


¿Cuál ha sido tu mejor momento/recuerdo en la música?
Juan Ruiz el dueño de un mítico café en Lavapiés -y un gran amigo- con lágrimas en los ojos después de uno de nuestros conciertos.

¿Qué destacarías dentro del panorama nacional e internacional?
El pop es igual en todos los sitios, ya no hay nada nuevo en la música comercial se ha globalizado la música todo es igual, pero para peor.

¿Creéis que el jazz, el soul y el blues vuelven a estar de moda?
No lo sé pero espero que sí.

Victor Correa Vocal Quartet - Taking a chance on love (2012)


MISCELÁNEA

Podrías decirnos...

...un libro?:
Cualquiera de Bukowski.

...una película?:
El padrino (1972) de Francis Ford Coppola.

...una canción?: 
Taking a Chance on Love (2004) de Jane Monheit.

...un álbum?:
Crescent (1964) de Coltrane.

...un grupo o solista?:
Dexter Gordon.

Muchísimas gracias por tu tiempo y encantado de hablar contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada